Con un pan tras la rejas

Arturo María Quintana está imputado por su actividad de inteligencia y operativa desplegada desde sus funciones en el Batallón de Comunicaciones Nº1 durante la dictadura cívica militar en el marco de la causa Armada. Una trabajadora social del Patronato de Liberados lo vio ingresar al domicilio donde cumplía arresto tras ir a una panadería.

El dr. Abel Córdoba había solicitado al juez Tentoni el miércoles pasado la revocación de la detención domiciliaria dispuesta en beneficio del capitán de navío retirado en febrero por el juez ad hoc con la oposición del fiscal. Ante la apelación del representante del Ministerio Público iba a desarrollarse una audiencia ante la Cámara Federal el 6 de agosto.

El 5 de julio el patronato de liberados de Bahía Blanca, a cargo de la supervisión de la detención domiciliaria de Arturo Quintana informó al juez que el imputado había sido encontrado en la calle por una trabajadora social, quien lo divisó también ingresando a su domicilio, tras ir hasta una panadería.

El magistrado dio intervención a la Unidad Fiscal que solicitó la revocación de la medida por haberse vulnerado las condiciones impuestas por el poder judicial. En esa ocasión, Córdoba puso de resalto la gravedad para el proceso penal de supeditar el cumplimiento de la detención a la sola voluntad del imputado y lo inadecuado que resulta la detención domiciliaria para los acusados por crímenes de lesa humanidad sobre los que pesan las más graves acusaciones y están detenidos con las más leves condiciones, llegando a configurarse una detención voluntaria.

Este lunes la trabajadora social del Patronato de Liberados ratificó ante el juez que vio al imputado circular libremente por la calle y que al verla y ella llamarlo, Quintana intentó evadirla. Al ser alcanzado por la funcionaria el imputado le manifestó que había salido a una panadería. El juez Tentoni resolvió tras esa ratificación revocar la detención domiciliaria del marino en tanto que la Fiscalía reiteró su pedido de revocación de la detención domiciliaria.

En horas de la tarde, Quintana fue detenido por personal de la Policía Federal Argentina. Será luego trasladado a la Unidad Carcelaria Nº19 de Saavedra.

La imputación que pesa sobre Arturo María Quintana en el marco del expediente por investigación de crímenes de Lesa Humanidad es:  “haber formado parte del plan criminal -clandestino e ilegal- implementado para secuestrar, torturar, asesinar y producir la desaparición de personas, utilizando la estructura orgánica de la Armada Argentina, habida cuenta los elementos arrimados a esta causa y teniendo en mira a la sentencia dictada en causa 13/84 en la Cámara Federal de la ciudad de Buenos Aires, seguida a los ex comandantes, conforme la detallada descripción que se efectuara del Terrorismo de Estado en la misma.

 En particular, se le imputa prima facie coautoría mediata, consumada con la actividad de inteligencia y operativa desplegada desde sus funciones en el Batallón de Comunicaciones Nº1 (Unidad de Tareas de la Fuerza de Tareas Nº2).

Según su Legajo de Servicios, con el cargo de teniente de navío de IM desde el 4 de febrero de 1976 al 31 de diciembre de 1977 se desempeñó como Segundo Comandante del Batallón de Comunicaciones Nº1, continuando con el grado de capitán de corbeta en el mismo destino desde la última fecha indicada hasta el 15 de febrero de 1978, donde fue trasladado hasta el 11 de abril de 1979 a la Fuerza de IM Nº1 como Jefe de la Agrupación Comando y Servicios y Jefe de la Estación Secundaria Río Gallegos.

Los hechos incluidos en el requerimiento del Ministerio Público Fiscal local contemplan los secuestros y aplicaciones de tormentos de las siguientes víctimas: Rodolfo Pazos de Aldekoa, Rodolfo Canini Regoli, Edgardo Carracedo, Ramón De Dios, Hugo Mario Giorno, Néstor Alberto Giorno, Jorge Osvaldo Izarra, Rubén Adolfo Jara, Aedo Héctor Juárez, Norman Oscar Ochoa, Aníbal Héctor Perpetua, Graciela Susana Sebeca, Raúl Spadini, Crisólogo Segundo Alfaro, Orlando Apud, Raúl Barbe, Alberto Marcelo Barragán, Roberto Aurelio Buscazzo, Miguel Ángel Chisu, Argimiro Eduardo Dodero, Héctor Ramón Duck, Juan Antonio Fernández, Raúl Florido, Miguel Ángel Fuxman, Héctor Alfredo Mansilla, Aníbal Marziani, Osvaldo Néstor Montero, Roberto Mario Moro, Alfredo Ismael Olmedo, Aman Petit, Emiliano Osores, Raúl Wilfredo Palmucci, Edgardo Ponce, Ernesto Reynafé, Ernesto de Luján Reynafé, Ramón Oscar Reynafé, Modesto Vázquez, Diana Miriam Fernández, Miguel Antonio Ginder, Diana Silvia Diez, Eduardo Eraldo, María Josefina Errazu, Patricia Magdalena Gastaldi, Héctor Ernesto Larrea, Silvia Haydée Larrea, Sergio Maida, Martha Mantovani de Montovani, Liliana Toiberman, y Dina Cornago.

Asismismo se lo acusa de haber producido en el mismo carácter de coautor mediato el secuestro, aplicaciones de tormentos, y muerte de: Laura Susana Martinelli. Haber producido en el mismo carácter de coautor mediato los secuestros, aplicaciones de tormentos, muerte y eliminación del cuerpo de: Guillermo Aníbal Aguilar, Gerardo Víctor Carcedo, Daniel Osvaldo Carrá, Jorge Eleodoro Del Río, Norberto Eduardo Eraldo, Néstor Rubén Grill, Carlos Alberto Oliva, Cora María Pioli, Bartolomé Horacio Russin; María Beatriz Loperena; Carlos Rivada; Helvio Alcides Mellino; Leonel Eduardo Saubiette.

About these ads

Un comentario en “Con un pan tras la rejas

  1. Pingback: Quintana el Gracioso | Juicio V Cuerpo Ejército Bahía Blanca

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s