El abogado agitador

Antes de finalizar el primer tramo de la quinta audiencia en el juicio por crímenes de lesa humanidad, este mediodía se produjo un extenso debate donde los abogados defensores realizaron una serie de planteos al Tribunal respecto a la salud y la comodidad de los genocidas que representan.

Uno de ellos estuvo relacionado a la “incomodidad” del aula Magna de la UNS, sede del debate, donde algunos integrantes de la defensa se sintieron “menoscabados” al estar los jueces en el escenario y los hombres de derecho al servicio de los criminales más de un metro abajo.

Por eso, aprovecharon el escaso público que ingresó a la audiencia para pedir el traslado de los debates a la sede original del TOF de calle Chiclana al 400. Lo que fue denegado por el presidente del Tribunal que aceptó analizar otro ordenamiento de la escena.

Por otra parte, los defensores insistieron en el pedido de controles regulares sobre el estado de salud de sus defendidos para quienes exigieron la prisión domiciliaria ante un supuesto “hacinamiento” en la cárcel de Villa Floresta.

En ese sentido, el ex integrante del Destacamento de Inteligencia 181 y responsable de las “actividades sicológicas secretas”, Jorge Granada, en un arrebato de solidaridad y camaradería tomó la palabra para decir que si bien él no tenía inconvenientes, sus compañeros no logran organizarse para no sufrir el uso de dos baños para 17 internos en la Unidad Penal 4, ecuación que seguramente sea más beneficioso que el de la mayoría de los presos del país.

Casualmente o no, de esta quejosa audiencia participa por segunda vez el abogado estrella de “presos políticos”, Eduardo San Emetério. Su presentación al público bahiense fue en la segunda jornada de la que se despidió intentando arrancar una bandera de la Comisión de Apoyo a los Juicios colgada en el vallado de acceso a la UNS. A esta provocación sumó una serie de gestos poco felices para con algunas compañeras y familiares.

El hombre fue el que intentó sin suerte prohibir el uso del pañuelo a las Madres de Viedma en las audiencias del juicio comenzado hace algunas semanas y es el que trae caramelos a sus colegas e intenta mantener en alto la moral de los represores enjuiciados.

Anuncios

One thought on “El abogado agitador

  1. Estuve leyendo por ahí que este “buen” hombre trabajó como chofer del Gral. Otto Paladino, el jefe del C.C.D. Automotores Orletti y que a fines del 76 ingresó al grupo de tareas 4, que dependía del Servicio de Informaciones de la Fuerza Aérea. El GT4 fue responsable de numerosos secuestros y asesinatos, además de actuar sobre un circuito que comprendía unos 20 centros clandestinos de detención.
    Un tipo macanudo no?
    Algún día lo vamos a ver en el banquillo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s