Confrontando el pasado

Antes de cerrar el 2011 el titular de la Unidad de Asistencia para causa por violaciones a los Derechos Humanos, dr. Abel Córdoba, dialogó con FM De la Calle sobre lo escuchado durante el semestre pasado en las audiencias del histórico primer juicio por crímenes de lesa humanidad en Bahía Blanca.

Ofrecemos aquí la desgrabación de un fragmento de la entrevista que puede escucharse completa en la emisión 27 de El Juicio desde la Calle.

-¿En las declaraciones del debate oral se demuestra lo escuchado en la instrucción o hay además aspectos novedosos?

La hipótesis con que se inicia este juicio está siendo comprobada casi en su totalidad, aún cuando faltan testigos y todavía resta evaluar la documentación agregada.

Cada uno de los casos que se han tratado entendemos que ya se han probado y asimismo la responsabilidad de los acusados. En la totalidad de los casos ha habido referencias a que había un seguimiento de la actividad por parte de Inteligencia, se ha comprobado también que no se trataba de decisiones personales o que podrían ser catalogadas como excesos de una función legal sino que era una actuación institucional que abarcaba como tal a los máximos órganos militares o unidades con asiento en Bahía Blanca.

Esto es importante porque algunos de los acusados integraban el Comando V Cuerpo de Ejército y su Estado Mayor. Asimismo, la actuación personal de los encargados de secuestrar a personas de Viedma y luego trasladarlos a La Escuelita, han sido al cabo de los testimonios, identificados incluso en la misma audiencia. Lo cual corrobora también la actuación personal de algunos de los acusados que fue también parte de la hipótesis.

Lo propio pasa con la cárcel que era un aspecto que por allí en quien no conoce el tema puede parecer que era el lugar donde la legalidad imperaba. Testigos han dado cuenta allí de interrogatorios encapuchados; de víctimas que eran sacadas de la cárcel, torturadas y traídas nuevamente a ese ámbito; las condiciones en que ingresaban las víctimas; e incluso escenas terroríficas como la de uno de los directores que están siendo juzgados en este juicio colocándole un arma larga a uno de los detenidos en la cabeza amenazándolo de muerte y atormentándolo de ese modo.

Es decir, hay una serie de circunstancias que se van teniendo por probadas, si bien faltan todavía las diversas facetas de la imputación.

Batallón de Comunicaciones 181

-Hay algo que tal vez por una función geográfica o de sede se suele confundir que son los roles que cumplían el Batallón de Comunicaciones 181 y el Comando V Cuerpo de Ejército, ¿cuál es la diferencia?

Aquí en Bahía Blanca hay dos unidades militares diferenciadas que funcionan de un modo relacionado pero autónomo. Por un lado el Batallón de Comunicaciones 181 al que se ingresa por calle Cuyo donde los jefes del año 76 y 77 están siendo juzgados -uno de ellos murió durante el juzgamiento que es Tauber, el otro es Mansueto-. Allí era una de las coordinaciones tanto con el centro clandestino como con la cárcel.

El Estado Mayor de ese Batallón ha sido elevado a juicio, no integra este juzgamiento, pero también ha sido acusado.

Por otro lado, sobre el camino La Carrindanga, quizás la unidad más visible para la población es el Comando V Cuerpo de Ejército. La estructura del Ejército de toda la Patagonia tiene sede, su cúspide, aquí en Bahía Blanca donde está el comandante de todo el cuerpo de ejército, su Estado Mayor, del cual dependen diferentes unidades.

Del Comando V Cuerpo de Ejército que está en calle Florida depende no solo el Batallón de Comunicaciones que está al lado sino también la Brigada de Montaña que está en Neuquén, unidades de Río Negro, de Esquel, de Chubut, de Santa Cruz, en fin, esa es la unidad V Cuerpo de Ejército cuyos oficiales están siendo juzgados en este juicio oral.

– ¿La responsabilidad sobre el centro clandestino de detención La Escuelita pasaba por ambos?

Esa ha sido una circunstancia debatida en la instrucción y ahora en juicio seguramente también. La Fiscalía entiende que el Batallón de Comunicaciones intervenía a través de sus diversos elementos, su logística, intervenía en la totalidad de casos y por sobre el Batallón intervenía la inteligencia y la logística y operaciones del Comando V Cuerpo de Ejército además del Destacamento de Inteligencia.

Por lo tanto entendemos que esta estructuración jerárquica es lo que lleva a que haya una responsabilidad compartida, una responsabilidad funcional. Si bien cada unidad tenía su organización ha sido recurrente la manifestación de víctimas que eran sacadas de su cautiverio en La Escuelita, arrojadas atrás del cementerio en algún baldío, luego llevadas al Batallón y eso no podía ser adoptado sin una supervisión, sin una participación, sin un involucramiento de las autoridades del Comando V Cuerpo de Ejército y luego de ahí derivadas a la cárcel por ejemplo.

Esto da una división funcional en el rol represivo coordinado y obviamente subordinado el Batallón al Comando. Pero esa subordinación entre dos unidades de ningún modo implica el apartamiento de lo que fue la responsabilidad por la represión.

-¿Cuál era la función del Destacamento de Inteligencia que funcionaba en calle Chiclana?

Bueno, la propia actividad de Inteligencia es lo que hace que no sea muchas veces manifiesta si bien en el caso de algunos suboficiales que interrogaban en el centro clandestino luego atendían familiares o se infiltraban o directamente se relacionaban sin encubrirse con familiares.

En esos casos es muy sencillo hacer la relación, es el caso quizás de Cruciani que era una persona que estaba presente en muchos relatos de sobrevivientes, familiares, y luego aparecía en iglesias donde las víctimas eran buscadas o tenían alguna participación social.

El resto de la actividad de Inteligencia es por definición clandestina. En esos momentos tenía por fin detectar blancos futuros con lo cual entiendo que buena parte de esa prueba más allá de lo que se va produciendo en el debate está dada por la documentación.

En la causa obran innumerable cantidad de documentos secuestrados en la Policía Bonaerense con la intervención de Arslanian en el año 98 que está en la Comisión por la Memoria y también documentación entregada por Prefectura Naval Argentina a la Fiscalía en el año 2002 o 2003.

Esa documentación obra en el expediente con lo cual allí se comprueba el seguimiento absoluto y cómo se encadenaban los hechos. El secuestro y la tortura de una persona originaba luego el secuestro de otra en días siguientes o cómo el interrogatorio a una persona estaba dirigido directamente a secuestrar a otra; y muchas veces el relato de los hechos desde adentro, desde sus protagonistas o circunstancias que por allí fueron luego conocidas como la asignación de alias que hablaba de una infiltración importante y una tarea propia de los departamentos o destacamentos de Inteligencia.

-¿Qué responsabilidades surgen de civiles?

En ese sentido sí ha sido novedosa la mención a que Jorge Mayer, quien fue obispo de la ciudad, iba al centro clandestino de detención. Lo mismo respecto de un capellán.

Si bien eran elementos que estaban dentro de las hipótesis posibles por el rol que venían teniendo y que es comprobado desde el inicio a partir de la primera mención que haya hecho una madre que haya ido a hablar con ellos, era sabido su compromiso con estos hechos.

Mayer ejemplo del Bicentenario (Diario Crónica)

Las menciones han sido muy claras. También respecto de médicos.

En ese sentido fue muy esclarecedor el testimonio del dr. Alberto Taranto que señaló claramente cuál era la asignación de roles médicos para atender el centro clandestino de detención o los requerimientos de los torturadores o guardias en ese caso.

Por otro lado, también ha sido recurrente la mención a secretarios del juzgado federal y al propio juez Madueño. En ese sentido es muy clara y habrá que ver si no surgen otro tipo de responsabilidades que más allá de lo que pueda llegar a originarse en el plano legal tienen una importancia en lo que es la reconstrucción histórica de lo ocurrido.

Un testigo manifestó que empresarios de la ciudad iban a hablar con el entonces general Vilas para solucionar algún problema gremial con la intervención de las fuerzas armadas. Son aspectos que quizás podrán ser desarrollados por historiadores o periodistas pero que el juicio va permitiendo que vayan aflorando.

-Respecto a los medios de comunicación su rol ha quedado en evidencia sobre todo en el caso de La Nueva Provincia ¿actuaba el diario solo?

La mayor cantidad de menciones y documentación centra la actividad en lo que ha sido el órgano más fuerte y a la vez creo que tiene que ver con que la gráfica queda documentada. Quizás el repaso por todas las cintas de video, lo que han sido las emisiones de televisión o de radio den cuenta de un compromiso similar pero lo cierto es que lo que está documentado es la actuación y la decisión de las autoridades del diario de respaldar y de sumarse a estos hechos desde un rol colateral pero importante de difusión.

-¿Hubo nuevas pruebas sobre los nacimientos en cautiverio?

No, es difícil que ocurra porque en cada uno de los casos en la instrucción ya se trató de incorporar a estos hechos. Entiendo que si surge algo es más probable que sea en la instrucción que es donde estamos más activos en la búsqueda de nuevos elementos que después traemos a juicio.

Con lo cual lamentablemente en ese aspecto que es de los más dolorosos y de los pendientes que podrían originar o derivar en algún tipo de reparación hacia las víctimas que siguen padeciendo esas desapariciones y esos ocultamientos, no ha habido avance.

-¿Desde lo personal crees que la repercusión del juicio afuera de la sala cumple las expectativas?

Me conformaría si la sentencia da cuenta de estos elementos que hemos repasado. Judicialmente el objetivo estaría cumplido. Formulamos hipótesis de que determinadas personas fueron responsables de determinados hechos, ahora en la oportunidad de comprobar eso con testigos, documentos, peritajes y demás, se está realizando y la expectativa es que la sentencia contemple estos elementos.

Lo que pase de allí en más depende de cada factor y en ese sentido igualmente el juicio y la sentencia dará la ocasión para hacer otras revisiones en otros ámbitos como el gremial, el político, universitario o periodístico. Eso se jugará en cada uno de esos ámbitos pero está claro que es por demás relevante que el punto de partida sea el poder judicial a través de la actuación de sus órganos democráticos.

Entiendo que la puesta en marcha y desarrollo del juicio oral va a implicar cambios, de hecho van a declarar unas 400 personas y las que van declarando se llevan una impresión de lo que ocurre más el público que ha venido. Eso va a tener un efecto positivo sobre algunas cuestiones que no casualmente hay interés en dejar en la oscuridad y en el olvido. Esa tarea se está desarrollando continuamente.

-En la Universidad del Sur ha servido para motorizar unas cuantas discusiones…

Exactamente, en ese sentido las repercusiones que ha tenido el juicio oral son favorables porque las confrontaciones con este pasado todavía están pendientes en muchos de esos ámbitos.

Anuncios

2 thoughts on “Confrontando el pasado

  1. Disiento-con todo respeto y con la alta valoración que tengo de su trabajo- Señor Fiscal con la ponderación positiva que se le asigna al testimonio del Dr. Taranto. Resulta que este colaborador estaba haciendo Turismo Aventura montado en un corcel en torno a “La Escuelita” y !vaya casualidad¡…pudo observar con detenimiento como era el sitio que pudo describir en detalle sin haber estado NUNCA-a estar por su testimonio-dentro de él; Y, en esas cosas que permiten inducir a anudar complicidades, en una de esas cabalgatas encontró al Monseñor. Perez Esquivel , inducido por quien le bajó letra irresponsablemente desde Bahía Blanca, lo mencionó y tuvo que retractarse en el juicio que Taranto le promovio. Yo en mi testimonio descarté a Mariné a Streich y a Adalberti…no eran ni sus manos ni sus portes ni sus voces. Las manos y la voz y la destreza permanecen en mi memoria. Por ello creo que todo no está dicho. Y que puede haber algún soldado de aquellos tiempos-cuyos datos suministré a la Dra. Fernandez Avello -que puedan decir algo que posibilite demostrar que hay otras verdades que ameritan ser consideradas. Con mis disculpas Señor Fiscal…. es -lo que digo-. lo que preserva mi existencia en esta tierra.

    Me gusta

  2. Si la moderación implica hacerle saber a las victimas que deben ajustar sus testimonios a un grillete de “lo estipulado y permitido” …he perdido mi tiempo. No admito que nadie, absolutamente nadie, limite mis dichos. Aparentemente me he excedido en los códigos que Uds. utilizan. Vayan a abrazarse con Taranto, quien les contará como-en esos tiempos de inexistencia de derechos- el hizo posible delimitar y establecer roles y responsabilidades y -hasta tenia tiempo de hacer Turismo Aventura en torno de “La Escuelita”..para descubrir al Monseñor. Yo-cuando una noche salíamos hacia la muerte y /o la libertad, cuando pasamos el primer retén …cuando quienes nos “trasladaban” no habían hecho las señales de luces corrieron y corrimos el riesgo de ser acribillados….por eso es vulnerable la declaracion de Taranto. Era “La Escuelita”….en su entorno no se cabalgaba haciendo Turismo Aventura. Y hay inclemencias que lo pueden alcanzar. No tiene un bill de inmunidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s