Archivo Dipba y caso Partnoy

Desde la Comisión Provincial por la Memoria llegó esta semana para declarar en el juicio Claudia Bellingeri. Su presentación se basó en la documentación de la ex Dirección Inteligencia de la Policía de la provincia de Buenos Aires aportada por el organismo de derechos humanos como prueba en la causa.

La perito explicó este miércoles que con el golpe los blancos a perseguir se unificaron bajo el rótulo de “subversivos” y calificó a la comunidad informativa como “un encuentro de trabajo, no orgánico, sin estructura”.

“No está dentro de los esquemas de Ejército. Sí están sus agencias, la comunidad es el encuentro de las agencias, se puede producir a nivel nacional o local. Se reúnen para compartir la información”. La comunidad regional y local operaban en el territorio.

Sobre lo actuado en nuestro territorio, Bellingeri destacó un legajo de 1975 que da cuenta de una convocatoria del jefe del Destacamento de Inteligencia 181 a las autoridades de las áreas de inteligencia de las fuerzas armadas y de seguridad “para combinar acciones en el territorio”.

“Es muy interesante que fue localizado, es el legajo 5539. Este da cuenta de la manera de actuar en el territorio. Juan Trujillo era representante de la Dipba en Bahía y se hizo en septiembre del ’75 en el Comando de Operaciones de la Policía Regional V. Fue convocada por Almada, jefe del 181”, aseguró.

Llegaron a varios, entre ellos, la difusión de los procedimientos a toda la comunidad en las doce horas posteriores; la asistencia a los interrogatorios de “personas subversivas” y la constitución de un grupo de trabajo para realizar conclusiones.

(En la emisión de EL JUICIO DESDE LA CALLE 35 del viernes pasado puede escucharse la entrevista con Claudia Bellingeri).

Buscando a Alicia

"Tiempo de Justicia" de Raquel Partnoy.

Desde la embajada argentina en Washington via videoconferencia Raquel Partnoy relató sus recuerdos sobre el secuestro de su hija Alicia y su yerno Carlos Sanabria y la recuperación de su nieta Ruth que en 1977 tenía un año y medio.

“Nos llaman, el teléfono estaba pinchado, muchas veces quería hacer llamadas y me contestaban del Ejército. Después de tres largos meses me llaman del Ejército, del Comando, para decirnos que a Alicia la iban a transferir a la cárcel, pero que teníamos que esperar. Eso nos causó más pánico porque no sabíamos qué pasaba con ella”, dijo.

Luego les pidieron que buscaran sus pertenencias en el Comando. “Ahí fuimos con mi esposo, por eso dije que conocí al mayor Delme, no sé qué grado tendría. Me entregó a mí la cartera de Alicia y una lista donde figuraba, una media de la nena y papeles, algunos papeles. Luego pasaron unas cuantas semanas, casi dos meses, cuando se nos permitió verlos en Villa Floresta a ella y a su esposo. No los reconocí, parecían dos fantasmas. Hasta ese momento pensé que los habían matado. Fueron cinco meses”.

Por su parte, su marido Salomón Partnoy afirmó que pasó por el departamento de Alicia y Carlos en calle Canadá y vio una faja del Ejército que decía clausura. “Evidentemente no sé si con intención de que me dijeran dónde estaba, yo mandé una nota con mi consuegro solicitando que levantaran la clausura para sacar pertenecías de la niña, ropa, un juguete y demás. No quisieron recibir la nota, esa nota está incorporada al expediente”.

Otra de las gestiones que hizo la familia fue intentar sacar a Alicia, Carlos y Ruth del país. Para ello acudieron a las embajadas en Buenos Aires de Dinamarca, Australia, Israel, Estados Unidos y España “siempre tramitando el derecho de opción para el matrimonio y la hija”.

“El lugar que le asignan es Seattle allí los reciben una comunidad religiosa, le dan casa y trabajo. Casi a fin de año, viaja Alicia con su hija y es muy dramático porque en ese interin en la visita carcelaria, no había contacto personal, había un vidrio. Le llamaban locutorio. Ruth no tenía contacto con su madre. Cuando se embarcan me comenta Alicia que Ruth le dice ‘¿vos vas a saber cuidarme a mí?’. Cuando ellos viajan Ruth se encargo de identificar los bultos porque la madre no sabía qué le habíamos preparado”.

“Es un agravio a toda la familia, mi hijo Daniel estaba bajo una crisis nerviosa y luego de algunos años que Alicia estaba en el extranjero como consecuencia de lo vivido el se suicida”, contestó a los jueces Salomón y agregó: “Hemos recibido agravios de todo tipo, cada vez que íbamos a Devoto estaba con sanciones. Siempre había que esperar los horarios de entrada y a veces coincidía que había familiares de presos políticos y comunes. Una vez escuché al guardia decir ‘Bueno, los terroristas a la derecha y los comunes a la izquierda’. Hemos recibido agravios de ese tipo. La familia a cambiado su vida”.

Testimonios por la Verdad

El martes por la tarde no hubo declaraciones testimoniales y el tribunal ordenó continuar con la lectura de un listado con el detalle de la prueba incorporada a la causa.

Desde la defensa oficial con la adhesión de los abogados particulares se solicitó la “exclusión probatoria de las declaraciones testimoniales del Juicio por la Verdad atento la naturaleza no penal de dicho juicio” basados en una resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que reconoció el derecho de las víctimas a reconocer el paradero de sus seres queridos.

Tras un breve debate entre las partes y un cuarto intermedio los jueces recordaron que en la audiencia de la tarde del 24 de agosto de 2011 ante un pedido similar entendieron que el cuestionamiento era extemporáneo. “Fue un planteo que hizo Gutiérrez, de manera que el tribunal va a reiterar lo que decidió oportunamente por no hacer lugar al planteo de la defensa”, sentenció el juez Triputti.

Anuncios

One thought on “Archivo Dipba y caso Partnoy

  1. Saber más de cada una de estas historias, de los 30.001 compañeros detenidos desaparecidos y/o ejecutados y de los miles que debieron marchar al exilio, nos debe servir para reflexionar…..Sus asesinos y verdugos siguen clamando por derechos que en NINGUN CASO les dieron a sus víctimas….Excepto algún “zopapo” o abucheo, producto de condena social, no ha habido un sólo caso de justicia por mano propia….Pero que nadie se confunda NI OLVIDO NI PERDON!!!!!!!!!!!!!!Cárcel común a los genocidas militares, civiles o religiosos responsables y que les quiten sus Pensiones!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s