La Armada contra el fiscal

Compartimos una nota publicada hoy por el sitio web puntaltense El Rosalenio dando cuenta de una respuesta oficial del Estado Mayor de la Armada a las declaraciones del fiscal Abel Córdoba en relación al secuestro de más de cuatro decenas de coches Ford Falcon tras la inspección ocular a la base naval.

La Armada respondió y desmintió al fiscal Córdoba

Ante las declaraciones del Dr. Abel Córdoba publicadas en forma exclusiva por este medio en el día de ayer, desde el Estado Mayor de la Armada solicitaron su derecho a réplica y desmintieron “categóricamente” algunas de sus acusaciones, en el marco del secuestro de los autos Ford Falcon de la Base Naval y las causas por delitos de Lesa Humanidad. Además remarcaron que aspiran a “una sólida formación en valores y enmarcada en la decisiva participación Institucional en el proceso de Memoria, Verdad y Justicia”, asegurando “un apego irrestricto a los pilares democráticos”. El comunicado enviado en forma directa a este medio está firmado por el secretario general de la Armada, contralmirante González Day.

Por primera vez desde que se abrieron las causas para juzgar a los responsables de los delitos de Lesa Humanidad cometidos durante la última dictadura militar en la Base Naval Puerto Belgrano y la Base de Infantería de Marina de Baterías, la Armada Argentina habló sobre el tema en nuestra ciudad.

Lo hizo mediante un comunicado dirigido a El Rosalenio, firmado por el secretario general de la Armada, contralmirante Luis María González Day, calificando como “una injusticia la difusión pública de situaciones no ajustadas a la verdad” en respuesta a algunas de las declaraciones que el fiscal de la causa, Dr. Abel Córdoba, hizo a este medio ayer.

Como primer punto, aclaran que “no es novedad” la existencia de los Falcon porque se usaron hasta el año 2001, fecha en la cual “dando cumplimiento al Decreto PEN Nº 30/2001, se desafectó y se puso en desuso el parque automotor asignado a funcionarios y empleados públicos”.

Según publica el Diario Clarín el 23 de marzo de 2003, edición que citan en este comunicado para demostrar que la existencia de estos autos ya había tomado estado público, estos mismos vehículos iban a ser rematados y el Banco Ciudad frenó ese remate.(Ver abajo el artículo publicado por Clarín).

A partir de esto, el comunicado firmado por González Day destaca que la existencia de los 43 Ford Falcon encontrados en el galpón de la Subjefatura de Intendencia “NO (sic) debe ser tomada hoy como una novedad”, al cabo que afirman que “es incorrecta la aseveración acerca que estos autos ´fueron ocultos y que evadieron al poder judicial en la zona´, cuando de hecho circularon por la vía pública y se reempadronaron, como se aprecia en las patentes ´W´, ´V´ y ´R´”.

Por otra parte, uno de los puntos más destacados del comunicado aparece al referirse a la afirmación vertida por Córdoba ayer, cuando aseguraba que “la Armada ha sido reacia a colaborar con las causas”.

“Esto categóricamente no es cierto, ya que el actual Jefe de Estado Mayor General de la Armada, ha recibido a jueces y fiscales en innumerables oportunidades, abriendo las puertas de la Institución ante todo requerimiento de la justicia”, expresan desde el Estado Mayor y como prueba de muestran extractos de actas judiciales por las cuales al Justicia agradeció a las autoridades este año por la colaboración.

• Acta del 17 de febrero 2012: “… la amplia y generosa colaboración por parte de la Fuerza para cumplir la judicatura con el objeto de esta diligencia”.

• Acta del 2 de marzo 2012: “… dejando expresamente reconocido, la mayor colaboración del Jefe del Estado Mayor de la Armada …. que han satisfecho en tiempo y forma todos y cada uno de los requerimientos del suscripto, sin retaceo ni demora alguna …”.

Además enumeran un tercer punto en su descargo, para referirse a la revisión de las actuaciones, citadas por Córdoba cuando afirmaba que en la década del 90´ “el Comandante Balsa se paró frente a los hechos de la dictadura e hizo una revisión de lo actuado por esa fuerza, pero en el caso de la Armada aún está pendiente”.

“En dos oportunidades, la Armada Argentina efectuó la revisión indicada, una en el 1995 y la segunda, el 3 de marzo de 2004, oportunidad en la cual el Jefe de Estado Mayor reconoció ampliamente los hechos y fue ésta circunstancia la que tuvo una amplia difusión tanto en medios gráficos como radiales, de nivel nacional como internacional”, contestaron desde la Armada.

El comunicado enviado desde el Estado Mayor concluye, en forma textual, con los siguientes dos párrafos:

“La Armada, aspira a que los ciudadanos argentinos que abrazan hoy la vocación militar, así como a aquellos que la abracen mañana, dispongan de una sólida formación en valores y enmarcada en la decisiva participación Institucional en el proceso de Memoria, Verdad y Justicia, bajo el rumbo fijado por el Poder Ejecutivo, en la figura de la Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, con un apego irrestricto a los pilares democráticos y al control civil de las Fuerzas Armadas”.

“Es en este marco que la Institución ve como una injusticia la difusión pública de situaciones no ajustadas a la verdad y que enlutan una fecha tan sentida, en la cual recordamos aquellos actos heroicos que nos legaron ciudadanos argentinos que servían a la Nación como integrantes de nuestras Fuerzas Armadas”.

Anuncios

2 thoughts on “La Armada contra el fiscal

  1. Cuánta suceptibilidad! Pero nunca colaboraron, POR INICIATIVA PROPIA, denunciando o aportando al poder judicial, las pruebas del genocidio. Los lugares de detención y tortura, ellos los conocen, al igual de los medios con que se valieron para desaparecer. Por lo tanto, no lo hicieron los de ayer y tampoco los de hoy, quiénes prontamente se sienten heridos pero no arrepentidos. Las actas de agradecimiento seguramente fueron realizadas por los mismos funcionarios funcionales que más pronto se excusaron que investigaron. A punto tal que los jueces que hoy juzgan tuvieron que buscarse en otra jurisdicción. En consecuencia, esas actas carecen de mérito al igual que las dos reconocimientos de hechos públicos y notorios, pero no de arrepentimientos reales y verdaderos, porque no ha habido cambio cultural al menos entre la gran (sino toda) mayoría de la oficialidad. Por eso la rapidez en desmentir y “aniquilar” al fiscal. Esto nos demuestra que donde puedan, donde tengan la menor de las oportunidades, no van a salir a levantar monumentos ni entregar medallas a los abogados o jueces que ayudaron a lavar la bandera que ensangrentaron los asesinos genocidas
    que se dicen patriotas..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s