No toda Bahía es Gris

El dr. Luis Alberto Cotter recibió el Reconocimiento Ciudadano por la defensa de los derechos humanos durante su gestión en la Cámara Federal de Bahía Blanca. El ex magistrado agradeció que la distinción venga de “un cuerpo electivo que representa a la ciudadanía” y se manifestó “reconfortado anímicamente”.

El proyecto fue presentado por el bloque de Integración Ciudadana y aprobado por unanimidad (IC-FpV-UCR-Unión Pro-Unión Celeste y Blanca). Subraya, entre otros puntos de la trayectoria de Cotter como camarista, la declaración de inconstitucionalidad de la Ley de Obediencia Debida y la orden de detención de los máximos jerarcas del genocidio en la región como Azpitarte, Vilas, Catuzzi y Sexton, “a pesar de múltiples presiones militares y retaceo de información por parte del Ministerio de Defensa”.

“Creo que no es Bahía Gris. Creo que se conjugan una serie de colores como el negro, que sabemos dónde radica; el gris, en un sector de la sociedad bahiense que no participa de los acontecimientos pero que tal vez los sienta; y un plano donde es blanco e irradia el sol. Esto es difícil de entenderlo pero quien ha transitado por una serie de circunstancias lo puede afirmar”, dijo en su mensaje al cuerpo y al público presente.

Recordó que en 1984 cuando ingresó a la Cámara Federal se encontró con “el fiel reflejo de la dictadura que habíamos sufrido” donde las mujeres no podían usar pantalones y los hombres debían llevar el cabello recortado.

“Lo que sucedió al poco tiempo es que la Cámara se abocó al conocimiento de las causas militares que estaban siendo sustanciadas en el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y se empezó a desarrollar un trabajo impresionante. Declaraciones que incluso tuvieron repercusión periodística como la de Vilas que duró casi un mes en jornadas de diez horas. Y en esas circunstancias y con el esfuerzo que demandaba, los empleados jamás claudicaron. Al contrario, se disputaban a ver quién escribía a máquina las audiencias”, aseguró sumando argumentos para demostrar que “no toda Bahía es gris, ni toda Bahía es negra sino que hay sectores -como este acto lo demuestra- que realmente escapan a esa calificación”.

Civiles y militares

Cotter calificó de “ejemplar” al veredicto del Tribunal Oral que condenó a 17 genocidas del V Cuerpo de Ejército y advirtió que fue “uno de los más severos de la Argentina”.

“Se condenó a penas gravísimas a la mayoría de los imputados, a prisión perpetua con degradación. Se amplió la investigación a un cura de apellido Vara que lo tengo muy presente de la época de la investigación. Y además algo muy, no digo valioso porque es función de la justicia hacer este tipo de cosas, pero sí muy significativo por ampliar la denuncia al medio periodístico conocido por todos que es La Nueva Provincia”.

Hablando de curas católicos, mencionó la declaración del obispo de Viedma Miguel Hesayne: “Me relató que en una oportunidad salía de la catedral de esta ciudad y fue detenido por una persona que se dio a conocer como el general Catuzzi y le pidió perdón en las escalinatas de la catedral. A lo que Hesayne le respondió que dios no perdona a los asesinos. Ahí terminó la charla. La quería rescatar porque es un valor muy importante para diferenciar lo que es el cura Vara de sectores de la iglesia que realmente son valiosos”.

Relató también la intervención de Hesayne ante la persecución que sufría Eduardo Chironi por parte de la Policía Federal de Viedma y las promesas que le realizó el comisario Vicente Forchetti de respetar las garantías del militante peronista.

“Chironi se presentó, desapareció -porque no se sabía dónde estaba- Hesayne movió cielo y tierra por supuesto y fue hasta el V Cuerpo donde los amenazó que iba a prohibir la entrada a todo militar a su diócesis. Eso provocó que Chironi apareciera con vida. Con vida era un decir, porque cuando Hesayne fue a verlo a la U4 de esta ciudad lo encontró directamente destrozado por la tortura. Por suerte Forchetti fue condenado a prisión perpetua. Tuvo su castigo”.

“Debe modificarse la selección de magistrados”

“Los derechos humanos, que hace años atrás no eran muy conocidos ni por los jueces ni por la población, solamente alguien que los nombraba refería siempre a las garantías individuales. Ese concepto se amplió enormemente. Ya abarca la salud, la vivienda, la educación y por supuesto la vigencia de los derechos individuales. Para que esto sea efectivo cada poder del Estado tiene sus responsabilidades pero también el Poder Judicial”, afirmó.

En ese sentido, subrayó la necesidad de jueces “democráticos, independientes y honestos” aunque “muchas veces, y todos conocemos ejemplos, estas premisas o requisitos no se cumplen en aquellos que componen el Poder Judicial. (…) Eso me lleva a pensar que la selección de los magistrados tiene que modificarse de alguna manera y garantizar que quien sale seleccionado sea la persona apta, idónea, para ejercer una alta magistratura como es ser juez”.

Finalmente reconoció a su compañera -sentada junto a él- que lo soportó “en el insomnio de las noches, en los nervios del día, en el mal carácter y en algunas alegrías” y a otro “compañero en épocas muy difíciles” como fue el ex fiscal Hugo Omar Cañón.

“Quiero reconocer y nombrar, sé que se va a molestar, pero ha sido más que funcionaria, amiga. Me ha acompañado en los Juicios por la Verdad, que eran muy complicados, muy prolongados, declaraciones infernales, que es la dra. Hernández. Hago este reconocimiento porque tengo la obligación de hacerlo. Sé que se va a enojar pero mala suerte”, cerró con un nuevo agradecimiento por “haber dado un espacio muy grande de felicidad a mi vida”.

Transparencia e independencia


El autor del proyecto para distinguir a Cotter, Raúl Woscoff, destacó que las “convicciones democráticas, republicanas y compromiso irrestricto en la defensa de los derechos humanos va a encontrar en su pluma y decisión la posibilidad de concretar la inconstitucionalidad del indulto y de la Ley de Obediencia Debida. Durante su presidencia en la Cámara Federal se va a proceder a la detención de los generales Sexton, Vilas, Catuzzi. Cuando luego el expediente le es solicitado por el tribunal de Casación y luego por la Corte y nunca devuelto”.

“Cuando no era obligatorio que los funcionarios judiciales denunciaran sus bienes públicamente, él accedió a hacerlo por propia voluntad ante una organización social que propendía en favor de la transparencia en la gestión de los funcionarios públicos”, argumentó.

Por último, relató que “cuando la democracia recién renacida, en los albores de una complicada transición, me consta que desde la más alta autoridad nacional se monitoreaba y se seguía con zozobra cada citación a los militares por parte de la Cámara Federal de Bahía Blanca. En algunas de esas oportunidades se surgiere la posibilidad de que el dr. Cotter mantenga algún encuentro con la mayor autoridad en el gobierno nacional. Rechazó de plano la sugerencia enalteciendo la independencia del Poder Judicial en momentos en que los alzamientos carapintadas estaban a la vuelta de la esquina”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s