“Excelentemente fundada”

???????????????????????????????El dr. Luis Alberto Cotter, ex integrante de la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca, respaldó esta mañana en FM De la Calle el pedido de detención e indagatoria contra el director de La Nueva Provincia, Vicente Massot, y su ex secretario de redacción Mario Gabrielli, acusados por los fiscales José Nebbia y Miguel Palazzani por su participación en el terrorismo de Estado.

La presentación “se encuentra excelentemente fundada, citando dos precedentes internacionales de mucha valía que son los de Núremberg y Ruanda, lo que va a hacer difícil que el juez (Santiago Martínez) pueda negarse a esta petición de los fiscales”, dijo Cotter y destacó “el efecto beneficioso para la sociedad en el sentido de que se demuestra que quienes pudieron participar en el genocidio que sufrió la república no escapan a la mano de la ley y van a estar sentados, pienso yo, en el banquillo de los acusados como cualquier otro ciudadano”.

El ex camarista, que hoy recoge el reconocimiento social por su compromiso con los derechos humanos, opinó que “el juez no tiene que hacer diferenciaciones entre el sargento, el cabo, el oficial o el alto oficial ni los sectores más encumbrados de la sociedad civil” sino “fijarse si hay pruebas, si hay elementos como lo señalan los fiscales y resolver en consecuencia”. Luego le quedará “afrontar la responsabilidad de una decisión” que si “es mala, la sociedad sabrá cómo juzgarlo y si es buena habrán cumplido simplemente con su deber”.

-¿Qué opina del pedido de detención e indagatoria contra Massot y Gabrielli?

En primer lugar creo que se sigue adelante y cumpliendo un poco la disposición de la sentencia dictada por el tribunal oral subrogante donde ordena la investigación de la participación que tuvieron los directivos de La Nueva Provincia.

Esta decisión de los fiscales de pedir la detención y la indagatoria se encuentra excelentemente fundada, citando dos precedentes internacionales de mucha valía que son los de Núremberg y Ruanda, lo que va a hacer difícil que el juez pueda negarse a esta petición.

Por otro lado, el efecto beneficioso para la sociedad en el sentido de que se demuestra que quienes pudieron participar en el genocidio que sufrió la república no escapan a la mano de la ley y van a estar sentados, pienso yo, en el banquillo de los acusados como cualquier otro ciudadano que ha cometido o ha participado del terror que ha sufrido el país.

-Será una tarea importante la de explicar y comunicar cómo funciona la participación de un medio de comunicación en el terrorismo de Estado…

Sí, pero hay vías de investigación, hay medios probatorios que se pueden utilizar a través de una investigación bien exhaustiva para demostrar que no solamente están los autores materiales en el horror que pasó el país sino que también están los autores intelectuales que eran los que de alguna manera -en forma directa o indirecta- participaban en la persecución del pueblo argentino, dando datos o dando argumentos, falseando la verdad de lo que estaba ocurriendo u ocultando la verdad. Creo que en ese sentido se está avanzando para bien de la salud de la república.

-En la causa están por un lado los homicidios de Heinrich y Loyola y, por el otro, la tarea como medio de difusión y propaganda de la dictadura y su participación complementaria de las labores de inteligencia del terrorismo de Estado…

El tema es muy simple, todos sabemos que (en) estas persecuciones, sin ningún tipo de distinción, el factor psicológico es fundamental para los represores. Ese sustento psicológico evidentemente lo dieron por varios años los directivos de La Nueva Provincia sin ningún tipo de límites.

-¿Qué significa avanzar contra la familia Massot y La Nueva Provincia en una ciudad como Bahía Blanca?

Es muy importante. Por un lado está la ciudad que es expectante de lo que va a suceder sin ninguna duda y si se concreta el pedido de los fiscales va a ser beneficioso para la ciudad, para sus habitantes que van a tener la prueba de que nada queda impune en la sociedad cuando ocurren estos hechos. Por otro lado, es algo que siente el ciudadano en forma individual, que la justicia tarde o temprano llega a todos lados, con algunos defectos pero llega y sienta en el banquillo a aquellos que han participado. Que ni en Bahía Blanca ni en otras partes del país el sector civil fue ajeno, no la sociedad en general sino algún sector en particular como el caso de Blaquier que en este momento es uno de los más resonantes y este que no le va a la zaga.

Reitero que es importante que en este genocidio que sufrió el país nadie quede impune. Ya sea aquellos que participaron como autores inmediatos o como autores mediatos. El arma psicológica es una de las participaciones mediatas en este episodio sangriento del país.

-En este momento hay un juez sobre quien están posadas todas las miradas. Apelo a su experiencia como magistrado para preguntarle cómo se vive el momento de tomar una decisión de este tipo.

Desde mi punto de vista y con una larga experiencia como juez, creo que quien tiene que decidir esta cuestión tiene que ajustarse a la ley y si hay elementos como para acceder al pedido de los fiscales, como supongo que debe haber por la fundamentación de los mismos, bueno, deberá decir “tienen razón, que se cumpla”. Eso es lo que opino, ahora, el juez que interviene sabrá cómo tiene que resolver el tema.

-¿Hay factores de la justicia -como el clasista- que condicionen las citaciones, dado que -aunque no debieran establecerse diferencias- se ve en las causas que algunos magistrados no actúan de la misma manera ante un civil que ante un militar de bajo rango, por ejemplo,  suponiendo que parten de un mismo nivel probatorio?

Que hay sectores del poder judicial que no tienen ningún tipo de coincidencia con los hechos que se investigan, sin ninguna duda. No sé el caso del juez que va a decidir este tema. Pero insisto que el juez no tiene que hacer diferenciaciones entre el sargento, el cabo, el oficial o el alto oficial ni los sectores más encumbrados de la sociedad civil para resolver. Tiene que fijarse si hay pruebas, si hay elementos, como lo señalan los fiscales y resolver en consecuencia.

No podemos en una democracia hacer distinciones de ningún tipo, aunque parezca iluso esto que digo, formalmente el tema es así: el juez no tiene que fijarse el origen de quien está acusado o con pruebas para ser investigado, aunque sea una persona de cierta relevancia en la sociedad bahiense. Así que lo único que tiene que hacer el juez es ajustarse a la ley. Si hay elementos, adelante; si no hay elementos, decirle a los fiscales y a la sociedad bahiense y del país por qué no.

-La medida que surja del juzgado federal pasará seguramente por la Cámara de Apelaciones donde hay integrantes que usted conoce muy bien que son poco auspiciosos para el avance de las causas más allá de que puedan aparecer excusados de intervenir directamente en las mismas. Me refiero al caso de Montezanti, por nombrar al más evidente, por haber sido Personal Civil de Inteligencia…

Sí, lamentablemente todavía está en la justicia. Yo creo que Montezanti va a tener que excusarse como lo viene haciendo en estas causas y los otros jueces deberán hacer lo que dije respecto del juez de primera instancia, tendrán que afrontar la responsabilidad de una decisión. Si es mala, la sociedad sabrá cómo juzgarlo y si es buena habrán cumplido simplemente con su deber.

-Por último, en un análisis más general en cuanto al desarrollo de las causas por delitos de lesa humanidad y las de los civiles en particular, ¿qué perspectiva ve en la continuidad de los juicios atravesada también por la disputa en torno a la “democratización de la justicia” propuesta por el gobierno?

Creo que en este momento los juicios están gozando de muy buena salud. Están marchando los juicios, si bien uno piensa que no es con la velocidad que uno pretende y como tendría que ser, están marchando. Hay muchos juicios en el país, se están juzgando casos importantísimos como la ESMA, en fin, en ese sentido por ahora no advierto ningún tipo de riesgo de que estos juicios se lleguen a paralizar.

Por otro lado, respecto de la democratización de la justicia, soy de los que piensan que efectivamente hay que democratizar la justicia. Lo que también disiento con algunas propuestas ya sancionadas, no voy a ser muy extenso en esto pero respecto a la elección de los miembros del Consejo de la Magistratura, con respecto a las medidas cautelares, la selección de jueces… Es decir, pienso que esto se tendría que haber meditado muchísimo más, pensado con tranquilidad, en un clima tal vez más pacífico que el que está viviendo el país en el sentido de los vaivenes democráticos o problemas políticos partidarios. Pero que hay necesidad de democratizar la justicia no tengo ninguna duda. Lo dije públicamente en un acto que me reconocieron en la Cámara de Diputados y lo dije con todas las letras dando algunas pautas sobre cómo tendría que ser ese tipo de democratización.

Anuncios

One thought on ““Excelentemente fundada”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s