“Cuando se trata de personajes poderosos hay una cautela que raya el temor”

Hugo-Omar-CañonHoras antes de que se conozca el rechazo del juez Santiago Martínez al pedido de detención de Vicente Massot y Mario Gabrielli, el ex fiscal general bahiense Hugo Omar Cañón en declaraciones a FM De la Calle calificó al planteo de los dres. José Nebbia y Miguel Palazzani como “un paso gigantesco” y “enorme” en las investigaciones por crímenes de lesa humanidad porque “es importantísimo avanzar con los sectores civiles cómplices de la dictadura y con la jerarquía que tuvo una incidencia fundamental en la ejecución del exterminio”.

Advirtió además que probablemente desde La Nueva Provincia se escuden detrás de un ataque a la libertad de prensa aunque “a mí no se me ocurriría que la detención de Blaquier significaría un atentado a la producción del azúcar. Sin embargo, en este caso se toman de estos argumentos para defenderse de lo indefendible”.

Cañón valoró la argumentación de los representantes del Ministerio Público Fiscal y recordó que la investigación deriva de la sentencia del tribunal oral subrogante que tras quince meses de audiencias indicó que debía ponerse el foco en la responsabilidad del directorio y los dueños de La Nueva Provincia en la ejecución del plan criminal en Bahía Blanca desde la Subzona 51 que comandaba Adel Vilas y por sus connivencias con la Armada Argentina.

“Debemos recordar en ese contexto que, además de lo que puntualizan los fiscales, hubo directamente una incidencia en la vinculación con Mendía cuando este, en el cine de la Base Naval Puerto Belgrano, explicaba cómo iban a ser los vuelos de la muerte y que tenían una vinculación directa con Diana Julio de Massot.

“Todo esto sumado a lo que significa la investigación de los crímenes de los dos obreros gráficos de La Nueva Provincia que fueron secuestrados y ejecutados, que hay prueba documental de los archivos de la Prefectura -que estaba subordinada operacionalmente a la marina-, donde surge cómo se hablaba de ralear a este personal para sacarlos de circulación. En definitiva, significó la muerte de los mismos.

“Me parece un paso gigantesco, enorme, porque por supuesto que la responsabilidad primaria es de las fuerzas armadas pero es importantísimo avanzar con los sectores civiles cómplices de la dictadura y con la jerarquía que tuvo una incidencia fundamental en la ejecución del exterminio”, declaró el copresidente de la Comisión Provincial por la Memoria.

-¿Cómo interpreta la repercusión que puede tener una medida de este tipo en la sociedad bahiense?

Creo que por un lado va a despertar conciencia en mucha gente que de alguna manera siempre estuvo adormecida o anestesiada por un discurso mediático instalado a través de una campaña que, claramente quedó demostrado con este juicio, era de acción psicológica, de infundir temor, de parálisis de la población, de hablar con panegíricos de lo que significa la emulación de la tortura, llamar al exterminio -tanto en la época de la dictadura como posteriormente con el gatillo fácil con la mano dura por parte de la policía- y que, de alguna manera, prepararon antes del golpe de Estado. Dos meses antes, como dicen los fiscales, hablaban de la necesidad de combatir en esta guerra, en su denominación belicista, para fusilar a todos aquellos que atentaban contra esta Argentina occidental y cristiana que ellos perfilaban como la única que podría definirse como válida para este país y que en definitiva creo que va a servir para que la sociedad argentina y en particular la bahiense, tan cerrada y tan hermética a esta temática, pueda abrir un poco la cabeza. Y aquellos que sigan sometidos al pensamiento único de La Nueva Provincia, que están encolumnados detrás de ellos, creo que están a contrapelo de la historia.

-Respecto a la participación como medio no solo realizaban una defensa hacia adentro de los postulados de la dictadura sino también una defensa internacional en lo que era la participación en un organismo como la SIP…

Sí, es una articulación orgánica. Ellos trabajaron con las fuerzas armadas en general. Insisto, en particular con el Ejército en la época de Vilas, con la marina están las citas que dicen los fiscales, con Chamorro en la ESMA, estaban las campañas internacionales y que tiene que ver con esta inscripción que bajo el escudo de la famosa libertad de prensa, que en última instancia significa libertad para los empresarios de estos medios de comunicación masivos y que no extrañaría que en este momento se escuden en que esta actividad jurisdiccional puede implicar un atentado a la libertad de prensa.

A mí no se me ocurriría, en otro contexto, que la detención de Blaquier significaría un atentado a la producción del azúcar. Sin embargo, en este caso se toman de estos argumentos para defenderse de lo indefendible.

Sí, han hecho una campaña nacional e  internacional, tienen vínculos muy profundos y están relacionados con la derecha más rancia de la Argentina. No olvidemos que Massot estuvo en el gobierno de Menem como ministro de Defensa y basta revisar los editoriales, recuerdo aquellos en que se hace una defensa de la tortura como una práctica válida y legítima tomada de los militares franceses o que también descalificaban nuestra actividad cuando le llevamos pruebas a Garzón tildándonos de traidores a la patria porque llevábamos documentación que correspondía al Ejército.

Con este juicio ahora está demostrándose cómo había una connivencia entre la inteligencia militar y que ellos poseían información que únicamente podían tenerla si contaban con la directa conexión con la inteligencia del Ejército que permitía la presentación de comunicados falsos fraguando enfrentamientos que no existían o, inclusive, con fotografías de personas privadas de su libertad en un centro clandestino de detención que por supuesto llegaba al diario por la inteligencia militar.

Me acuerdo de la declaración que tomamos a Vilas en el 87 donde hablaba de la acción psicológica y, por ejemplo, en un enfrentamiento fraguado -que según él era real- decía que había un abatido pero “sacábamos cinco camillas, cuatro integradas por soldados de propia tropa para hacer acción psicológica, confundir al enemigo e infundir temor en la población”.

También decía Vilas que La Nueva Provincia a través del canal de televisión en la época de Cachero, en lugar de la temperatura y la hora figuraban los números telefónicos en los cuales incitaban a la población a que denunciaran cualquier tipo de movimiento o actitud sospechosa para poder fijar los bancos y de esa manera poder proceder al secuestro de personas. Inclusive dice Vilas que había empresarios que querían sacarse de encima gente y hacían denuncias y por eso pusieron un filtro de selección y clasificación de la información que llegaba para no cometer errores muy groseros.

También recuerdo cuando asumí como fiscal y tomo mi juramento que el general Caridi del V Cuerpo en un diálogo que tuvo con los camaristas salió el tema de la prensa y alguien le preguntó respecto a La Nueva Provincia y la respuesta de Caridi fue “La Nueva Provincia es propia tropa”. Esa definición es todo un marcamiento de lo que significó LNP para los militares.

-¿Cómo interpreta lo que difunde la propia LNP el domingo en el editorial que es la presentación de Massot ante el juez? ¿Es colaboración con la justicia o presión al juez?

Puede tener varias lecturas pero de todas maneras es un gesto procesal válido, creo que la demostración de que no quiere eludir la acción de la justicia y como diciendo “yo no tengo nada que esconder”, así que lo correcto es que el juez procediera como corresponde y no tuviera ningún tipo de inhibición para actuar legalmente porque sabemos que la justicia actúa muy parcialmente cuando los imputados son personas débiles o marginadas o de sectores más vulnerables, en ese caso prefieran citarlos, detenerlos e inclusive maltratarlos pero cuando se trata de personajes poderosos hay una cautela que raya ya en el temor. Esperemos que en este caso no suceda eso y se actúe como corresponde y la justicia sea pareja para todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s