Son ocho los monos

carcelEl juicio arranca mañana a las 10 en la sede del Rectorado de la Universidad Nacional del Sur. Se juzgarán los casos de 89 víctimas de torturas, secuestros y homicidios y dos casos de niños apropiados. La fiscalía destacó que en el debate se analizará el rol de los consejos de guerra que se utilizaron en la dictadura para formalizar detenciones ilegales.

El juicio comenzará con la ausencia del militar Carlos Arroyo, quien estaba excarcelado y nunca acudió a un control médico que estaba previsto para el 6 de mayo pasado, día desde cual se computa su fuga. Tampoco será juzgado el ex suboficial Armando Barrera, sindicado como guardia del centro clandestino La Escuelita, dado que dos juntas médicas dictaminaron que no se encuentra en condiciones de afrontar el proceso.

Las audiencias en Colón 80 son públicas, solo tenés que acreditarte ante el Tribunal Oral enviando nombre y DNI a milagros.franco@pjn.gov.ar

Ocho militares comenzarán a ser juzgados desde mañana por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca, acusados de haber cometido crímenes de lesa humanidad cometidos en el ámbito del Cuerpo V del Ejército.

Los fiscales de la Unidad de Asistencia para causas por violaciones a los Derechos Humanos de Bahía Blanca, Miguel Ángel Palazzani y José Nebbia, representarán al Ministerio Público en el segundo juicio oral por hechos del terrorismo de Estado que se celebrará en la ciudad. La audiencia está prevista para las 10 y, como es de rigor, comenzará con la lectura de los requerimientos de elevación a juicio.

Los imputados son los militares retirados Alejandro Marjanov, Carlos Stricker, José Fidalgo, Bernardo Cabezón y Miguel Villegas, el ex militar y empresario Ricardo Gandolfo, y los ex militares Felipe Ayala y Fernando Videla. El objeto de la causa está integrado por 89 víctimas de privación ilegal de la libertad, tormentos y homicidios, y dos apropiaciones de hijos -aún no hallados- de desaparecidos.

El Tribunal, que sesionará en el Rectorado de la Universidad Nacional del Sur, estará integrado por los jueces Jorge Ferro, José Triputti y Martín Bava, los mismos que celebraron el primer juicio oral llevado a cabo en aquella ciudad entre 2011 y 2012, que terminó con catorce condenados a prisión perpetua y otros tres a penas mayores a los diecisiete años de prisión. Como juez sustituto o cuarto juez fue designado el magistrado del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Rosa, Marcos Javier Aguerrido.

“En este segundo tramo se podrá visibilizar un método de tortura y privación ilegal de libertad y –como tal– un aspecto del terrorismo de Estado que no ha sido tan explorado en los distintos juicios en el país: el Consejo de Guerra. Asimismo, se juzgará a los guardias, los últimos –e indispensables– eslabones del horror”, señaló el fiscal Palazzani.

Los imputados

Stricker y Marjanov fueron, en distintos períodos, segundo jefe del Batallón de Comunicaciones 181 y del Área de Defensa 511.

De acuerdo con el requerimiento de elevación a juicio de los fiscales Abel Córdoba (hoy, titular de la Procuraduría contra la Violencia Institucional) y Antonio Castaño, el Batallón de Comunicaciones 181 funcionó como un centro clandestino de detención y, al mismo tiempo, servía de paso para los prisioneros que eran trasladados al centro clandestino La Escuelita, que funcionaba en la sede del V Cuerpo.

Marjanov y Gandolfo, quien fue jefe de sección de la Compañía “A”, actuaron bajo el mando del condenado Jorge Mansueto Swendsen en el Batallón de Comunicaciones 181.

En tanto, Fidalgo y Villegas serán juzgados por su participación en el Consejo de Guerra Especial Estable de la Subzona de Defensa 51, organismo extrajudicial que en el marco de parodias de juicio intentó formalizar las detenciones ilegales de varias de las víctimas.

Por su parte, Cabezón y Ayala están imputados por su rol como guardias del centro clandestino de detención La Escuelita, y Videla, por haber sido su jefe.

La Unidad Fiscal de Bahía Blanca informó que “seis de los ocho acusados están detenidos en la unidad penitenciaria de Villa Floresta”, mientras que Gandolfo y Villegas seguirán el proceso por el sistema de videoconferencia. El primero, desde el hospital del complejo penitenciario federal de Ezeiza; mientras que el segundo, que goza de arresto domiciliario en la ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo hará desde una de las salas del Consejo de la Magistratura de la Nación.

La fiscalía, asimismo, señaló que el comienzo del juicio a los ocho ex militares se da en el contexto de un total de 35 imputados de la denominada causa “Ejército”, que ya se encuentran en condiciones de afrontar el proceso oral y público. La Unidad Fiscal añadió que, por otro lado, en la investigación por los crímenes cometidos por la Armada y Prefectura en las bases de Puerto Belgrano y Baterías hay más de 60 acusados. “La mitad de ese universo comenzará a ser juzgada cuando concluya el juicio que comienza el martes; sobre la otra mitad resta que la Cámara Federal de Bahía Blanca confirme sus procesamientos”, precisó la fiscalía.

Fuentes: Procuración y propias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s