Se vienen los alegatos

Ayer por la mañana el tribunal definió el orden del tramo final del debate oral del juicio por crímenes de lesa humanidad contra siete represores del V Cuerpo de Ejército tras el cierre de las testimoniales. El miércoles 25 de septiembre a las 9 -en Colón 80- los imputados tendrán la oportunidad de decir sus últimas palabras.

Luego, a propuesta de la querellante Mónica Fernández Avello, será la Fiscalía la que comenzará a alegar para poder adherir a parte de sus argumentos y no extender innecesariamente el trámite.

Las audiencias, según la disponibilidad del recinto de la Universidad Nacional del Sur, serán: el martes 8 y miércoles 9 de octubre con el alegato de los fiscales Miguel Palazzani y José Nebbia; el martes 15 y el miércoles 16 será el turno de las querellas y el martes 22 comenzarán las dos jornadas para las defensas oficiales. Finalmente los abogados particulares Ibáñez y Gutiérrez dispondrán de tres horas cada uno.

A un año de una jornada histórica

17 genocidas en cárcel común y efectiva.

30 mil compañerxs detenidxs desaparecidxs

PRESENTES!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Javier Luján – Helen Turpaud – Sofía Aifos – Marina Huentenao

Fin de las testimoniales

El ingeniero Fidalgo esposado. "Está este pelotudo sacando fotos", saludo desde la mirilla del celular camino a Villa Floresta.

El ingeniero Fidalgo esposado. “Está este pelotudo sacando fotos”, saludó por la ventana enrejada del celular antes de partir hacia la cárcel.

Ayer se recibieron las últimas declaraciones testimoniales del juicio por crímenes de lesa humanidad contra siete represores que actuaron desde el V Cuerpo de Ejército durante la última dictadura. El periodista Diego Martínez se refirió a sus contactos con guardias de La Escuelita en los que intentó obtener información sobre lxs detenidxs desaparecidxs y los bebés apropiados; Alejandra Pupio, integrante del equipo de la Universidad del Sur que realizó el relevamiento arqueológico de las tierras donde funcionó el campo de concentración presentó los resultados de la tarea; y el matrimonio conformado por María Guillermina Guidi y Ricardo Colombo Roqué manifestó su “profunda amistad” con el represor Alejandro Osvaldo Marjanov.

Por la tarde se comunicó la incorporación de la prueba obtenida durante el primer debate oral que condenó a 17 genocidas y la citación al testigo Daniel Mitre para que complete su declaración este miércoles desde las 9 en Colón 80. Sigue leyendo

Montezanti: la gorra contraataca

El agente civil de inteligencia de la dictadura genocida, docente de Derecho de la UNS y camarista federal bahiense Néstor Luis Montezanti demandó a su denunciante Dante Patrignani para que el asambleísta universitario cese “la campaña de deshonra e invasión a mi persona y a mi vida privada que, con entusiasmo digno de un redivivo cruzado, rojo y laico -como cuadra a los tiempos- viene llevando en mi contra particularmente en la prensa y en los ámbitos de la Universidad Nacional del Sur”.

Representado por Mariano Segre, el espía recurrió a la justicia civil en el marco de una serie de acciones que desarrollan sectores democráticos de la casa de altos estudios para denunciar y expulsar cómplices del terrorismo de Estado entre los que se destacan, además de Montezanti, Gloria Girotti y -hasta su jubilación- Hugo Mario Sierra, ex secretarixs del juez Guillermo Madueño, muerto antes de ser juzgado por crímenes de lesa humanidad.

El caso del camarista aún da vueltas en el Consejo de la Magistratura -que intentó archivarlo– y, al igual que el de Girotti, deberá ser analizado por un tribunal académico en el ámbito universitario. En la documentación desclasificada por el hoy cuestionado jefe del Ejército César Milani, en virtud del Decreto 4/2010 del Poder Ejecutivo Nacional ‘Nómina del Personal Civil de Inteligencia que revistó en el período 1976/1983′, foja 57, publicada por el Archivo Nacional de la Memoria consta la pertenencia del abogado a los servicios de inteligencia militares. Sigue leyendo

El Juicio desde la Calle 7

JUICIO DESDE LA CALLEPanorama informativo sobre las audiencias del segundo juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos desde el Comando V Cuerpo de Ejército de Bahía Blanca durante la última dictadura cívico militar religiosa. Producción periodística de FM De la Calle. Puede descargarse y reproducirse libremente por cualquier medio. Emitido el viernes 6 de septiembre a las 20 por 87.9Mhz

http://www.ivoox.com/juicio-desde-calle-7_md_2340512_1.mp3″ Ir a descargar

¿Hijo de la qué?

sangre canal 7El ex concejal y delegado de Cerri Alberto Emilio Sangre defendió esta semana al coronel (R) Alejandro Osvaldo Marjanov en el juicio por crímenes de lesa humanidad que se desarrolla en el Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca contra siete represores del V Cuerpo de Ejército.

“Creía que Marjanov no tenía todas las vocaciones de militar, era un excelente profesional ingeniero electrónico. Nunca lo vi salir vestido de verde a la calle. Terminaba las actividades, se vestía de civil y ni llevaba el arma personal de los oficiales. Yo terminaba acomodando su habitación. No usaba custodia. Su familia contaba con cuatro hijos y cuando me estaba por ir nació el quinto. Era una persona de familia, ¿no? Con muy, muy, muy, con mucha raíz familiar”, dijo el actual empleado de la planta política de la Cámara de Diputados bonaerense que se consideró hijo de la democracia.

Con el grado de Mayor de Comunicaciones, el 9 de diciembre de 1976 Marjanov fue designado como Segundo Jefe del Batallón de Comunicaciones del Comando 181. Su puesto durante el terrorismo de Estado incluyó la subjefatura del Área de Defensa 511. El Batallón contaba en 1977 con tres secciones de contrasubversión y sus instalaciones eran un lugar de paso hacia el campo de torturas y exterminio La Escuelita, en uno u otro sentido. Durante su subjefatura pasó por allí, entre otras víctimas, un grupo de estudiantes de la ENET Nº1 que era ‘blanqueado’ tras haber sido torturado en aquel centro clandestino.

El martes también declararon a favor del criminal el médico Roberto Vincent y desde Jujuy por videoconferencia Fernando Zurueta, Carlos Alberto Casoli y el teniente coronel Luis María Croce. Las audiencias continuarán el martes 10 y el miércoles 11 de septiembre desde las 9 de la mañana en Colón 80. Sigue leyendo

En el nombre del padre

???????????????????????????????Gladys Angélica Luna, tenía once años cuando su padre -militante barrial vinculado al peronismo- viajó desde Patagones hasta Bahía Blanca para cumplir con una citación de un tribunal por una causa que mantenía con un vecino. El 19 de julio de 1976 un empleado judicial le dice a Juan Félix Luna que no entiende porqué lo citaron dado que el litigio había concluido hacía un par de años declarándolo libre de culpa.

El mismo trabajador le sugirió volver rápidamente a su pueblo: “Mi papá sospecha de algo raro. Sale, pide un café en una confitería y en ese momento llegan unos autos de civil y una camioneta con señores de civil que piden que se identifiquen. Cuando llegan a su mesa, dicen que está en la lista y lo levantan. Se produce el secuestro. Lo llevan a una comisaría. A los días lo llevan a un lugar que va a reconocer como La Escuelita”.

Gladys destacó en el juicio por los crímenes del V Cuerpo de Ejército que a diferencia de otrxs sobrevivientes que por mucho tiempo no pudieron hablar sobre sus cautiverios, su papá siempre relató lo que había pasado. Sigue leyendo

A 37 años de Catriel

catriel jueces efemedelacalle

Los jueces Ferro y Hergott en la inspección a Catriel 321 (Agosto 2012).

Entre las últimas horas del 4 de septiembre de 1976 y las primeras del 5 de septiembre, en Catriel 321 de Bahía Blanca, personal del V Cuerpo de Ejército -entre los que se encontraban los integrantes de la “Agrupación Tropas”- bajo la apariencia de un enfrentamiento, fusilaron a Zulma Matzkin, Pablo Fornasari, Juan Carlos Castillo y Manuel Mario Tarchitzky. El hecho es recordado como la “Masacre de calle Catriel” y la Plaza 4 de Septiembre homenajea a las víctimas.

“Los militares que llevaron adelante la represión de los años 70 lo hicieron apelando la defensa de un estilo de vida, y como señaló Videla, “es por defender esa condición como estilo de vida que se planteó esta lucha contra quienes no aceptaron ese sistema de vida y quisieron imponer otro distinto”.

Mediante la apelación a aquellas lealtades superiores también se logra otra técnica de neutralización que es la negación de la responsabilidad de los perpetradores de la masacre, quienes se colocan en el lugar de víctimas, al mismo tiempo que atribuyen al chivo expiatorio haber generado la necesidad de su propio aniquilamiento. Sigue leyendo

Un montón de sueños y utopías

01 - Darío José RossiCarlos Abel Benítez estudió Agronomía en la Universidad Nacional del Sur y una vez recibido, en 1976, comenzó a trabajar como técnico en Viedma, provincia de Río Negro. En sus tiempos de estudiante militó en una comisión vecinal del barrio López Francés desde la que se “ayudaba a gente humilde” que -como él- llegaba a Bahía Blanca con sueños universitarios. “Lo que hacíamos era ir consiguiendo comodidades y alojamientos”, dijo este lunes en el debate oral contra siete represores del V Cuerpo de Ejército.

Allí conoció a Darío Rossi (foto), uno de los “casos” del juicio. Recordó que entre 1972 y 1973 llegó de Punta alta para ingresar al barrio. “En esa época teníamos una suerte de compartir la vida, de ir al Club Universitario, al comedor, era una vida de compromiso, solidaria. Darío era una persona muy apreciada por nosotros, muy sana, muy abierta y solidaria”. Sigue leyendo

Comunicaciones paralelas

colimbasHéctor Daniel Mitre hizo el servicio militar entre el 19 de marzo de 1976 y fines de mayo de 1977 en el Batallón de Comunicaciones 181. Se desempeñó en la Compañía Comunicaciones a órdenes del subteniente Schiavone operando un parque de radio.

“En esa época era como un parque específico, no sé si era un proyecto colectivo o individual pero sé que manejaban comunicaciones paralelas. Eso lo descubro después, yo pensaba que iba a estar paveando como radioaficionado. La cosa fue muy diferente”, relató ayer ante el tribunal oral bahiense que juzga a siete represores del V Cuerpo de Ejército.

Allí se reunían casi siempre los mismos suboficiales para hablar por radio. Cuando la conexión era establecida los soldados eran retirados. Mencionó a dos subtenientes hermanos- “uno rubio y otro más morocho- y a un tal Paternesi que maneaba los equipos.

“Suena clandestino”, le dijo el juez Jorge Ferro. Mitre contestó: Sigue leyendo