“Es demasiado ridículo”

Palazzani - http://www.eldiariodelapampa.com.ar“Veníamos apelando las confirmatorias de la excarcelación y culminamos el proceso recursivo en la Cámara de Casación Penal que hace lugar al pedido y ordena detener. Una vez detenido, esto no es un prófugo como Arroyo que se fue avisado que empezaba el juicio pero estaba excarcelado; esto es una persona que se va ya aprehendida por personal de la Policía Aeroportuaria en circunstancias realmente inverosímiles y que denotan una complicidad absoluta de sectores residuales de poder que dan logística”.

Así se expresó esta mañana en el programa En Eso Estamos de FM De la Calle el fiscal Miguel Ángel Palazzani luego de la fuga del ex subteniente del Batallón de Comunicaciones 181 Alejandro Lawless procesado por crímenes de lesa humanidad en las causas V Cuerpo de Ejército y Armada Argentina.

“Apresado por la Policía de Seguridad Aeroportuaria y en esa circunstancia realmente sí nos sorprendió, uno no se imagina que puede ocurrir eso. Es demasiado ridículo. No me hubiera extrañado que se profugara estando en domiciliaria o excarcelado pero así realmente es llamativo por lo burdo”, insistió.

-Sobre todo que haya sido por una “distracción” como indican las primeras excusas de la PSA…

Hiere cualquier inteligencia suponer que una persona de 67 años se le pueda escapar a dos, tres o un policía que está preparados para eso. No estaba esposado, dónde se fue, lo dejaron tomando un café, cómo es esto que se fue caminando. Es absolutamente inverosímil y habrá que investigar. A uno le produce mucha indignación y frustración porque ahora es cuestión de ver las responsabilidades pero ya se fugó. Con los hechos consumados la sensación de impunidad que se genera es mucho más frustrante que cualquier otra situación.

-Además se escapa en un lugar y horario muy concurrido, ¿consideran que había una asistencia?

Lawless ya había estado prófugo aproximadamente un año. La Fiscalía viene pidiendo la detención desde el 2009 cuando estaba a cargo del dr. (Abel) Córdoba. Veníamos insistiendo hasta que llegamos a Casación y se logró detenerlo. El tema es que ya si las fuerzas de seguridad van a actuar con este nivel de, diría complicidad porque no hay otro calificativo, bueno, se torna muy difícil…

Es un personaje emblemático dentro del Batallón de Comunicaciones, creo que tiene la logística porque se presentó cuando quiso, no se lo apresó la otra vez, se presentó espontáneamente cuando quiso. Eso lo veníamos marcando, tenía las posibilidades de estar fugado y que no se lo pueda ubicar durante mucho tiempo.

Con una persona con la posibilidad concreta y efectiva de ser condenado a prisión perpetua y que mostró esta conducta, es obvio que había peligro. Pero insisto, una vez apresado el peligro debió mermar y todo lo contrario, fue de una manera muy burda que se escapó.

-¿Fue apresado durante la mañana, pasó por una unidad penitenciaria y luego se produce este último traslado y la fuga?

Sí, las circunstancias son confusas, no hemos tenido acceso al expediente porque se ordenó vía el Tribunal Oral Federal, se lo aprehendió a la mañana, luego se lo trasladó, pasó por algún control en la PSA y luego recala en la alcaidía de tribunales.  En pleno centro de la ciudad de Buenos Aires se va caminando. Es algo… cuesta encontrar ejemplos aunque los hay.

-Corres yéndose en taxi desde la Policía Federal

Sí, claro.

-¿Qué hechos se le imputan en las causas de Ejército y Armada?

Foto del legajo del genocida Alejandro Lawless.

Foto del legajo del genocida Alejandro Lawless.

En Ejército tenía más de una veintena de privaciones ilegítimas de la libertad y tormentos y tres homicidios triplemente calificados. En Armada tenía seis hechos de personas que habían pasado del Batallón o La Escuelita. Como teníamos en el Batallón el centro del Área 511 y él estuvo como jefe de compañía y de sección en esa época las acusaciones eran cruzadas e iba a ser juzgado en ambas causas.

-Con todo este prontuario y procesamiento estaba excarcelado, es decir, libre.

Sí, periódicamente se presentaba en una comisaría a dar cuenta de que se encontraba a disposición de la justicia. Ahora, en las apelaciones ante habíamos alertado que nos parecía que se aba que mientras estuvieran excarcelados estaban a disposición de la justicia y cuando había fecha de debate se fugaban. Se ahorraban estar prófugos año o año y medio con todo lo que eso significa, es lo que hizo Arroyo.

Lawless lo que quería era estar excarcelado hasta la fijación de la fecha y dentro de un año fugarse, evidentemente se adelantó porque lo debe haber sorprendido el fallo de la Casación, no supuso que el Ministerio Público iba a llegar en queja a la Casación. Supongo que debe haber sido su composición de lugar, lo sorprendió y por eso se lo aprehendió.

Evidentemente la complicidad es muy fuerte porque ya una vez aprehendido por la fuerza de seguridad se le escapa, entre comillas. Se va caminando.

-¿La excarcelación que revoca Casación quien la otorgó?

El Tribunal Oral.

-¿Cuántos quedan con riesgo de fuga?

Lo que pasa es que es todo un cúmulo, no son muchos los excarcelados porque venimos solicitando revocaciones permanentemente. Sí la mayoría de los casos de Armada están en domiciliaria. Nosotros hacemos un control estricto y permanente, interponemos las apelaciones, pero en Armada la mayoría están en domiciliaria. En Ejército no se da esa situación.

-¿Cuál es la diferencia?

Diferentes situaciones, de salud, de edad, circunstancias que han hecho que la justicia entendiera que tienen que estar así a pesar de nuestra oposición permanente y el destino de recursos humanos y de todo tipo para generar las apelaciones. Es permanente la petición de domiciliaria de todos y hay que estar atentos porque tienen logística, tienen sus médicos, su aparato montado para generar ese tipo de circunstancia favorable.

Entre otras cosas vulneran la igualdad ante la ley porque a ninguno de los presos por delitos comunes -y mucho menos graves que los que se les imputan a estos personajes- se le dan las comodidades que se les brindan a los genocidas. Desde ese lugar también el Poder Judicial legitima, porque no es posible que los delitos más graves tengan un trato más considerado que otros, es una discusión que amerita otras aristas más largas pero uno no puede dejar de notar eso. Que a un pibe se le caiga con todo el peso del sistema carcelario por delitos menores y tengamos una propaladora de sectores que piden más cárcel y respecto de estos delincuentes, de los delitos más graves que se pueden encontrar en el mundo, las mismas propaladoras y los mismos sectores son los que piden y generan condiciones favorables de detención o directamente el retroceso del proceso de Memoria, Verdad y Justicia.

Acá hay otras cosas que tenemos que ver, tenemos que estar alertas porque hay algunas situaciones de sectores políticos que pretenden un retroceso en un proceso que es ejemplo en el mundo y que ha costado mucho a la sociedad argentina como para que demos un paso atrás. Estas cosas generan la sensación de impunidad que tratamos de combatir permanentemente.

Estamos todo el día tratando de hacer el esfuerzo desde lo jurídico para lograr que no se amplíe esa brecha de impunidad y tuvimos en la jurisdicción de Bahía a Arroyo antes del juicio que estamos terminando y ahora tenemos a Lawless y otros ejemplos y tantos más en el país. Hay que estar alerta y extremar los recaudos a priori porque luego se pueden remover dos o tres policías pero me parece que las complicidades son mucho más profundas.

Otras voces

(Página/12 – TN) La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, calificó de “extraño, reiterativo y peligroso” el caso del represor fugado y aseguró que “casos así merecen una investigación muy seria porque ofenden el esfuerzo y el dolor que hemos sufrido para que los delitos que cometieron no queden impunes”.

Carlotto dijo estar “preocupada” por las repetidas fugas -recordó los casos de Olivera y De Marchi- habló de los genocidas como “depredadores” y concluyó que “todavía existen núcleos minoritarios que expresan malestar” por la ejecución de juicios por crímenes cometidos durante la dictadura cívico militar que “se avienen a facilitar esta libertad espuria”.

Por su parte, el secretario de Seguridad de la Nación Sergio Berni asumió la “responsabilidad” por la fuga de Lawless y atribuyó el hecho a “una negligencia”. Informó que “ya está en proceso” la investigación de lo ocurrido.

Anuncios

One thought on ““Es demasiado ridículo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s