“El próximo paso es indagar a Massot”

palazzani la vacaA 38 años del golpe cívico militar eclesiástico del 24 de marzo de 1976 y a días de haber sentado en el banquillo de los acusados al director y propietario de La Nueva Provincia Vicente Gonzalo María Massot, el fiscal Miguel Ángel Palazzani aseguró este fin de semana que “se está planteando el inevitable análisis de lo que significa perpetrar un crimen de masas con una preparación desde la acción psicológica, que es una ‘guerra’ aparte. Lo ponían en los reglamentos. Me parece que es incluso una ‘guerra’ permanente. Y en esa preparación, en la cobertura, en el encubrimiento y en la posterior justificación La Nueva Provincia fue el medio fundamental que dice el informe de Prefectura pero también fue el medio propio que menciona la Directiva 1/75 (del Ejército) ya en 1975”.

“Entendemos que, inevitablemente, el próximo paso procesal es indagarlo. A partir de la prueba que aportamos surgen un montón de preguntas y repreguntas de lo que dijo. Entendemos que mintió en algunos aspectos de manera flagrante, manifiesta, entonces se impone hacerle preguntas. Para hacerle preguntas y respetar su derecho de defensa en juicio hay que indagarlo”, agregó en una entrevista realizada en el programa Enredados que se emite por Continental Bahía Blanca y que aquí trascribimos.

¿Cómo evalúan lo recorrido desde la orden de investigar la posible comisión de delitos de acción pública por parte de La Nueva Provincia emitida por el Tribunal Oral al leer la sentencia del primer juicio el 12 de septiembre de 2012?

Siempre dijimos que ese segmento de la sentencia de la Causa 982 es muy fuerte, la verdad que incluso brinda bastantes argumentos para la acusación. Nosotros lo transcribimos textual porque nos parecía que ninguna línea había sido puesta de más y los jueces sabían de la importancia histórica, jurídica, de lo que estaban escribiendo en tanto se estaban metiendo -como dijimos en el alegato de la Causa 1067- con los que habían escrito la historia misma de Bahía blanca y la región.

A partir de ahí la evaluación que hacemos del avance es buena porque sabemos de qué estamos hablando. Es algo ya conocido como la responsabilidad empresaria respecto de Miguel Ángel (Loyola) y Enrique (Heinrich) y en eso no se diferenció La Nueva Provincia de la persecución y asesinato a lo largo de todo el país de los delegados obreros. Es el sector que más víctimas brinda al universo de víctimas del genocidio. En ese sentido, lo de Miguel Ángel y Enrique es la repetición para adentro de La Nueva Provincia de lo que pasó en todo el país, ejemplos como Blaquier, Ford, Mercedes Benz y tantos más.

Respecto a lo que es la responsabilidad de la prensa en la perpetración de una genocidio sí estamos haciendo un camino porque no tenemos ejemplos de este tipo. A nivel mundial han sido casos bastante puntuales como citamos Nuremberg y Ruanda. Y ahora por ahí se está abriendo un camino en Chile con El Mercurio.

Se está planteando el inevitable análisis de lo que significa perpetrar un crimen de masas con una preparación desde la acción psicológica, que es una ‘guerra’ aparte. Lo ponían en los reglamentos. Me parece que es incluso una ‘guerra’ permanente. Y en esa preparación, en la cobertura, en el encubrimiento y en la posterior justificación La Nueva Provincia fue el medio fundamental que dice el informe de Prefectura pero también fue el medio propio que menciona la Directiva 1/75 (del Ejército) ya en 1975.

Se abre una situación novedosa a nivel procesal, a nivel histórico-jurídico-político. Esto abarca un montón de disciplinas para resolver un abordaje adecuado de lo que es la conducta de La Nueva Provincia, hay cuestiones sociológicas, políticas, históricas, que vienen de antigua data en la región. Hay mucho para hablar de esto pero hacemos un análisis y una evaluación muy positiva de la investigación más allá de lo simbólico que significó situar a Vicente Massot delante de un juez para que brinde explicaciones en un lugar que seguramente él jamás hubiera imaginado ni querido.

Entendemos que, inevitablemente, el próximo paso procesal es indagarlo. A partir de la prueba que aportamos surgen un montón de preguntas y repreguntas de lo que dijo. Entendemos que mintió en algunos aspectos de manera flagrante, manifiesta, entonces se impone hacerle preguntas. Para hacerle preguntas y respetar su derecho de defensa en juicio hay que indagarlo.

¿Qué mentiras dijo Massot?

Él, además de lo previsible que pudo ser su declaración en términos de que siempre dice lo mismo respecto de que no estuvo aquí en la época, parte básicamente de un “error” que él pretende hacernos compartir que es pensar que La Nueva Provincia es solamente Sarmiento 54 (antigua sede del diario comprada por el Colegio de Abogados de Bahía Blanca).

Para nosotros claramente La Nueva Provincia y el multimedios no es eso y Massot pretende instalar que si no está en alguna habitación en especial de ese edificio no está en La Nueva Provincia.

Pero más allá de esto previsible, ya explicamos en el requerimiento que no es la manera adecuada de verlo si queremos evitar la impunidad. Tenemos que ver esto desde otro lugar. Respecto de Enrique y Miguel Ángel él habla de que estuvo ajeno al conflicto (entre el Sindicato de Artes Gráficas y la empresa) y es muy concreto, que estuvo ajeno, que su participación es nula. Nosotros tenemos probado que su participación lejos de ser nula es activa e incluso frente a frente con Enrique y Miguel Ángel.

Ya partiendo de esa base indica que ahí no tiene ningún tipo de explicación y efectivamente optó por mentir, decir “no estuve” cuando no solo lo tenemos probado con testigos sino con acta y escritura pública que estuvo frente a frente y con activa participación.

Cuando señala a Montoneros como responsable de los homicidios de Heinrich y Loyola, ¿lo hace con algún argumento -aunque sea en su ficción- o simplemente para echar culpas a alguien?

Lo sugiere. Si te tengo que transmitir lo que me pareció de su exposición, lo sugiere. Incluso como línea investigativa, como que debiéramos haber ido por ese lado y no por el de La Nueva Provincia.

 ¿Qué sentido tiene, más allá de demorar unos días el conocimiento de lo declarado por Massot, el secreto de sumario pedido por su defensor?

Tiene un plazo en principio de diez días y entiendo que el juez va a estar resolviendo en los próximos días. No se puede extender, el pedido nuestro ha sido insistente. (El juez Álvaro Coleffi) resolvió las cosas que le hemos pedido desde que llegó y asumió la causa con los plazos procesales normales, no creemos que cuando la causa la tomó el actual juez haya estado retrasada. Se retrasó con la Cámara, con la recusación que hicimos de (Santiago Ulpiano) Martínez pero a partir de que llegó a manos del actual juez los plazos se están cumpliendo.

¿Por qué decretó el secreto de sumario? Las razones del juez no fueron explicitadas en el acto pero entiendo que es entendible porque puede haber medidas y circunstancias e incluso situaciones que él querrá preservar y que tendrá en su subjetividad ordenar.

¿En este contexto qué reflexión tenés ante un nuevo aniversario del golpe de Estado?

Muchas, uno siente que se le vienen a la cabeza años de lucha de tanta gente que a puesto su vida en esto. Así que en esta pequeña parte de esa lucha que es esto que estamos viviendo aparece un poco como iluminado este 24 en términos de un poco más de justicia, un poco menos de impunidad. El avance genera ese alivio que puede permitir algunas medidas procesales que no dejan de ser eso pero generan en la memoria colectiva y en las vivencias individuales un poco de alivio.      

Foto: Lina Etchasuri (La Vaca).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s