Jornada de lucha y resistencia

[youtube http://youtu.be/CuZE-FZGDyY]

Compartimos el documento de la Comisión de Apoyo a los Juicios y las organizaciones abajo firmantes leído en la Plaza de la Resistencia y la Memoria de Bahía Blanca a 38 años del golpe de Estado cívico militar eclesiástico. El video muestra el paso de la movilización frente a la sede del diario colaboracionista La Nueva Provincia cuyo director, Vicente Massot, está imputado por crímenes de lesa humanidad. Más imágenes de la jornada puede verse aquí.

A 38 años del Golpe Cívico Militar Clerical de 1976, nos encontramos nuevamente para reafirmar nuestro compromiso con la Memoria, la Verdad y la Justicia, en una jornada de lucha y resistencia contra la impunidad en todas sus formas. De compromiso con los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos, con los ideales de esa generación que -con todos sus matices- tenía un objetivo claro: construir una sociedad más justa, sin explotadores ni explotados.

Los compañeros caídos, con sus sueños y rebeldías, tenían la perspectiva de los cambios profundos, estructurales, revolucionarios. Y en ese camino nos reconocemos e identificamos. Por ello este 24 de Marzo -como hace casi 30 años ininterrumpidamente- nos encuentra en la calle para denunciar y seguir exigiendo Juicio y Castigo a todos los culpables civiles y militares y, al mismo, tiempo reivindicar las ideas de los compañeros y las compañeras.

Volvemos a rendir homenaje a esa generación de militantes populares que fueron secuestrados, asesinados, torturados, desaparecidos, obligados al exilio. Todos métodos impulsados por la dictadura para instalar una cultura represora y de impunidad que garantizara el control del poder político y económico, con el objetivo de defender los intereses de la burguesía nacional y del gran capital transnacional.

Empresarios, sectores políticos, sindicales y militares promovieron, legitimaron y se beneficiaron con ese proceso que comenzó a ejecutarse con el Operativo Independencia en Tucumán y los crímenes cometidos por la TRIPLE A. Así construyeron la antesala del Golpe, tutelado por el Plan Cóndor que articuló a todas las dictaduras que se impusieron contra los pueblos Latinoamericanos.

El plan político del genocidio conllevaba un proyecto que destruyó la industria nacional y colocó la economía al servicio de las multinacionales, la Sociedad Rural Argentina, y otros grupos. Las consecuencias se vieron de inmediato: el enriquecimiento de unos pocos a costa del hambre de muchos, mayor explotación y liquidación de conquistas de los trabajadores, entrega y brutal endeudamiento externo.

Para llevar a cabo ése cometido se masacró a una generación que estaba organizada para resistir el avance de los intereses financieros multinacionales en el Continente. Más de 500 campos de concentración se instalaron a lo largo de todo el país para aplicar un plan sistemático de aniquilamiento contra miles de compañeros y compañeras que resistieron el cercenamiento absoluto de las libertades individuales y colectivas, y la violación sistemática de todos los derechos humanos, sociales y civiles.

El movimiento popular comenzó la resistencia desde el inicio mismo de la dictadura. En los centros clandestinos, en las cárceles, en las calles. Denunciando adentro y afuera del país las atrocidades que se estaban cometiendo y desenmascarando el plan genocida puesto en marcha. Sobran ejemplos de solidaridad y resistencia en todos esos años como la valentía de las Madres por tomar la Plaza, el reclamo de los organismos de DD.HH y las organizaciones sociales y políticas.

Desde el retorno a la democracia el movimiento popular ha impulsado -en todo el país como en nuestra ciudad- infinidad de actos, escraches, denuncias y movilizaciones para enfrentar la impunidad, las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, los indultos, la teoría de los dos demonios, las dificultades para el inicio de las causas, las excarcelaciones, etc. Nuestro pueblo nunca dejó de luchar, y hemos logrado conquistas muy importantes, nadie nos regaló ni nos regalara nada.

En la actualidad hay 1083 procesados y 443 condenados. Más del 60% de ellos están en cárceles comunes. La lucha consecuente del Pueblo y sus organizaciones lo hicieron posible. Sin embargo, según la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, desde el Juicio a las Juntas de 1985 hasta hoy, quedaron firmes sólo 114 condenas por crímenes del terrorismo de Estado, que comprenden a un conjunto total de 108 personas juzgadas en 51procesos.

Es por ello que seguimos reclamando la apertura de los archivos de la última dictadura que aún no han sido publicados privando al pueblo de conocer información muy valiosa.

En Bahía Blanca esperamos el inicio del primer juicio a los responsables de la Armada. Sabemos que cada día que pasa habilita la posibilidad de nuevas fugas o el avance de la impunidad biológica que ya benefició a las más emblemáticas figuras del genocidio regional.

Cada causa, cada juicio, cada condena, deja más en evidencia no sólo la complicidad de actores civiles en la masacre sino su participación criminal. La Iglesia Católica, entre tanto gesto, no pone al prófugo ex capellán Aldo Vara a disposición de la justicia, ni entrega información que termine con el robo de identidad que sufren cientos de hombres y mujeres y sus familias biológicas. La corporación judicial local mira hacia el costado, o actúa, para garantizar la impunidad de Hugo Mario Sierra, Gloria Girotti y Francisco Bentivegna. Y junto a vastos sectores políticos, ni se incomoda en una democracia que pone como camaristas o jueces de faltas a ex integrantes de los servicios de inteligencia como Néstor Luis Montezanti y Ricardo Antonio Germani.

Y a pesar del esfuerzo de fiscales y sobrevivientes, la posibilidad de juzgar y condenar a los responsables de los crímenes de la Alianza Anticomunista Argentina todavía parece muy lejana y exige multiplicar los esfuerzos del campo popular para no abandonar la memoria de sus miles de víctimas.

Mención especial merece la actuación de la Justicia Federal bahiense con relación a La Nueva Provincia, cuyo responsable fuero protegido hasta el hartazgo, a pesar de la orden emanada, en setiembre de 2012, por el Tribunal Oral Federal que juzgó al primer grupo de genocidas.

Sin embargo, el 18/03/14, Vicente Massot tuvo que declarar ante el juez Alvaro Coleffi, en medio del efervescente repudio popular, escapando luego en un patrullero y rodeado de un impresionante dispositivo de seguridad. Y, si bien se desentendió del crimen de Heinrich y Loyola acusando a Montoneros, se pudo saber que el 25/04/13, en la presentación de su libro “El cielo por asalto, ERP, Montoneros y las razones de la lucha armada” en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales de la ciudad de Buenos Aires, manifestó: “Yo no era un bebé de pecho, yo también tuve participación en esos hechos”, haciendo referencia a lo que el empresario llama “la guerra civil de los años 70”. Frase que cobra enorme trascendencia a horas de la resolución del pedido de los fiscales Miguel Palazzani y José Nebbia para que el juez Álvaro Coleffi lo indague y detenga en el marco de la investigación por la responsabilidad de su empresa.

Por otro lado, queremos apuntar algunas reflexiones sobre la situación actual de los DD.HH en nuestro país, porque se estrecha la voluntad de lucha hacia el pasado sino se compromete con el presente y el futuro. Hablamos de consecuencia en la pelea.

El gobierno nacional “condena” a los represores de pasado, pero avanza en la construcción de andamiajes jurídicos y políticos que promueven el control y la represión de la protesta social, como lo fue la sanción -el 30/12/11- de la vergonzante Ley Antiterrorista y el nombramiento –con la mayoría de los votos oficialistas en el Senado- del Gral. Milani al frente del Ejército, desestimando voces que denunciaban el pasado represor del mismo como oficial de inteligencia; es decir: poniendo en duda la palabra de familiares y militantes por los DD.HH, entre ellos un simpatizante del kirchnerismo como Horacio Verbitsky -integrante del CELS.

Mientras se profundiza el doble discurso y se garantizan riquezas para los que más tienen conservando la matriz estructural de ganancia, vemos cómo se investiga clandestinamente a referentes importantes del movimiento de DD.HH y organizaciones de base a través del infame Proyecto X.

Así observamos que se camina en el sentido inverso al relato. No sorprendió que asumiera la jefatura de Gabinete el represor de Pueblos Originarios y trabajadores Jorge Capitanich, como tampoco la presencia y la palabra cada vez influyente del Teniente Coronel Sergio Berni, quien se asume como el portavoz oficial del deleznable discurso de mano dura y señala que el gobierno no permitirá más cortes de tránsito, lo resulta una intimidación amenazante ante cualquier reclamo gremial y social legítimo.

Las expresiones de la presidenta de la Nación en la apertura de las sesiones ordinarias del congreso ratifican esta visión cuando defiende enfáticamente el curso de un expediente armado contra los petroleros de Las Heras, a quienes se aplicaron condenas de cadena perpetua en un proceso, plagado de irregularidades y apremios de todo tipo; donde el propio fiscal acusador reconoció y justificó las declaraciones bajo tortura a la que fueron sometidos los compañeros. No podemos dejar de repudiar estos dichos, y nos identificamos con lo expuesto por Osvaldo Bayer con respecto a este caso “El pueblo argentino está viviendo una de las más grandes injusticias históricas con los compañeros petroleros de Las Heras. Comparable con muchos de los delitos cometidos por las dictaduras militares vividas en pasados años”.

Al mismo tiempo, otras violaciones a los derechos humanos se originan con el avance en la represión a los Pueblos Originarios como los QOM en Formosa, en Vaca Muerta, a las asambleas ambientalistas como la de Córdoba que pelea contra el avance de la sojizacion y el saqueo de los bienes comunes y la reciente represión a los docentes en Misiones que pelean contra el ajuste. Estas son las consecuencias de un Sistema Económico que siembra mayores desigualdades, que genera luchas populares y tiene como respuesta la represión por parte del Estado en beneficio de los Grandes Empresarios, quienes han sido de los más beneficiados por este modelo.

No podemos olvidarnos de todos los desaparecidos en democracia como Luciano Arruga y Jorge Julio López ni de las víctimas del gatillo fácil como Giuliano Gallo, como tampoco de las decenas de mujeres que desaparecen para ofrecerse como mercancía en las tenebrosas redes de prostitución y el narcotráfico. Todo esto promovido y garantizado por un mecanismo de complicidad compuesto por la policía, el poder judicial y el poder político que permite la trata de personas en la actualidad, como pudimos ver en la farsa de juicio montada por la desaparición de Marita Verón. Y no podemos dejar de mencionar las condiciones inhumanas en las que viven los reclusos de todas las cárceles del país.

Se transita un camino de fortalecimiento del aparato represivo. Se ratifica con más fuerza esta intencionalidad al ir cerrando en las provincias esta matriz represiva desde el estado nacional. No es casual, en este contexto, el nombramiento de Alejandro Granados como Ministro de Seguridad en la provincia de Buenos Aires, y los acuerdos con el FBI y la DEA para entrenar y supervisar las Fuerzas de Seguridad en Santa Fe, Buenos Aires, y Córdoba.

En el ámbito local, no podemos dejar de destacar distintos hechos donde se vulneraron los DD. HH. Cabe mencionar el tristemente célebre decreto del intendente Bevilacqua y sus secretarios, para encerrar, aislar y reprimir una protesta social que protagonizaron los vecinos que reclamaban la reanudación de las obras del Plan Federal, abandonado durante 4 años por el gobierno. Y la violenta represión a los jóvenes en la puerta de un boliche por parte de la Policía de la Provincia, en la que una adolescente resultó herida con 16 balazos de goma.

En este 24 de marzo, reafirmamos la defensa de todos los Derechos Humanos: libertad, trabajo, vivienda, educación, salud y justicia. Seguimos reivindicando la lucha de los compañeros levantando sus banderas, denunciando todo intento de agresión contra la autodeterminación de los pueblos, y repudiando la injerencia de los intereses imperialistas en los países de América Latina y todo el mundo. Y en este sentido, nos solidarizamos con el pueblo venezolano ante el intento de desestabilizar su gobierno.

Compañeras y compañeros, por todo este decimos que este nuevo aniversario del inicio de la última dictadura cívico militar clerical, es un día de Memoria y Resistencia, el nombre con el cual las organizaciones presentes hemos definido a esta plaza. Memoria por aquellos que lucharon por una sociedad más justa y Resistencia porque aún seguimos en camino de lograr ese sueño todavía no alcanzado.

-30000 compañeros detenidos desaparecidos presentes

-Aparición con vida de Julio López, Luciano Arruga y todos los desaparecidos en democracia.

-Destitución de Milani como jefe del Ejército y procesamiento por su participación en la represión

-Basta de ajuste y represión de la protesta social.

-Absolución a los petroleros de Las Heras

-No al intervencionismo Yanqui en América Latina

-No al pago de la deuda externa y auditoría para que la paguen los que la generaron.

Comisión de Apoyo a los Juicios, CTA, Suteba, ATE, Partido Comunista, Partido Obrero, PTS, FIT, MST, PRT, CRCR, Encuentro Amplio, Integración Ciudadana, Proyecto Sur Bahía Blanca, Franja Morada Regional Sur, Agrupación 8 de Setiembre, CEHum, CE Inst. Avanza, Biocentro, CE Trabajo Social, La Cigarra, UJS, FJC, Juventud del PTS, Cardumen, Colectivo El Aguijón, Juventud Illía, Juventud Radical, FM De la Calle, Murga Desde el Barro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s