Garlatti negó encubrimiento de Vara

garlattiolivoEl Arzobispado de Bahía Blanca ratificó mediante un comunicado de prensa lo informado en noviembre a organismos de derechos humanos bahienses: el ex capellán del Ejército imputado por crímenes de lesa humanidad Aldo Vara se desvinculó de la institución en 2001; el actual titular de la sede Guillermo Garlatti llegó en 2003; no tuvieron relación entre ellos y el obispo no ocultó ningún detalle a la justicia.

Hay, al menos, dos argumentos de peso que el Arzobispado no aclara y lo refutan. La Diócesis de Ciudad del Este afirmó que el ex capellán Aldo Vara fue recibido en Paraguay “a pedido de su Obispo”, es decir: Garlatti. El empresario inmobiliario Leopoldo Bochile, apoderado del cura, retiraba mensualmente de la Curia una jubilación a nombre del represor. Mientras tanto, el Estado nacional ofrecía recompensa para dar con el paradero del prófugo.

El delito de encubrimiento que la Fiscalía imputa a Garlatti y Bochile está previsto en el artículo 277 del Código Penal de la Nación. Estipula penas de seis meses a tres años de prisión a quien, entre otras cosas, “ayudare a alguien a eludir las investigaciones de la autoridad o a sustraerse a la acción de ésta”.

“El Arzobispado de Bahía Blanca, ante la información que imputaría al Sr. Arzobispo Monseñor Guillermo Garlatti, de encubrir al Presbítero Aldo Vara, hace saber que Monseñor Garlatti, llegó a esta arquidiócesis en el año 2003, y el sacerdote Aldo Vara, había abandonado la Arquidiócesis, en el año 2001. En consecuencia no tuvo relación con él y cuando la Justicia Federal formuló peticiones con respecto al domicilio del mismo, se informó en forma inmediata y veraz, sin ocultar detalle alguno. Sin perjuicio de lo precedente, el Sr. Arzobispo queda a disposición de la Justicia por ulteriores requerimientos y reitera que no se ha encubierto a este sacerdote en ningún momento”, dice el comunicado publicado por la Agencia Informativa Católica Argentina.

La canciller del Arzobispado, Emma Rosa Vila, firmó en nombre de Garlatti -el 20 de noviembre de 2013- una carta en respuesta al pedido de información del paradero de Vara hecho por Hijos, APDH y Red X la Identidad. Decía que el capellán presentó su renuncia “total y definitiva” como párroco y “solicitó licencia para ausentarse de la Arquidiócesis” en 2001 ante el entonces titular de la Curia local Rómulo García.

El Grupo de Curas en Opción por los Pobres pidió ayer la intervención “urgente” del Episcopado para aclarar los hechos y advirtió que si el arzobispo bahiense encubrió a Vara “por desconocimiento, miedo, o algún otro condicionamiento debería expresarlo públicamente para facilitar una mejor comprensión de la situación y en todo caso pedir disculpas a la sociedad más allá de lo que la justicia pueda requerir de él. El silencio episcopal sobre el tema no hace más que reforzar la idea de encubrimiento de un imputado en un delito de lesa humanidad, sospecha de la que el episcopado argentino no ha podido despegarse”.

De parte del obispo

Fortunato Mallimaci fue el primero en denunciar el cobro de la jubilación de Vara y explicó días atrás en Página/12 que, tal como lo confirmó el cura paraguayo Écar Rolón quien comparte parroquia con el cura detenido, “Vara es un sacerdote incardinado, es decir, con anclaje territorial permanente, por lo que depende siempre de un solo obispo, en su caso el de Bahía Blanca (…) Para que pudiera ejercer en otra diócesis, Garlatti debió haberlo recomendado o cuanto menos haber certificado que es un sacerdote en plenitud”.

“¡Mentira que no lo sabía! Hay un sistema eclesiástico fuertemente incorporado en los actores que es el secreto, el no decir nada porque esto es un ataque a la iglesia, no mostrarlo ni hacerlo público porque se supone que esto daña la imagen”, agregó el sociólogo en declaraciones a FM De la Calle.

Más allá del escueto comunicado de la jerarquía eclesiástica bahiense, el fiscal Antonio Castaño apunta a ratificar si Garlatti financió a Vara mientras estuvo prófugo mediante el pago de un beneficio jubilatorio que se hacía efectivo en la sede de la Curia a través del apoderado Leopoldo Bochile. Ambos deberán ser indagados, además, se espera información del Banco Central sobre los movimientos y cuentas de Bochile y las testimoniales de Mallimaci y Bruno Cuccheti, administrador de la Curia.

One thought on “Garlatti negó encubrimiento de Vara

  1. Pingback: Lesa Humanidad: Garlatti negó encubrimiento a Vara | ECUPRESS - AGENCIA DE NOTICIAS PRENSA ECUMÉNICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s