También murió impune el cura Vara

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Fue un honor para mí haber podido comprometer mi vida, y arriesgarla, durante estos largos años de iniquidad y salvajismo. Fue un honor brindar mi aporte sacerdotal a una empresa tan difícil”, escribió el ex capellán y capitán del Ejército, Aldo Omar Vara, el 28 de septiembre de 1979 al renunciar ante el jefe del Batallón de Comunicaciones 181 luego de su intervención en la década más sangrienta que registra la historia reciente de Bahía Blanca.

El cura represor murió ayer a los 80 años, prófugo durante meses de la justicia argentina, con el amparo de la Iglesia Católica, a pesar de su imputación por crímenes de lesa humanidad. Vara goza así de la misma impunidad que el ex arzobispo Jorge Mayer, su segundo Emilio Ogñenovich y el también capellán del V Cuerpo, Dante Inocencio Vega.

“Impunidad biológica por complicidad”, tituló el fiscal Miguel Palazzani en su cuenta de Facebook: “Según información de Interpol Paraguay, murió Aldo Vara. El Juez Federal de Bahía Blanca, Álvaro Coleffi, y Ministerio Público promovemos trámites de identificación y averiguación de las causas del fallecimiento”.

Las crónicas de medios paraguayos informan que “poco después de las 19:30 Vara fue encontrado muerto en su habitación en la Parroquia Virgen del Rosario del barrio Pablo Rojas de Ciudad del Este” donde cumplía arresto domiciliario a la espera de su extradición. “Fue socorrido hasta la clínica Santa Lucía del barrio San Antonio” aunque “llegó sin signos de vida”. Según UltimaHora, “preliminarmente el cuerpo sería enviado a la Argentina”.

Un sutil torturador

muere-cde-sacerdote-argentino-buscado-crimenes-dictaduraLa denuncia penal en contra de Vara la realizaron los jueces del Tribunal Oral Federal en la sentencia del primer juicio contra represores a partir de “declaraciones durante el debate en relación a la manera de actuar con respecto a ciertos secuestrados y/o detenidos en el ámbito del V Cuerpo de Ejército”.

No sólo son reiterados los testimonios que lo ubican en el interior de los centros clandestinos de detención, torturas y exterminio del V Cuerpo de Ejército “sino que su propia oficina, ubicada en la planta baja del Batallón de Comunicaciones 181 al que estaba asignado, fue el lugar de cautiverio de varias de las víctimas”.

“Sin ambages: ¿qué hacía Vara en los centros clandestinos que funcionaron en el ámbito de la Subzona 51? La respuesta es clara: participaba de las torturas”, se preguntaron y respondieron los fiscales Miguel Palazzani y José Nebbia y agregaron que la “sutileza” de su técnica de tortura era lo único que lo diferenciaba del resto de los genocidas juzgados.

Nebbia recordaba al momento de su detención que “Vara está acusado por los padecimientos de un centenar de personas, entre ellos, los casos emblemáticos de chicos del colegio secundario de la ENET -que estuvieron en La Escuelita y después en el Batallón 181-, y otros sobrevivientes donde, a través de su ministerio como cura, los aconsejaba en uno y otro sentido. Para que cuenten -hablamos de estos roles del bueno y el malo- pero también los aconsejaba que no cuenten lo que les había pasado allí adentro. Los sobrevivientes sí le pedían a Vara que les diga a sus familiares que estaban allí, él los vio con las marcas de tortura, lo contó y relató en los juicios por la verdad cuando regían las leyes de impunidad y no podían ser castigados los responsables de estos actos”.

Durante el juicio a Christian Von Wernich, único cura católico condenado por su actuación durante el terrorismo de Estado, el sacerdote Rubén Capitanio declaró que “el capellán tiene como misión primordial estar al servicio del encarcelado. Agregó que visitar al preso significa acompañarlo para resguardar su dignidad humana. Aclaró que en el catolicismo no hay diferencia entre lo espiritual y lo humano, por tanto, todo ser humano, es un ser sagrado, un templo de Dios. Resaltó que la presencia de un sacerdote en un lugar ilegal es una incoherencia pastoral que no podría explicar: sólo como víctima podría ejercer el ministerio; pero es inconcebible hacerlo desde la estructura”.

“Vara comparte el pacto de silencio cínico y cruel que une a todos los responsables, silenciando información que podría aliviar el dolor de sobrevivientes y familiares, al punto, en el caso de las personas desaparecidas, de transgredir el ancestral derecho de dar cristiana sepultura a los ausentes, el derecho al duelo”, destacaron los acusadores al pedir su detención e indagatoria el 15 de marzo de 2013.

Fin del itinerario

garlatti

Guillermo Garlatti, arzobispo de Bahía Blanca.

El 28 de abril Interpol lo encontró en la parroquia de Ciudad del Este donde durante los últimos tres años cumplió sus funciones como uno más con el permiso del obispo paraguayo Rogelio Livieres. Su Diócesis informó que Vara llegó “a pedido de su Obispo” comprometiendo aún más al arzobispo de Bahía Blanca Guillermo Garlatti quien junto al empresario Leopoldo Bochile, apoderado del cura, están imputados por encubrimiento.

El propio Garlatti aseguró por escrito que desconocía el paradero del reo aunque mensualmente estampaba su firma a pocos renglones de la del cobrador de la jubilación de Vara para recibir el aporte que la Iglesia brinda a los jerarcas mayores de 68 años. El sitio Hoy menciona que “Vara era un cura ‘itinerante’, no adscrito permanentemente a una parroquia, contaba con una credencial, un documento que avalaba que era sacerdote, y viajaba con cierta frecuencia a Brasil y Argentina”.

Con Vara muerto, resta a la justicia indagar y condenar a sus encubridores y a la sociedad renovar la exigencia a la Iglesia Católica el cese de sus crímenes y torturas dando a conocer la información respecto de lxs bebés apropiados durante la dictadura cívico militar eclesial.

One thought on “También murió impune el cura Vara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s