“Quienes protegieron a Vara deben ser procesados”

vara efemedelacalle(Opinión) La Iglesia Católica Argentina comulgó perfectamente con el plan genocida desarrollado por las Fuerzas Armadas. Sólo honrosas excepciones entre sus integrantes mantuvieron en alto sus ideales cristianos luchando contra la desigualdad social, siendo -varios de ellos- asesinados por la Triple A y los militares y negados por su propia institución.

En Bahía Blanca -como en otros puntos del país- los principales exponentes del clero local que tuvieron participación (por acción u omisión) en la dictadura cívico-militar-clerical nunca llegaron a ocupar el lugar de imputados en un estrado judicial para que sus víctimas pudieran reparar -en parte- el daño sufrido.

La presunta muerte del sacerdote Aldo Vara como otro caso de impunidad biológica deja -una vez más- al descubierto el tremendo letargo de la Justicia a la hora de procesar, juzgar y condenar a los genocidas que sembraron, callaron y ocultaron el terror sobre miles de personas. Al igual que a sus colegas Mayer y Ogneñovich, el paso del tiempo le tendió una mano. La complicidad de la Iglesia bahiense, le tendió la otra.

Aldo Vara cuya detención fue solicitada por la Unidad Fiscal de Asistencia para causas por violaciones a los Derechos Humanos, rechazada por el juez Ulpiano Martínez y aceptada por la Cámara Federal, fue groseramente encubierto por la curia bahiense y descubierto por Interpol en Paraguay. A días de su extradición para responder ante la justicia, fuentes periodísticas anunciaron su muerte como consecuencia de causas naturales -algo que no dejaría lugar a dudas si se tratase de cualquier otro octogenario. Pero el ex capellán acusado de crímenes de lesa humanidad, no es un anciano común. La complicidad y el encubrimiento dentro y fuera del país arrojan un manto de duda y es por ello que resulta imprescindible una minuciosa investigación, a cargo de personal de absoluta confianza que ofrezca todas las garantías de veracidad a los fiscales Nebbia y Palazzani.

Entendemos además que quienes protegieron al cura represor -violando claramente la ley, deben ser procesados y que Garlatti y Bochile tienen que rendir cuentas por su accionar. Una sociedad que quiere cerrar heridas, lo exige.

 Comisión de Apoyo a los Juicios de Bahía Blanca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s