La Corte anuló asunción de Ramos Padilla

3_1428434092_BLa Corte Suprema de Justicia declaró la nulidad de la puesta en posesión -no de la subrogancia- del juez Alejo Ramos Padilla en el Juzgado Federal Nº1 de Bahía Blanca. El acto efectuado por el vicepresidente del Consejo de la Magistratura, Daniel Candis, fue para el máximo tribunal “una clara intromisión” en los poderes que tiene “como titular del Departamento del Gobierno Federal”.

Días atrás la presidenta del Consejo, Gabriela Vázquez, explicó a FM De la Calle que luego de la designación de Ramos Padilla “le comuniqué personalmente por oficio” al presidente de la Cámara, Néstor Montezanti, y que Candis anunció el acto con dos días de anticipación. “Ramos Padilla no necesita juramento porque ya es juez de la Constitución con acuerdo del Senado y ya juró cuando fue puesto en posesión en el juzgado federal de Dolores, la Cámara avisó que estaba anoticiada y que iba a concurrir pero luego no fue, estaba presente el dr. (Santiago) Martínez y otros funcionarios y personal del juzgado”.

La Corte Suprema no esperó la existencia de un “caso judicial” para poder pronunciarse sobre la nueva Ley de Subrogancias, que pone en el Consejo de la Magistratura la designación de jueces y juezas subrogantes.

Fue a través de la Resolución 1945/15, firmada en el acuerdo de este martes por lxs ministrxs Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda. Ayer Lorenzetti recibió a presidentes de las cámaras federales en el marco de una nueva movilización en defensa de la “independencia judicial” y del ex camarista de Casación Luis Cabral.

El presidente de la Asociación de Magistrados, Ricardo Recondo, aseguró desde el escenario que “por ahí” andaba Ulpiano Martínez, uno de los artífices de la impunidad de los civiles del terrorismo de Estado en Bahía Blanca cuya subrogancia no fue renovada por la Magistratura.

“Nadie pasa de esta esquina, aquí manda la Corte” es el titulo de la nota del sitio DiarioJudicial que amplía la información sobre la medida:

Todo se inició en una presentación ante la Corte por parte de la Cámara Federal de Bahía Blanca, quejándose de la forma “en la que el Consejo de la Magistratura había puesto en posesión del cargo al juez subrogante del Juzgado Federal de Bahía Blanca”. Ello se remonta a fines de abril, cuando el Consejo dictó la resolución 131/2015 por medio de la cual se resolvió no ratificar la designación de Santiago Ulpiano Martínez en el Juzgado bahiense, y en cambio, designar como subrogante al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla.

El problema acaeció el último 24 de junio, cuando se puso en funciones a Ramos Padilla, ya que el encargado de realizar el acto fue el vicepresidente del Consejo, Jorge Candis, en presencia de los magistrados involucrados y directamente en el Juzgado. La Cámara se quejó porque sostuvo era este Cuerpo el que debía intervenir a la hora de poner en funciones al nuevo juez.

La Corte le dio la razón, y diferenció el nombramiento de la toma en posesión del cargo, para determinar que esta última función corresponde a las facultades de Superintendencia que tienen los Tribunales.

Según relata la Corte, el Consejo fundó su competencia para realizar el acto en la letra del artículo 2° de la nueva Ley de subrogancias, que expresa que “El Consejo de la Magistratura designará subrogantes por mayoría absoluta de los miembros presentes. La designación se realizará con un juez o jueza de igual competencia de la misma jurisdicción o con un miembro de la lista de conjueces confeccionada de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 3° de la presente ley. Las cámaras deberán comunicar la necesidad de nombrar subrogantes al Consejo de la Magistratura”.

Los integrantes del Máximo Tribunal no hicieron valoración alguna sobre los alcances de la designación de Ramos Padilla, porque consideraron que no les correspondía conocer en esa instancia de superintendencia “acerca de la designación efectuada por el Consejo de un juez que no es de la misma jurisdicción, ni integra la lista de conjueces vigente para la jurisdicción de Bahía Blanca”.

En cambio, sí se pronunciaron sobre el procedimiento “al cual se acudió para la puesta en posesión del cargo del magistrado designado como subrogante”, el cual “implica sí una clara intromisión en los poderes que esta Corte tiene como titular de este Departamento del Gobierno Federal”. En otras palabras, para la designación no se podía revisar la situación en una instancia de superintendencia, pero diferente es el caso de la puesta en el cargo.

La Corte funda su competencia a esos efectos para producir “aquellos actos de gobierno que, como cabeza de poder y órgano supremo de la organización judicial argentina, fuesen necesarios para preservar la observancia de las disposiciones reglamentarias en vigencia; cuando media un apartamiento de aquéllas”. Sobre esa base, la resolución declara que ese acto llevado a cabo por Candis “avanza sobre las facultades de superintendencia que esta Corte ha delegado en la Cámara Federal” en los términos de los artículos 16 y 118 del Reglamento para la Justicia Nacional, por lo cual concluye que corresponde “privar de validez el acto de puesta en posesión del cargo dictado sin competencia”, sin perjuicio de la validez de los actos que Ramos Padilla haya cumplido, siendo la propia Cámara Federal bahiense la encargada de realizar esa actuación.

One thought on “La Corte anuló asunción de Ramos Padilla

  1. Pingback: Un juzgado sin rumbo | Juicio Armada Argentina - BNPB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s