La rectificación en LNP “tiene un tinte de reparación moral”

ferro efemedelacalleJorge Ferro, presidente del Tribunal Oral de Bahía Blanca que acaba de condenar a 22 genocidas, aseguró a FM De la Calle que la sentencia procuró buscar “el equilibrio entre el derecho de propiedad que tiene el diario La Nueva Provincia de hacer una publicación” y el derecho de rectificación que corresponde a las víctimas del terrorismo de Estado que fueron mencionadas como “abatidas en enfrentamientos”. Opinó que la medida “tiene un tinte de reparación moral frente a la familia porque lamentablemente ellos no pueden decir nada”.

La semana pasada 18 represores recibieron penas de prisión perpetua y otros cuatro de entre 8 y 18 años de cárcel. Pertenecen a la Armada, el Ejército, la Prefectura, la Policía Bonaerense y el Servicio Penitenciario provincial. Entre sus resoluciones, los jueces aceptaron el pedido de la Fiscalía para aplicar el derecho a réplica colectivo en las páginas del diario de la familia Massot.

Respecto a los cuestionamientos de familiares de los imputados aseguró que “toda persona tiene derecho a pedir y reclamar lo que considera justo” aunque deben “tener en cuenta que esto no es un juicio de venganza, no se actúa mecánicamente, (…) ha habido una valoración de cada caso en particular”. “Es una posición ideológica totalmente distinta, es una posición parcializada porque según ellos se trataba de hijos y nietos, entonces, yo la respeto. Lo que sí, no le doy valor jurídico”, afirmó.

Por otra parte, Ferro rechazó la posibilidad de unificar los tramos restantes de las causas Ejército y Armada y realizar un megajuicio que acelere los tiempos -petición impulsada por la Fiscalía y las querellas- “porque hay responsabilidades distintas, hay hechos distintos, hay víctimas distintas”.

-Tercer juicio que termina, ¿qué particularidades le encontró tras el debate teniendo en cuenta la composición de varas fuerzas del grupo de imputados?

Esa es la característica que yo rescato y que esa característica de la intervención de diversas fuerzas es lo que trajo mucha dificultad, por ejemplo, en la condena por los delitos sexuales. Yo creo que es el primer juicio de lesa humanidad en el cual intervienen cuatro fuerzas diferentes, el Ejército, Armada, Infantería de Marina y Prefectura.

-¿La dificultad radica en dónde comienza el delito?

La dificultad radica en ubicar a la persona, los delitos que se cometieron, en qué época y en qué sitio. Porque, por ejemplo, la misión de la Prefectura tenía una cierta competencia, una cierta jurisdicción, la Infantería de Marina otra, y entonces cuando usted tiene que englobar la situación de detenida de una persona cuesta ubicarla en ese lugar a los efectos de no incurrir en una anormalidad o ilegalidad.

-¿Con qué criterios o argumentación fueron tomados los abusos sexuales?

Nosotros entendemos que son delitos autónomos, más allá que se puede decir que están incluidos en los tormentos son delitos autónomos. Por ejemplo, ahora nosotros lo vemos con más claridad en este juicio porque también hubo un pedido expreso de la Fiscalía que permitió que se abriera la acusación y que se pudiera explayar. Ahí pudimos hacer mayor precisión en el sentido de que eran autónomos los delitos.

LNP 20/9/76. José Luis Peralta fue secuestrado en Mar del Plata por Prefectura y estuvo en cautiverio en La Escuelita de Bahía Blanca. Su cuerpo fue montado en un falso enfrentamiento en pleno centro local junto al de Ricardo Garralda.

LNP 20/9/76. José Luis Peralta fue secuestrado en Mar del Plata por Prefectura y estuvo en cautiverio en La Escuelita de Bahía Blanca. Su cuerpo fue montado en un falso enfrentamiento en pleno centro local junto al de Ricardo Garralda.

-¿Cuál es la característica del derecho a rectificación en la Nueva Provincia? No fue muy clara la exposición.

Porque hubo un problema de impresión. Nosotros fuimos muy cuidadosos en dos aspectos, en procurar el equilibrio entre el derecho de propiedad que tiene el diario La Nueva Provincia de hacer una publicación y el famoso derecho de rectificación.

En el derecho de rectificación o derecho a réplica yo no tengo ninguna duda porque ya la Corte Suprema ha comprendido que pese a que no existe una ley de reglamentación, la cláusula de la Constitución es netamente operativa. Nosotros lo único que le hemos pedido al diario, firme la sentencia, que sirva, no tampoco aclarar, sino que sirva publicar que la nota aparecida tal día, en tal sección, en tal página no fueron abatidos por un enfrentamiento militar sino que fueron ejecutados o fusilados.

Ese aspecto de la publicación yo creo que hace a un derecho que está también en la Constitución que es el derecho a la información. Y el derecho a la información es ínsito en el derecho de la libertad de prensa porque si no tiene usted la libertad de prensa no se puede informar. Y en la democracia la libertad de prensa y la libertad de información yo le diría que es casi total.

-¿Esto implicaría una múltiple rectificación de cada una de las notas referidas a estos casos?

No, porque son los casos exclusivamente en que esas personas fueron publicadas en el diario La Nueva Provincia que habían sido abatidos en enfrentamientos militares. Esas personas que están perfectamente identificadas y perfectamente individualizadas son las que el diario luego tendrá que decir que fueron ejecutadas y fusiladas.

Hago esta aclaración porque a mí me sería más fácil decir “aclarar”. La prensa y los diarios a veces tienen conceptos muy formales de eso y protegen el derecho de propiedad de ellos. Acá nosotros vamos más a un derecho constitucional esencial que es la libertad de información. La gente tiene que saber que los hermanos Giorno no tuvieron un enfrentamiento militar sino que fueron ejecutados o fusilados. Y eso también toca con otro derecho esencial en la Constitución que es el derecho individual de cada persona a la privacidad o intimidad, que es el art. 19 que se ve vulnerado. Tiene un tinte de reparación moral frente a la familia porque lamentablemente ellos no pueden decir nada porque están muertos.

-Bueno, allí está la duda porque los hermanos Giorno, por ejemplo, son sobrevivientes, uno de ellos muere posteriormente.

La Nueva Provincia decía que había sido abatido alguno de ellos en enfrentamientos militares.

-Respecto a la orden de declarar Sitio de Memoria y realizar la prospección en la Séptima Batería, ¿les permitió la prueba definir que esa fue la batería donde funcionó el centro clandestino?

No tenemos duda. En la inspección ocular quedó totalmente acreditado que la mayoría de los delitos sexuales, los tormentos y los abusos se cometieron ahí. En ese sentido quiero ser justo y destacar la absoluta predisposición de las actuales autoridades de la Infantería de Marina quienes pusieron a disposición nuestra, íntegramente todas las baterías lo cual nos permitió en la séptima quitarnos todo tipo de dudas. Me parece que corresponde destacarlo.

familiares milicos efemedelacalle-Ayer hubo aquí un grupo de familiares de imputados que cuestionaban la supuesta falta de legalidad de estos procesos y planteaban una teoría de que hay una especie de fórmula calcada a partir de la cual se condena a los acusados. ¿Qué le parece?

Creo que toda persona tiene derecho a pedir y reclamar lo que esa persona considera justo. Lo que ocurre es que esas personas también tienen que tener en cuenta que esto no es ni un juicio de venganza, no se actúa mecánicamente, usted que ha seguido los tres juicios sabe perfectamente y en este quedó bien acreditado que nosotros condenamos desde una cadena perpetua hasta ocho años. Quiere decir que ahí ha habido una valoración de cada caso en particular.

A cualquier persona le sería más fácil ubicar quiénes son los imputados, quiénes son los procesados y a todos meterles cadena perpetua, lo cual ocasionaría hasta una orfandad probatoria y un descrédito a las propias víctimas, porque dicen “esto es mecánico”. En cambio acá -que yo sé que la gente no está conforme con cierto grados de pena, lo puedo ver y usted también con los aplausos-, yo lo respeto totalmente a eso, pero creo que eso es lo que le da validez, jerarquía y sobre todo veracidad al juicio.

Pero aparte, esos chicos que vinieron ayer a verme, lo que también cuestionan es la valoración que puede hacer un tribunal sobre la famosa responsabilidad objetiva. Ellos dejaron un escrito acá, cuestionaban el análisis de la responsabilidad objetiva porque decían que tenía que ser de una valoración mucho más razonable. Para la valoración objetiva tenemos pautas que no las hacemos nosotros sino que vienen de la jurisprudencia, de la doctrina.

Usted se habrá dado cuenta que en la valoración objetiva nos hubiese sido más fácil meter a todos los militares en los delitos sexuales y no, valoramos la prueba y valoramos esa responsabilidad subjetiva.

Pero bueno, yo respeto la posición ideológica de ellos, es una posición ideológica totalmente distinta, es una posición parcializada porque según ellos se trataba de hijos y nietos, entonces, yo la respeto. Lo que sí, no le doy valor jurídico para un cuestionamiento de los juicios porque nosotros actuamos con la ley.

-Luego aparece el criterio de ancianidad como si eso excluyese algún tipo de responsabilidad…

Lo que ocurre es que también están desacertados en eso porque en la ley de ejecución de la pena privativa de la libertad la edad es una de las pautas, 70 años. Pero no significa que automáticamente la gente que tiene 71 años tiene que estar en el arresto domiciliario. La ley da la edad y da varios factores que hay que compatibilizarlos con la edad a los efectos de que la justicia no vulnere los principios contra la crueldad y la deshumanización.

Pero eso no quiere decir que una persona que está gravemente enferma y que tiene 63 años tenga que estar detenida en una cárcel y una persona de 71 que esté gozando de buena salud tenga que estar en arresto domiciliario. Ese es el error que creo confunden también, digo, por su parcialidad en la petición. La edad es uno de los factores, no el excluyente ni el decisivo, hay que compatibilizarlo con otras opciones que da la ley. Por ejemplo la ley habla de enfermedad terminal, usted no puede esperar a los 70 años si tiene una enfermedad terminal.

El otro factor que no se tiene en cuenta porque no se conoce, es que muchas veces las prisiones federales no quieren recibir a esas personas porque saben que ese estado de salud en esas prisiones federales ellos no lo pueden atender, cosa que nadie lo dice pero es lo que ocurre en la realidad penitenciaria.

milicos veredicto efemedelacalle-Con el contexto de cambios políticos, desde el presidente de la Corte para abajo se ratifica que los juicios son política de Estado e incluso el presidente electo habló que la justicia va a tener la independencia como para seguir adelante con estos procesos. Más allá de eso, como integrante del Poder Judicial, ¿qué necesita o qué valoración hace de aportes de otros poderes que pueden realizarse y tal vez no aparecen tan ratificados para el desarrollo más rápido, ágil y efectivo de estos juicios?

Mire, este tribunal no tiene más que agradecer toda la colaboración que yo he sentido de la Corte Suprema, en la persona del dr. Lorenzetti y en la persona de la dra. Higton que es la ministra a cargo de esta zona. Todos los inconvenientes y problemas que uno le ha planteado, de inmediato le diría, han sido solucionados porque es la política de Estado que implementa el Poder Judicial.

Y fijesé que, sin echar responsabilidad a nada pero sí debido a la circunstancia, nosotros pedimos en el mes de julio del año pasado, si mal no recuerdo, como una medida de prueba oficiosa ir a visitar el barco (NdR: el Crucero ARA 9 de Julio en el cual funcionó un centro clandestino). El barco está en un puerto de Texas.

Hice la gestión en la Corte Suprema, la Corte dio el aval, iba a pagar los gastos que demandara el traslado del secretario, el dr. Pereira, conté con la colaboración del Consejo de la Magistratura en la persona del dr. Freeman que está a cargo de la dependencia de Derechos Humanos, lo giramos como correspondía a Cancillería. Todavía estoy esperando.

La colaboración con los otros poderes creo que es esencial, fijesé que tuve todo el apoyo de la Corte Suprema, todo el apoyo del Consejo de la Magistratura y se trabó en un organismo político del Poder Ejecutivo. Poder que la propia presidenta de la Nación ha tomado como política de Estado el tema de los derechos humanos y fijesé que yo no puedo concebir que una gestión de esa naturaleza, oficial, y en un tema que es política de Estado, hasta el día de hoy yo no he recibido respuesta de la Cancillería. Seis meses.

-¿Qué posibilidades hay de pensar una mega causa que reúna los tramos faltantes de Ejército y Armada?

No se puede, no se puede.

-¿Por qué?

No se puede porque nosotros tenemos acá, que ya vamos a empezar a trabajar, el Ejército III. Pero hay más en instrucción y creo que en Cámara. ¿Qué se hace? ¿Se espera está tercera causa?

-Por lo menos las partes las que están esperando debate oral de ambas causas, Armada y Ejercito.

Nosotros tenemos una causa grande que es Ejército III que es más grande que Bayón (NdR: 17 imputados y 90 víctimas), que es la que empezamos a trabajar ahora. Y después tenemos Armada II que es tal vez un poquito más grande que ésta (NdR: Causa Fracassi, 25 imputados y 66 víctimas). Pero unificar todas las causas que hay en Bahía Blanca, imposible.

-¿Y en eso dos casos que están en etapa de juicios?

¿Usted dice unificar Armada y Ejército? No se puede. No se puede porque hay responsabilidades distintas, hay hechos distintos, hay víctimas distintas.

-¿No aparece este accionar conjunto que se ve en este juicio?

Hasta ahora nosotros en el Ejército no lo hemos visto. Creo que en Armada III puede darse la misma situación porque fijesé que si usted ve la Base Naval de Puerto Belgrano, tiene la base naval propiamente dicha y después tiene la Base Infantería de Marina, son dos organismos diferentes, las responsabilidades de uno y otro difieren.

-¿El próximo juicio se va a realizar en Colón 80?

Hasta ahora pienso que sí. Estamos buscando alternativas en la parte de oficinas, pero hasta este momento la Universidad ha colaborado en la cesión del Aula Magna y nos sentimos cómodos.

One thought on “La rectificación en LNP “tiene un tinte de reparación moral”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s