“Nos hacían caminar sobre cadáveres”

madueno-girotti

El juez Madueño y su secretaria Girotti tomaban “declaraciones” en el patio de La Escuelita.

El ex militante de la Juventud Peronista Ricardo Ángel Bustos describió ante el tribunal oral bahiense su secuestro tras el golpe de Estado de 1976 y su cautiverio en el centro clandestino de detención, torturas y exterminio La Escuelita.

En el marco del Juicio Ejército III, Bustos aseguró que los hombres del V Cuerpo “nos hacían caminar sobre los cadáveres” y torturaron a un bebé de ocho meses frente a su madre. Durante la dictadura también fueron detenidos ilegalmente sus hermanos Raúl, Rubén y René y sus hermanas Marta y Mirta. “Para ellos fue peor porque tuvieron cinco o seis años de cárcel, Raúl, René. Marta también tuvo una hija en la cárcel y Mirta estuvo en una comisaría”.

Las próximas audiencias serán el martes 15 a las 15 y el miércoles 16 desde las 9 en Colón 80 de Bahía Blanca. Mayores de 18 años deben concurrir con DNI, también pueden participar grupos de estudiantes a partir de los 16 años en compañía de docentes. Dicha participación debe coordinarse con el tribunal escribiendo a francisco.pereyra@pjn.gov.ar

La madrugada del 24 de marzo tres camiones militares se apostaron frente a la casa de Ricardo Bustos y unos treinta soldados y policías bonaerenses con armas largas se ubicaron hasta en los techos. “Golpearon y los hice entrar, no me quedaba otra. Revisaron mi casa, me robaron algunas cosas y me llevaron al regimiento y de ahí, vendado, a lo que sería La Escuelita, todo el mundo iba a La Escuelita. Fuimos esposados, atados con alambre, las piernas, las manos, algunas torturas”.

“Me ataron en una cama, tipo un elástico imperial, me echaron agua y me dieron con la picana. Uno desaparece del mundo cuando le ponen la picana, desaparece, se va. Me preguntaban dónde estaba mi hermano Roberto, yo no tenía idea, les dije que no, que no sabía. Lo que más me llamaba la atención, unos chicos que estaban colgados al lado donde estaba yo y les decían por favor que los maten. Los torturadores, los asesinos, terroristas de Estado: ‘Nosotros somos dios, te vamos a matar cuando se nos dé la gana'”.

Bustos agregó en su testimonio del martes 1 de noviembre que también escuchó cómo torturaban y quemaban con cigarrillos a un bebé de unos ocho meses mientras su madre gritaba “no lo quemen más por favor”.

Estuvo aproximadamente 17 días en el centro clandestino donde reconoció a sus hermanos René, Raúl y Rubén y a otros militantes. El genocida Walter Bartolomé Tejada insultó en su banco al escuchar los nombres de sus víctimas: “Señor Tejada, por favor déjese de descalificar a las personas, última vez que se lo digo”, lo reprendió el juez Jorge Ferro. Antes había llamado “brujas de mierda” a una abogada querellante y a dos hijas de desaparecidos.

“Fue un juez, decía que era Madueño, me tomó declaración, ni me acuerdo, lo único que me preguntó fue si sabía dónde estaba. Me dijo ‘vos sos constructor, tenés que saber cómo es el edificio’. Yo no sé nada de nada, firmé la declaración pero firmaba cualquier cosa”, contó Bustos sobre la declaración que le tomaron en el patio de La Escuelita. “Estaba con una secretaria y otra persona que escribía a máquina”, agregó. Madueño murió impune y sus ex secretarios Gloria Girotti y Hugo Sierra están imputados en causas que no logran permear a la familia judicial bahiense.

Junto a una de sus hermanas y su cuñado fueron trasladados a la cárcel de Villa Floresta. “Cuando íbamos para la unidad cuarta paraban el celular, nos bajaban, hacían el disimulo de fusilamiento y nos subían de vuelta, en La Escuelita cada dos o tres días nos decían que nos iban a fusilar”. Diez días después lo liberaron a condición de no verlo en la calle “porque si me veían me iban a matar como un perro”.

“Yo tenía una vida como todos pero después de eso cambió totalmente, tuve que ir a ver psiquiatras, psicólogos, tomar medicamentos para la depresión, nadie nos recibía ni nos saludaban hasta que después se enteraron cómo era todo y cambió la situación”, relató al tribunal.

Vecino secuestrado

El mecánico José Azpiroz era vecino de la familia Bustos y aquella noche de 1976 escuchó a sus padres gritar que los querían matar. Salió al patio con una carabina, vio “venir a una persona disfrazada, de bombacha, máscara” y escuchó la orden: “Fuerzas de seguridad, baje el arma”.

“La bajé y perdí, me tiraron al suelo y abrieron la puerta de mi casa, mi madre abrió y le pegaron una patada muy fuerte que la hirió, sacaron a mi padre y lo tiraron al lado mío, les pedí que lo dejaran porque había sido operado, cada vez que hablaba me golpeaban, patadas y con el fusil o rifle”.

Lo mandaron a cambiarse para llevárselo y cuando entró a su casa encontró a sus hijos de nueve y cinco años gritando y llorando con “uno de estos disfrazados apuntándoles arriba de una cama”. Fue trasladado con Rubén, Raúl y René Bustos y Raúl Ravignani a una caballeriza del V Cuerpo de Ejército donde quedaron esposados y vendados. “No sabía cuándo era de día ni cuándo de noche, pudieron haber sido tres o cuatro días”.

En un momento le quitaron las esposas y la venda -“parecía que me arrancaban los ojos”-, le devolvieron un saco y un pulóver y lo obligaron a firmar “una hoja donde decía que quedaba en libertad bajo juramento de que había sido bien tratado, bien alimentado, bien todo. Mentira porque no me habían dado nada. Perdí un poco la razón porque pensaba que me mataban”.

Lo trasladaron a la delegación de la Policía Federal, lo alimentaron y se disculparon porque “en estos procedimientos hay gente que paga y no tiene nada que ver”. De allí volvió a su casa caminando.

“Me robaron, me llevaron 300 pesos que tenía en un cajón en una cómoda, en la casa de mi padre robaron gran cantidad de mercadería de la despensa, el revólver de mi padre, y lo que destrozaron… Más todo lo que hubo que pagar porque la despensa se cerró, no había plata para recuperar”, agregó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s