ARCHIVO

JUICIO ARMADA ARGENTINA (2014 – 2015)

cabecera-armada

Seleccione la imagen para ingresar a los archivos.

portada-causa-armada-archivoportada-victimas-armada-archivoportada-imputados-armada-archivo

JUICIO V CUERPO DE EJÉRCITO I (2011-2012) y II (2013)

La Causa

IMPUTADOS

VÍCTIMAS

VICTIMAS

***

¿UN BUEN PASTOR?

Falleció este sábado a los 95 años el arzobispo emérito de la ciudad de Bahía Blanca, monseñor Jorge Mayer. Para el intendente Cristian Breitenstein fue “un buen pastor”, “parte importante del catolicismo de Bahía Blanca” y por eso lo eligió como uno de los 200 Ejemplos del Bicentenario.
“El fallecimiento de Mayer es una pérdida sensible como toda pérdida humana. Seguramente por lo que fue su trayectoria de vida, por los largos años que vivió y por lo que hizo en el medio, como cristiano uno no deja de tener una alegría en este momento”, dijo el jefe comunal en la despedida realizada en la Catedral.
Luego de recibir la distinción del oficialismo local la Fiscalía a cargo del dr. Abel Córdoba solicitó al juez que lleva adelante la causa 04/07 que investiga los crímenes de lesa humanidad cometidos bajo la órbita de la Armada que lo cite como testigo ante las reiteradas menciones sobre su persona que hacen los sobrevivientes y familiares de las víctimas.
Incluso, el propio Mayer -en mayo del 77- no ahorró loas “antisubversivas” cuando le tocó ser uno de los oradores en un acto en que se distinguió a los hoy procesados Julián Oscar Corres, Carlos Alberto Arroyo, Miguel Ángel García Moreno y Mario Carlos Méndez por haber asesinado a Daniel Hidalgo y Olga Silvia Souto Castillo en un departamento del cuarto piso de Fitz Roy 137 el 14 de noviembre de 1976.
Los familiares de “los chicos de la ENET” secuestrados por la patota del V Cuerpo, según la requisitoria de elevación a juicio, “en dos oportunidades entrevistaron a monseñor Mayer (…) que profirió diversas hipótesis sobre lo ocurrido. Tras una primera reunión en la que ‘prometió influir sobre las autoridades militares’, manifestó que su ‘influencia era limitada, que los militares le habían dicho que ellos también tenían sus secuestrados, que a su vez le indicaron que los secuestros podían ser obra de Montoneros y lo iban a investigar’. Al concluir la reunión, y en contradicción con las palabras expresadas anteriormente, les informó que ‘lo que había generado las detenciones, al parecer, era el posible tráfico de drogas’”.
También recurrieron ante el religioso para pedir información sobre los obreros gráficos de la La Nueva Provincia Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola, desaparecidos por unos días para luego aparecer sus cuerpos acribillados en cercanías a “La cueva de los leones”. La respuesta a una de las viudas fue tajante: “Los buenos no son para esta tierra”.
Lamentablemente, Mayer no se puso a disposición de la justicia. No dijo lo que sabía. Ante el llamado para que brinde su testimonio, la Curia se presentó mediante un representante legal y manifestó que no estaba en condiciones de declarar. Dos médicos del Hospital Penna lo examinaron y concluyeron que estaba con la salud mental deteriorada.
Otra opinión tienen los escribas de LNP y lo demuestran con admiración comentando que “hasta los últimos tiempos, se levantaba a las 6, ponía LU2 y se subía a la bicicleta fija. Leía por horas sobre la Iglesia y la Argentina, y le gustaba escuchar partidos de fútbol por radio, sobre todo si jugaba la Selección. A las 19, todas las tardes, misa. También viajaba por la zona, principalmente para las Confirmaciones”.
Dicen que fue un buen pastor. Tal vez haya sido solo un lobo más.Elena Montechiari, Madre de Plaza de Mayo de Bahía Blanca, aun conserva nítido el recuerdo del día en que la echó de la Catedral junto a sus compañeras por ser “tan montoneras como sus hijos”. Poco tiempo atrás lo encontró en un banco y el obispo colaboracionista le prometió arrodillarse a rezar por los 30 mil desaparecidos…
http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_472396_1.html Ir a descargarLa historiadora Virginia Dominella dio cuenta del contexto en el que Mayer llegó a nuestra ciudad y brindó algunos detalles de su compromiso con el ala más conservadora y represiva de la Iglesia Católica.
http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_472433_1.html Ir a descargar
Recorte: Crónica de Bahía
Fuente: enesoestamos2009.blogspot.com

***

***

“AHORA LA GARANTÍA DE LA IMPUNIDAD ES EL TIEMPO”

Bahía Blanca se acerca al hecho histórico más importante con relación a la justicia, que significa juzgar con TODAS las garantías jurídicas que nunca tuvieron sus víctimas, al primer grupo de genocidas que actuaron en jurisdicción del Comando del Quinto Cuerpo de Ejército desde el Centro Clandestino de Detención “La Escuelita”.
Ante este marco, FM De la Calle en la Comisión de Apoyo a los Juicios por Delitos de Lesa Humanidad, ofreció una charla debate este fin de semana sobre “Los civiles de la dictadura. Triple A/ CNU / Poder Judicial“.
La disertante fue la dra. Natalia Messineo, abogada querellante en el Juicio por la Verdad y las causas penales de la Sub Zona 15 y docente responsable del Seminario Permanente de Derechos Humanos de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Mar del Plata.
Luego de detallar en un preciso y documentado relato, las complicidades civiles, sindicales, políticas y militares en tiempos de patotas y terrorismo de Estado, Messineo advirtió que pasamos de una impunidad total durante la dictadura, por una impunidad política en democraia y, ahora, una impunidad técnica: el tiempo pasa y los genocidas mueren sin culpa y cargo por sus crímenes.

Presentación:
http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_410632_1.html Ir a descargar

Disertación de Natalia Messineo:
http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_410634_1.html Ir a descargar

Debate:
http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_410646_1.html Ir a descargar

Fuente: enesoestamos2009.blogspot.com

***

LA UNS YA ES QUERELLANTE EN LA CAUSA TRIPLE A

Con el impulso de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH) y el asesoramiento legal del dr. Francisco Fuster, la Universidad Nacional del Sur formalizó su presentación como querellante en la causa Triple A que lleva adelante el juez Norberto Oyarbide por el fusilamiento del dirigente estudiantil David Watu Cilleruelo en los pasillos del ala de Ingeniería de Alem 1253.
José Schulman, secretario de la LADH, “es un hecho realmente importante, tengo entendido que es la segunda o tercera vez en todos los juicios del país que la universidad como institución se presenta en nombre de sus estudiantes a querellar contra los represores”.
“Lo valoramos muchísimo. Creemos que es un aporte enorme al impulso de una causa en la que en las últimas semanas fue apercibido el juez Oyarbide por de la Cámara Federal por la mora con que la tramitando” aunque “la palabra mora es inapropiada porque la causa lleva prácticamente tres años desde que se reinició y casi no se hizo nada, los pocos que estaban presos se fueron muriendo, así que es imprescindible que Oyarbide cumpla con el pedido (de celeridad) del fiscal Taiano”, agregó.“A Montezanti le auguro la suerte de Hermes Brusa”Por otro lado, Schulman debía declarar como “testigo de concepto” en el Consejo de la Magistratura en el marco de la Comisión de Disciplina donde se analiza enjuiciar al camarista Néstor Luis Montezanti por malos tratos y autoritarismo contra trabajadores judiciales y por sus vinculaciones con la Triple A.
Esta medida fue suspendida porque resolvieron “que tenían suficientes elementos para decidir y que estaban en condición de votar en la Comisión de Acusaciones, si no lo hicieron no debe faltar mucho (…) Quienes me habían convocado aseguraban tener los votos suficientes para votar que se efectúe la acusación y que se abrá el pedido de jury”.
El dirigente se mostró “sorprendido”, a pesar de tener “la convicción ideológica de que (Montezanti) es un nazi”, por el aporte del ex fiscal Hugo Cañón en su declaración donde se identificaba al camarista como “personal civil de inteligencia”. En ese sentido aseguró: “No pensé que ese personaje llegara a tal nivel de bajeza humana de ser un buchón oficial de los servicios de inteligencia durante la dictadura“.
“Lo he dicho muchas veces, si hubiera justicia en Argentina Montezanti debiera estar preso. Él se ríe de eso, he leído las barbaridades que escribe de mí pero aprovecho para saludarlo y recordarle que el dr. Víctor Hermes Brusa que también se reía muchísimo de lo que decíamos en diciembre de 2009 fue condenado a 23 años de prisión por haber colaborado con el terrorismo de Estado. Auguro la misma suerte al respetado camarista de Bahía Blanca”, cerró Schulman.

Fuente: enesoestamos2009.blogspot.com

***

MEMORIA PARA LLEVAR II

Si te perdiste el programa especial con la cobertura del homenaje a l@s estudiantes de Filosofía, Historia y Letras de la UNS asesinad@s y desaparecid@s entre 1975-1978 por el Terrorismo de Estado ahora podés descargarlo y escucharlo cuando vos quieras.
El evento fue convocado por la Cátedra Libre de DDHH del Depto. de Humanidades y la Biblioteca Arturo Marasso en el marco de las actividades previas a los juicios que se organizan desde la Comisión de Apoyo.
Además el artista plástico Jorge González Perrín donó serigrafías con los rostros de algunos de los homenajeados que compartieron con él los pasillos de 12 de octubre y San Juan hasta caer en las manos de los genocidas.
Los nombres de l@s estudiantes son: Patricia Elizabeth Acevedo; Daniel Osvaldo Carrá; Armando Alberto Fioriti; Hugo Alfredo Fuentes; Mónica Susana González Bello; María Griselda Izurieta; Zulma Araceli Izurieta; Víctor Eduardo Oliva Troncoso; María Elena Peter; Cora María Pioli; y Liliana Pizá.
Acá abajo encontrarás también las entrevistas completas a González Perrín y a Julieta Mira, sobrina de Cora María Pioli, militante de Hijos Capital y querellante en las causas por delitos de lesa humanidad que se tramitan en nuestra ciudad.

Fuente: enesoestamos2009.blogspot.com

***

MEMORIA PARA LLEVAR

Si no pudiste escuchar el programa especial sobre la inauguración del monumento a las víctimas de la Masacre de calle Catriel, ahora podés descargarlo.
A 34 años y una semana, el sábado 11 de septiembre, descubrimos la obra del artísta plástico Esteban González Garza homenajeando a Zulma Raquel Matzkin, Pablo Francisco Fornasari, Manuel Mario Tarchitzky y Juan Carlos Castillo, fusilados el 4 de septiembre de 1976 por el Grupo de Tareas que respondía al V Cuerpo de Ejército.
La actividad fue organizada por familiares y amigos de los militantes políticos, junto a las organizaciones y personas que conformamos la Comisión de Apoyo a los juicios por genocidio.

“A 34 años de la Masacre de calle Catriel” Bloque 1
http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_373182_1.html Ir a descargar“A 34 años de la Masacre de calle Catriel” Bloque 2
http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_373207_1.html Ir a descargar

Fuente: enesoestamos2009.blogspot.com

***

Video realizado por Diego Isabal

***

EL NIETO 102 NACIÓ EN LA ESMA Y SUS PADRES SON BAHIENSES

Las Abuelas de Plaza de Mayo comunicaron que encontraron al hijo de los bahienses María Graciela Tauro y Jorge Daniel Rochistein, desaparecidos el 15 de mayo de 1977 por el terrorismo de Estado. El joven, apropiado por un represor, se negaba a realizarse los exámenes genéticos, por lo que el juez federal que lleva adelante esta causa, Rodolfo Canicova Corral, decidió una medida de último recurso para poder restituir su derecho a la identidad. Mediante una requisa de ropa se logró extraer el ADN necesario para establecer que se trata del hijo del matrimonio Tauro – Rochistein, que desde hace más de treinta años las Abuelas y sus familiares venimos buscando.

Los Padres

Jorge nació el 25 de octubre de 1952 en Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires. Tenía una hermana mayor. Su padre era comerciante. Era propietario de una fábrica de carteras en Coronel Suárez, la que más tarde trasladó a Bahía Blanca. Jorge Estudió Ciencias Económicas en la Universidad Nacional del Sur. Militaba en la organización Montoneros y sus compañeros lo llamaban “El hippie”, “Ricardo” o “Iricardo”. Era alto, de ojos claros, cabello castaño, ondulado y usaba bigotes.

María Graciela nació en la ciudad de Bahía Blanca el 9 de febrero de 1953. Era la mayor de dos hermanas. Su familia la llamaba “La Gracie”. Su padre era tornero en los talleres del ferrocarril. Junto a su mujer, eran propietarios de un kiosco. Graciela estudió la carrera de Bioquímica en la Universidad Nacional del Sur, hasta tercer año. Ya viviendo en Buenos Aires, trabajó como empleada en una fábrica. Militó en la JUP y luego en la organización Montoneros. Sus compañeros la conocían como “Raquel”, “Chela” o “Quela”. Graciela era muy linda, alta, de ojos verdes, cabello oscuro y ondulado.

La pareja se conoció en la etapa de la militancia en el ámbito estudiantil. Después de un largo noviazgo, se casaron en Buenos Aires el 30 de enero de 1976. Vivieron en varios lugares del Gran Buenos Aires.
Fueron secuestrados el 15 de mayo de 1977 en la localidad de Hurlingham, zona oeste del Gran Buenos Aires. La joven estaba embarazada de cuatro meses y medio. La pareja fue vista en la Comisaría 3º de Castelar. María Graciela también fue vista en el Centro Clandestino de Detención “Mansión Seré” y en la ESMA donde en noviembre de 1977 dio a luz un varón, asistida por el médico militar Jorge Luis Magnacco, según los testimonios de quienes compartieron su cautiverio.

El caso

El caso de este joven lleva ya varios años de tramitación en la justicia federal. Un represor aseguró que era hijo del matrimonio Rochistein – Tauro desaparecido durante la última dictadura y allí comenzó la investigación para restituir su identidad.
Como en otros casos, el joven se negaba a realizarse el análisis de ADN. Fue así que el caso llegó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la que se expidió en contra de la extracción obligatoria, pues aún había medidas alternativas para obtener ADN. Las Abuelas deseamos por sobre todas las cosas que nuestros nietos recuperen su identidad, pero también que este proceso sea lo menos traumático posible. El juez Canicova Corral ordenó entonces la realización de un allanamiento para obtener muestras de ADN de objetos personales, pero como también ha ocurrido en otros casos, las pruebas fueron fraguadas y resultó imposible reconstruir el perfil genético del joven. Casualmente el jefe policial de aquel operativo fue el mismo que intervino en los allanamientos de la causa que intenta esclarecer la identidad de Marcela y Felipe Noble Herrera.
Frente a las dificultades para obtener material genético suficiente que determinara la identidad del joven, el juez Canicova Corral adoptó una medida de último recurso que finalmente logró resolver el caso. Una requisa imprevista de ropa del joven posibilitó obtener las muestras de ADN que hoy restituyen la identidad al hijo de María Graciela y Jorge Daniel y con ella la libertad para comenzar este camino hacia la verdad.

Fuente: Abuelas de Plaza de Mayo. Publicado en enesoestamos2009.blogspot.com

***

UN OBJETO PEQUEÑO PARA UN GRAN HOMENAJE

Se presentará en la Confitería de la Estación Sud (Av. Cerri 860), el libro “Un objeto pequeño”, trabajo conjunto de la escritora Laura Forchetti y de la artista visual Graciela San Román.
La presentación estará acompañada de la muestra que lleva el mismo nombre y que diera origen al libro. La edición estuvo a cargo de Vacasagrada Ediciones y la actividad cuenta con el auspicio de la Agrupación Cultural Bahía Blanca Che y del Instituto Cultural de la Ciudad de Bahía Blanca.
“En 1977, la dictadura argentina desapareció a los tres hijos de María Salomón de Aiub. María, que vivía en Coronel Dorrego, pasó el resto de su vida buscándolos y esperando su regreso”.
Las autoras –que conocieron a María como se conoce la gente de los pueblos- construyen el relato de su historia en ese paisaje casi rural, a través de la poesía y la imagen, dos lenguajes que se entrecruzan, coinciden a veces o toman cada uno su propio rumbo.
“UN OBJETO PEQUEÑO” es un homenaje a María Salomón y un ejercicio de la memoria enmarcado en Las actividades previas al juicio por genocidio bajó control operacional del Comando V Cuerpo de Ejército.Entrevista a Graciela San Román en EN ESO ESTAMOS
http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_362680_1.html Ir a descargar
Entrevista a Laura Forchetti en ENREDADOS
http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_362693_1.html Ir a descargar

Fuente: enesoestamos2009.blogspot.com

***

***

SEGUIMOS BUSCANDO JUSTICIA

Querellantes de la causa 05/07 que investiga los delitos de lesa humanidad cometidos bajo control operacional del Comando V Cuerpo de Ejército, sobrevivientes, ex-detenidos/ desaparecidos, familiares de víctimas de la represión, testigos, compañeros, amigos, militantes por la Memoria de distintas organizaciones de derechos humanos y ciudadanos que no queremos convalidar los crímenes perpetrados entregaron una carta abierta al Tribunal Oral Federal exigiendo fecha de inicio de la primera etapa del juicio y sugiriendo un lugar para el mismo.
Destacando que “ya pasaron cinco años de la reapertura de la causa” y “en virtud de que algunos de los imputados han fallecido sin sentencia judicial alguna” piden a los jueces Leopoldo Velázquez, Beatriz Torterola y Eugenio Krom que el proceso arranque “antes de que finalice el año 2010 ya que dilatar aún más los tiempos significa un menoscabo a las víctimas y familiares que desde hace treinta y cuatro años buscamos Justicia”.
Por otro lado, previendo que la sede del TOF se verá desbordada por la convocatoria del juicio proponen “se realice la misma en las instalaciones de la Universidad Nacional del Sur, tanto en el salón de actos de Avenida Alem 1253, como en el Aula Magna de Avda. Colón 80“.
A las primeras firmas de querellantes e integrantes de la Comisión de Apoyo a los Juicios se adjuntarán semanalmente las que firmen quienes quieran respaldar la solicitud en la búsqueda de la Verdad y la Justicia. Para ello, se pueden encontrar planillas en Suteba (Chiclana 369) de lunes a viernes de 8:30 13 y de 15 a 18 o por FM De la Calle (Moreno 762) de 10 a 13.
El documento completo:
Bahía Blanca, 30 de Agosto de 2010Sres. Jueces del Tribunal Oral Criminal Federal de Bahía Blanca .
Dr. Leopoldo Velásquez
Dra. Beatriz Torterola
Dr. Eugenio KromSu despacho

Motivo: Causa: “Investigación de delitos de Lesa humanidad cometidos bajo control operacional del Comando Vto. Cuerpo del Ejército”. Su Juzgamiento.

De nuestra mayor consideración, nos dirigimos a Uds. mediante la presente, en atención a que los juicios contra los delitos de Lesa Humanidad cometidos por el terrorismo de Estado iniciados con la Triple A y continuados con el golpe de Estado cívico-militar de 1976-1983 se están llevando a cabo en distintos lugares del país; y en vista de los que se han iniciado recientemente. Lo antes citado demuestra que los mismos constituyen un proceso de fortalecimiento para la democracia, generan instancias reparadoras para las víctimas, hacen justicia a pesar de los años transcurridos en plena impunidad, aseguran que los delitos de Lesa Humanidad sean juzgados y condenados. De esta forma se construyen las bases fundamentales de una realidad con la seguridad jurídica que garantiza que este tipo de crímenes no se repitan NUNCA MAS.

Es por ello que, ante el próximo enjuiciamiento del primer grupo de genocidas que actuaron en jurisdicción del Comando del Vto. Cuerpo de Ejército desde el Centro Clandestino de Detención “La Escuelita” de Bahía Blanca, los abajo firmantes, en calidad de querellantes de la Causa expediente Nº 05/07 “Investigación de delitos de Lesa Humanidad cometidos bajo control operacional del Comando Vto. Cuerpo del Ejército”, sobrevivientes, ex-detenidos/ desaparecidos, familiares de víctimas de la represión, testigos, compañeros, amigos, militantes por la Memoria de distintas organizaciones de DDHH y ciudadanos que no quieren convalidar los crímenes cometidos, nos dirigimos a Uds. para peticionar lo siguiente:

Que si a lo expuesto anteriormente y le añadimos que ya pasaron cinco años de la reapertura de la Causa mencionada; y en virtud de que algunos de los imputados han fallecido sin sentencia judicial alguna; se solicita una pronta resolución de la fecha de iniciación del juicio a realizarse antes de que finalice el año 2010; ya que dilatar aún más los tiempos significa un menoscabo a las víctimas y familiares que desde hace treinta y cuatro años buscamos Justicia.

Que ante las dificultades de situar en las propias dependencias del sistema judicial el litigio a los represores de la Causa del V Cuerpo de Ejército, proponemos se realice la misma en las instalaciones de la Universidad Nacional del Sur, tanto en el salón de actos de Avenida Alem 1253, como en el Aula Magna de Avenida Colon 80.

Esta presentación revela la gran responsabilidad histórica de realizar los juicios en un lugar verdaderamente emblemático de un período del horror.

Un lugar que fue cuna de profesionales, estudiantes, docentes y trabajadores no docentes que habitaron prometedoramente sus espacios y en los que, también, encontraron la muerte, la persecución y la opresión con sus mil caras.

Un lugar que fue vaciado de capacidad crítica para poder atarla al designio de dictadores del poder, que entregaron nuestra patria destruyendo vidas, sueños e inteligencia.

Un lugar y un tiempo que no existieron para una “justicia” connivente y cómplice con el horror que se desataba, hecho que tampoco perdonaremos ni olvidaremos.

Que sea la UNS el lugar en el que se juzgue a los represores para que sus nuevos estudiantes, docentes y no docentes, y los muchos ciudadanos que quieren mirar a la Justicia promisoriamente, pudieran acaso vivenciar que es posible que ésta exista a partir de que es un pueblo memorioso el que la ha exigido y la seguirá exigiendo.

En este caso, de Uds. dependerá permitirlo, en una deseable y esperada decisión para que nadie encuentre ya atajos o dilaciones recreadas, tal como muestra el arco de situaciones tan disímiles del país, en donde se siguen cometiendo vergonzosos delitos que cobijan huidas de represores, liberaciones incomprensibles, acciones corporativas, cárceles de oro, etc.

Si bien también honrosas condenas ejemplares, suspensiones de las ferias judiciales, relocalizaciones del lugar de los juicios para su aceleramiento, etc.

A la espera de una pronta resolución y quedando a vuestra disposición, reclamamos JUSTICIA YA los abajo firmantes.

JUICIO Y CASTIGO A LOS GENOCIDAS Y SUS CÓMPLICES
CÁRCEL COMÚN Y EFECTIVA A LOS REPRESORES
RESTITUCIÓN DE LA IDENTIDAD DE LOS HIJOS APROPIADOS
30.000 COMPAÑEROS DESAPARECIDOS ¡PRESENTES!

Foto: Luis Angel Salomón, Bahía Blanca, 9-7-1972. Bahiagris.

Fuente: enesoestamos2009.blogspot.com

***

AHORA MURIÓ EL JUEZ CÓMPLICE DEL GENOCIDIO MADUEÑO

A las muertes del insano general Adel Vilas y la (¿dudosa?) del enlace entre La Escuelita y la Unidad Penitenciaria de Villa Floresta Leonardo “Mono” Núñez en el marco de la causa 05/07 que investiga el genocidio bajo control del V Cuerpo de Ejército, se sumó el último sábado el fallecimiento del ex juez federal Guillermo Federico Madueño.
El represor “era el encargado de rechazar los hábeas corpus presentados por los familiares de los secuestrados, entregarles los cadáveres ametrallados o calcinados, ordenar seccionar las manos de los supuestos NN para luego simular su identificación y por fin sobreseer y archivar en tiempo record las causas por los fusilamientos que las Fuerzas Armadas difundían como enfrentamientos. Esta colaboración lo convertía junto con el diario naval de Diana Julio de Massot en un eslabón fundamental de las operaciones psicológicas que Vilas”.
El viernes pasado iba a ser indagado por el fiscal ad hoc dr. Abel Córdoba pero un cáncer que ya le había permitido andar por la calle como cualquier vecino, esta vez lo liberó de dar cuentas ante la justicia.
Como publicáramos luego de su detención en noviembre de 2009, “tras su participación en la aplicación del terrorismo de Estado a cargo del juzgado federal que le entregó su amigo Adel Vilas y su estimable atención para con los interrogatorios bajo tortura de detenid@s-desaparecid@s, Madueño fue nombrado por el gobierno menemista en 1989 juez del Tribunal Oral Federal Nro. 5. Como tal usó sus poderes para eximir de responsabilidad penal a represores y aliados de Menem”.
“Mi relación era con el juez federal de esta ciudad, doctor Guillermo Federico Madueño. Nos reuníamos en compañía de nuestras esposas en el domicilio del general Azpitarte, ubicado en el barrio Palihue. Las señoras se iban al comedor mientras el juez, el general y yo permanecíamos en el living conversando secretamente de todo lo que acontecía en la subzona 51 contra la subversión y el terrorismo, lo que dio intervención al doctor Madueño a hacer la investigación en la Universidad Nacional del Sur”, declaró el general Vilas, segundo comandante del V Cuerpo, ante la Cámara Federal de Bahía Blanca en 1987.
Sus secretarios de juzgado, la doctora Gloria Girotti y el doctor Hugo Mario Sierra (que aún es titular de las cátedras Derecho Penal I y II en la Universidad Nacional del Sur), sospechosamente se han negado a colaborar con la causa detrás de la excusa de no saber lo que pasaba en el juzgado con relación a estos hechos, cuando todo el mundo sabe que son los secretarios de cualquier juzgado los mejores conocedores de TODO lo que allí sucede.
Entre 1975 y fines de 1978, Madueño junto a Sierra fueron la pata judicial del terrorismo de Estado en Bahía Blanca: se encargaron de rechazar los habeas corpus presentados por los familiares de los desaparecidos, de cerrar en tiempo record y sin investigar los fusilamientos que el Ejército hacía pasar por enfrentamientos en los comunicados falsos que publicaba La Nueva Provincia, de entregar los cadáveres ametrallados e incluso de ordenar seccionar las manos de falsos NN para luego simular su identificación. Mientras tanto, se prestaron a una parodia de juicio por “infiltración ideológica marxista” en la UNS que un grupo de profesores padeció con años de humillaciones en las cárceles de la dictadura.
La colaboración del juez con la represión ilegal comenzó en diciembre de 1975, cuando archivó sin investigar la muerte por torturas de Daniel Bombara, el primer desaparecido de esa ciudad. Para justificar su muerte el comando adujo que mientras lo trasladaban en un patrullero, esposado y acompañado por tres policías, Bombara había logrado abrir la puerta y se había tirado al asfalto. Un día después, para no entregar su cadáver con signos de tortura, simularon que un grupo de desconocidos lo había robado de la ambulancia policial que lo trasladaba a la morgue.
Ya en dictadura, en abril de 1976, una mujer secuestrada en el mismo raid que Bombara le contó que habían sido detenidos por civiles y luego torturados. Madueño hizo oídos sordos, la sobreseyó pero no investigó la denuncia por torturas ni reabrió la causa de la ambulancia.
Volviendo al testimonio de Vilas, una vez invitó al juez a visitar el campo clandestino La Escuelita pero Madueño se negó, aunque admitió: “Ya estoy integrado: menudo trabajo tengo con la investigación en la universidad”. El juicio a los profesores de la UNS, publicitado por el diario de la familia Massot como un ejemplo de lucha contra el marxismo infiltrado en la universidad, incluyó golpes y humillaciones a un grupo de profesores por parte del subcomisario Félix Alejandro Alais, ex miembro de la Triple A, cuñado de Suárez Mason y hoy a cargo de la agencia de seguridad Fast. Varios profesores contaron cómo Madueño y Sierra los interrogaban en la misma comisaría donde eran torturados y les insinuaban que ratificaran sin leer la declaración tomada por Alais si no querían seguir en los calabozos.Fuentes: Propias y Proyecto Desaparecidos

Publicado en enesoestamos2009.blogsppot.com

***

A LA JUSTICIA SE LE MURIÓ IMPUNE EL MONO NÚÑEZ

Procesado desde el 23 de junio de 2008 y a la espera del primer tramo del juicio oral y público que lo iba a tener en el banquillo de los acusados junto a otros 16 represores que actuaron a las órdenes del V Cuerpo de Ejército, murió impune a los 55 años el genocida Leonardo “Mono” Núñez.
Chofer del Servicio Penitenciario Bonaerense, Núñez fue “enlace” entre el Centro Clandestino de Detención La Escuelita y la Unidad Penitenciaria de Villa Floresta.
En su declaración indagatoria ante el lentísimo juez federal Alcindo Álvarez Canale negó “haber participado en lo que se me acusa. No eran parte de mis facultades como oficial penitenciario”. Oficial adjutor en la Unidad Penal N° 4 desde el 20 de abril de 1975 hasta el 6 de diciembre de 1977- se le imputaba “haber formado parte del plan criminal -clandestino e ilegal- implementado para secuestrar, torturar, asesinar y producir la desaparición de personas, utilizando la estructura orgánica de las fuerzas armadas y las de seguridad a ellas subordinadas -federales y provinciales-“.Núñez asumió en su declaración haber trasladado desde La Escuelita o, en algunos casos, desde el Batallón de Comunicaciones a personas detenidas por la autoridad militar hasta la cárcel dado que “era oficial de traslado de detenidos tanto para la provincia, federales y -involuntariamente- para el Ejército”.
“Llegué a Bahía Blanca a los 21 años de edad con el grado de subadjutor. Todo el tiempo que estuve en Bahía Blanca abogué y luché para que el Servicio Penitenciario sea algo natural de los juzgados competentes. Sí en una oportunidad, conversando con el jefe, le manifesté que no era legal o que no era parte de nuestra función tener detenidos en dos pabellones con guardias adicionales. Mi función como oficial de comparendo -que se denomina- fue siempre normal”, contestó al consultársele por qué no denunció lo que estaba sucediendo.
Según Núñez, una vez en la cárcel, “la estructura era: llegábamos, Registro de Internos, medico del penal. Esas órdenes estaban archivadas en el Registro de Internos. Yo sé que esas órdenes no están rotas”. Él manejaba un “camión celular, Mercedes Benz 608 color azul, con leyenda Servicio Penitenciario en las puertas”. Cuando los traslados llegaban desde el Comando “me ha tocado ver desde Ford Falcon, Peugeot 504 y camioneta Ford doble cabina, la única que había en Bahía Blanca color amarillo”.
“Los detenidos mencionados llegaban a la Unidad vendados y esposados. Los estados de salud de ellos eran relativos a sus momentos vividos y demás circunstancias. He recibido quebrado en su pierna, el cual fue trasladado a la enfermería”, declaró.
Al retirar los detenidos, “los esposábamos y les dejábamos la venda hasta llegar a la Unidad Penal, todo esto era porque los militares no querían que les sacáramos la venda donde se los levantaba”.
Relató que la primera vez fue a buscar detenidos al “camino de la Carrindanga, pasando hotel Tú y Yo, quinientos metros, tranquera a mano izquierda. Ahí me recibió personal armado, me hicieron dar marcha atrás para la entrada, y ahí cargué mis primeros tres detenidos. Eran las siete de la tarde, más o menos; de noche. Entregados por personal militar. Del Batallón 181, en la oficina de guardia y finalmente, en el Puesto 25, donde me eran traídos en camioneta y los pasábamos al camión”.
Para los traslados “había que ir primero al Departamento I a ver al coronel que no recuerdo su nombre, pelado, mendocino (luego diría que se trataba de Suaiter), y si no estaba él estaba Palmieri y, en su defecto, el teniente coronel Palau”.
Al momento de dictar su procesamiento, Álvarez Canale entendió que no correspondía descartar la responsabilidad penal de Leonardo Núñez por ninguna de las privaciones ilegales de la libertad y tormentos de 13 personas en Bahía y ocho secuestrados en Viedma y Patagones, trasladados a las dependencias represivas locales pues todos ocurrieron mientras estaba en pleno ejercicio de su función.
Además, “hay elementos de convicción suficientes” para estimar que “participó en los hechos delictuales a los que éstas víctimas fueron sometidas, en algunos casos trasladándolos él mismo desde el CCD ‘La Escuelita’ a la UP4, en otros casos recibiéndolos en la UP4 cuando llegaban trasladados desde otras dependencias bajo control operacional del Comando V Cuerpo de Ejército”.
Destacó la importancia de las declaraciones de Selaya y Miraglia (jefes de la UP4 que serán juzgados en la primera etapa del juicio V Cuerpo) como prueba de cargo respecto al “Mono”, por ejemplo cuando lo reconocen como “enlace” entre los centros clandestinos.”Tenían conocimiento”
“No era mi función presentarme en los estrados judiciales para denunciar estos hechos, pero tengo conocimiento que jueces federales tenían conocimiento pleno de lo que pasaba en la Unidad 4 de Bahía Blanca porque en oportunidad de tener detenidos art. 189 bis, la Secretaria del Juzgado N° 1 del dr. Madueño, la dra. Gloria Girotti, visitaba el pabellón de mujeres de la Unidad, porque tenían presas del juzgado ahí, y las iba a ver”, declaró.
Finalmente, la defensa del “Mono” utilizó los mismos argumentos que Miraglia y Selaya, en primer término, destacando las inspecciones que realizaban autoridades judiciales -como “la secretaria del Juzgado N° 1 del dr. Madueño, dra. Gloria Girotti- que “lejos de justificar” su conducta “implicarían la responsabilidad penal de los funcionarios que, teniendo la obligación de denunciar las irregularidades en que incurría el Servicio Penitenciario en esta ciudad, no lo hicieron”. Y además la intención de descargar “la responsabilidad penal de esos hechos exclusivamente en el personal del Departamento I Personal del Comando (…) para así procurar su desvinculación de los delitos de lesa humanidad cometidos”.Mauro Llaneza (El grueso del texto fue publicado originalmente en EcoDias en junio de 2008)

***

SE ENTREGÓ EL REPRESOR LAWLESS Y SU MUJER AMENAZÓ A FM DE LA CALLE

Según informó la Unidad de Asistencia para causas por violaciones a los Derechos Humanos durante el terrorismo de Estado que coordina el fiscal, Abel Córdoba, el lunes 2 de agosto el represor Alejandro Lawless se entregó a la justicia federal y desde entonces se encuentra detenido a disposición de los doctores Alcindo Álvarez Canale y Eduardo Tentoni en el marco de las causas que tramitan por los delitos de lesa humanidad cometidos bajo el control operacional del Comando del V Cuerpo de Ejército y de la Armada Argentina.
La detención de Lawless había sido solicitada en el mes de agosto de 2009 y a partir de su condición de prófugo se ofrecía una recompensa para dar con su paradero. En las últimas horas el detenido fue indagado con intervención de la Unidad Fiscal a cargo del dr. Córdoba.
En tanto, la esposa del represor, Nélida Rosa Giampietro de Lawless exigió a FM De la Calle que “retiren todas las páginas web en donde figura el nombre de mi esposo tte. cnel. Alejandro Lawless como persona buscada y con recompensa” caso contrario amenazó con iniciar acciones legales por “discriminación, calumnias y prejuzgamiento de un ciudadano”.
Mientras la sra. Giampietro asegura que su marido “se presentó en el Juzgado de Bahía Blanca, nunca estuvo prófugo sino en su domicilio con su familia y tramitando su eximición”, fuentes del Ministerio Público confirmaron la realización de allanamientos con resultados negativos en el domicilio del ahora detenido.
Además, la mujer del ex militar se quejó de que “este pedido de recompensa se efectuó antes de que la Cámara de Bahía Blanca resolviera, es inconstitucional!!!!” (sic).
Vale destacar que su reclamo es falaz dado que el represor estuvo prófugo hasta el lunes en el marco de un expediente judicial e independientemente de ello el Poder Ejecutivo, desde la Unidad Especial para la búsqueda de personas ordenada por la Justicia -Ley 26.375- tiene capacidad para definir si difunde sus datos personales y su imagen y ofrecer recompensa.
El Fondo de Recompensas, creado en mayo de 2008 en jurisdicción del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, está destinado a “abonar una compensación dineraria a aquellas personas que aporten elementos fehacientes, para dar con el paradero y posterior detención de personas buscadas por la justicia que registren orden judicial de captura o búsqueda de paradero, en causas penales en las que se investiguen delitos de lesa humanidad” (Más información).
Finalmente exigió que no se califique a su esposo como “represor” ya que “se le acusa por el solo hecho de ser militar”, insistió en que se retiren las alusiones al represor Lawless “por razones que afectan su nombre, su moral y su dignidad” amenazando iniciar acciones legales por “discriminación, calumnias y prejuzgamiento de un ciudadano”.
Respecto a dicho prejuzgamiento, desde este medio hacemos propia la consigna de los organismos de derechos humanos afirmando que al genocidio y a sus perpetradores civiles y militares los juzga un tribunal pero lo condenamos todos.

Fuente: enesoestamos2009.blogspot.com

***

LA MUERTE IMPUNE DE ADEL VILAS O COMO NO CANTAR VICTORIA

(Por Félix Crous, titular de la Unidad de asistencia para causas por violaciones a los Derechos Humanos durante el terrorismo de Estado” de la Procuración General de la Nación) Murió Adel Vilas, el pionero en la aplicación del terrorismo de Estado en la Argentina, como Comandante de la V Brigada de Infantería con asiento en Tucumán desde donde instrumentó la primera fase del Operativo Independencia. No terminaron allí sus trabajos siniestros: en su destino militar siguiente, la jefatura del V cuerpo del Ejército, con su comandancia en Bahía Blanca, siguió su trabajo de exterminio (con un Centro Clandestino de Detención también llamado “la Escuelita”, como la de Famaillá, el CCD que los represores llamaron “puesto de comando táctico” del operativo en Tucumán), y se empeñó en la “depuración ideológica” de la Universidad del Sur, para lo cual contó con el acompañamiento del Juez Federal de Bahía Blanca, luego juez del Tribunal Oral Federal nro. 5 de la Capital Federal hasta que develado su pasado debió renunciar, para luego ser detenido por aquellos crímenes, no sin antes huir por varios meses, con la ayuda de la ordenanza del Tribunal porteño -el más comprensivo con los genocidas-, su ex empleada.
Adel Vilas murió impune. Los muy eficientes juicios de Neuquén y los extremadamente lentos de Bahía Blanca llegaron a él cuando ya su salud no le permitía estar sometido a un proceso penal.
Pero en Tucumán ya instamos la investigación del Operativo Independencia en 2004, en sendas causas -una contra él y otra por Bussi- iniciadas por querellas de los familiares de las víctimas, y hasta el día de hoy ninguno de los imputados ha sido siquiera citado a indagatoria.
No hay ninguna razón que justifique semejante demora, ya que si el juez hubiera considerado que no correspondía esa investigación -alternativa imposible- también tenía plazos para disponerlo. Cualquier decisión debía estar adoptada y ejecutada hace ya muchos años.
Es evidente que aquí estamos nuevamente frente a la incompetencia, indolencia, informalidad y también insensibilidad de buena parte de la burocracia judicial para abordar temas tan dolorosos. Las múltiples disfuncionalidades y lentitud de los tribunales suelen naturalizarse por cansancio y de allí se deriva una injustificada tolerancia al proceder incorrecto de los magistrados y funcionarios. Los órganos de control de su actuación no han hecho efectivamente demasiado al respecto, o por lo menos, no todo lo indispensable. No hace falta ningún talento especial ni esfuerzo ciclópeo. Si voluntad política, trabajo, y perder el miedo a disgustarse con algunos amigos de la corporación togada, me parece.
Pero también cabe preguntarse si los demás actores del proceso —también los estatales— han abandonado la sumisión y el temor reverencial frente a una magistratura de la que no puede presumirse, sin albergar dudas, una inequívoca voluntad de avanzar contra los criminales de la dictadura.
Tolo lo conseguido hasta ahora para derrumbar la impunidad, que no ha sido poco, debe ser valorado en su justa dimensión para fortalecer la convicción, ya certeza, de que se puede; de que la impunidad no es una fatalidad y de que la perseverancia y la coherencia en la lucha, con sus marchas y contramarchas, rinden sus frutos. Pero temo que además de vacunaros contra la zoncera de la autodenigración, aquella que predica que somos impotentes sin cura, esta retahíla de loas y expresiones de orgullo por lo conseguido que empieza a escucharse (“somos el único país en el mundo que juzga a una tiranía, etc.”), aún en boca de personas tan respetables y sensatas como Baltasar Garzón, funcione como una de esas “sillas que al constado del camino nos invitan a parar”, como canta Silvio Rodríguez.
Para apreciar lo que cambió, hay que detenerse en lo que permanece.
La muerte impune de Adel Vilas y la obscena demora en avanzar con el primer tramo del terrorismo de Estado, como lo fue el operativo independencia en Tucumán, prolongan en el tiempo la falsa idea, todavía presente en muchas personas de buena fe, de que aquel comienzo de la campaña sistemática de exterminio sí fue una fundada lucha entre “dos demonios”. Y demuestra, de un modo por demás que elocuente, que hay mucho por hacer para vencer las resistencias a la Justicia, todavía activas en el seno del propio Poder Judicial.
En la misma línea de pensamiento debe prestarse atención a la inefable Cámara Nacional de Casación Penal. Singular tribunal (motejado como de “esperpentos” por el ex Ministro de Justicia que lo creó, León Arslanián) integrado en el tiempo por insultadores de victimas de la dictadura, denostadores de abogados de DDHH, ex jueces de menores que entregaban niños desaparecidos; esposos y parientes de militares, editorialistas nazis, jueces legos en derecho penal, entre otros ejemplares de estirpe inquietante, supo durante cuatro años demorar el inicio de los juicios alimentando un enjambre de incidencias que empantanaron el inicio de los juicios.
Cuando esa pústula institucional salió a la luz y ya no fue posible sostenerla, ahora se avizora otra consecuencia de su vacilante desempeño cuando la suerte de los entorchados está en juego: la demora en resolver los recursos de casación interpuestos por los represores ya condenados. Esta morosidad les reporta el beneficio de conservar la condición técnica de procesados —por la condena no firme—, lo que influye en el cómputo de la pena y, sobre todo, en que los que llegaron a la condena en libertad sigan sueltos. Si entretanto soplan setenta velitas (de cumpleaños), la prisión será ese eufemismo de prisión llamada detención domiciliaria.
El paroxismo de este panorama inicuo lo vemos en el afortunado Cnel. Bernardo José Menéndez: condenado a prisión perpetua el año pasado por los crímenes cometidos en el Area V de la Capital Federal, que él comandaba, por el benigno -con los imputados- Tribunal 5 ya mencionado, hoy es, en su otra profesión de abogado, defensor de uno de los criminales del CCD Automotores Orletti, en el juicio que se sustancia en Capital.
Por su parte los Brigadieres César Comes e Hipólito Mariani, condenados en ¡2008! a veinticinco años de prisión por el mismo Tribunal por los crímenes de la Mansión Seré, siguen caminando los pasillos de tribunales visitando la mesa de entradas de los juzgados ante la mirada atónita de sus propias victimas que trajinan otros juicios.
Una vez más, como cuando hubo que lidiar ásperamente para conseguir que los militares procesados esperaran el juicio en una prisión, como cualquier hijo de vecino, ahora habrá que alzar la voz indignada para pedir que los condenados, por fin, vayan a la cárcel.
Y aunque el reciente fallo del Tribunal Federal de Tucumán sea un aliciente, porque manda a prisión a los condenados sin más trámite que la condena por tres jueces -¡nada menos!-, cambiando así su propio precedente en el juicio por el asesinato del Senador Vargas Aignasse, litigar ante los tribunales federales sigue siendo todavía el arduo ejercicio de alegar sobre lo obvio para conseguir tarde y por goteo lo que debiera estar fuera de discusión en una República democrática.

Publicado en enesoestamos2009.blogsppot.com

============================================================

MURIÓ EL GENOCIDA ADEL VILAS

Fue el responsable de instalar La Escuelita de Famaillá, el primer centro clandestino de detención del país que funcionó en Tucumán. Combatió a la guerrilla del ERP con “métodos no convencionales”, según su propia definición. Pieza clave del bahiense V Cuerpo del Ejército en la perpetración del genocidio, un derrame cerebral lo había salvado del juicio que comenzará próximamente.
Después del golpe de 1976, Vilas asumió como segundo comandante del V Cuerpo de Ejército y jefe de la subzona militar 51, que funcionó en Bahía Blanca. El ex fiscal Hugo Cañón, quien lo enjuició antes de las leyes de Obediencia Debida y Punta Final, lo definió como “un represor temible”, y recordó que fue uno de los militares “que mayores aportes hizo durante su declaración indagatoria”. En Bahía Blanca manejó los centros clandestinos La Escuelita, en el Regimiento 181 de Comunicaciones, y el que funcionó en la Base Naval de Puerto Belgrano. Entre los hechos en los que estuvo involucrado se encuentra el secuestro y torturas del senador radical Hipólito Solari Yrigoyen.
Apenas cuatro militares despidieron ayer en el Cementerio de la Chacarita los restos del temible ex general Adel Edgardo Vilas, quien comandó el comienzo del Operativo Independencia en Tucumán y fue responsable de la represión en el sur de la provincia de Buenos Aires y Río Negro, cuando estuvo al frente de la subzona 51 del Ejército. El ex militar, quien murió esta semana, había sido acusado por delitos de lesa humanidad, pero nunca fue condenado por sus crímenes: en 1988 fue desprocesado por la Corte Suprema de Justicia a partir de la Ley de Punto Final; en 1989 fue indultado por el presidente Carlos Menem por las torturas y el homicidio del senador radical Mario Abel Amaya y finalmente, por su deteriorado estado de salud, no pudo ser juzgado luego de que el Congreso y la Corte anularan “las leyes del perdón”.
La llegada de Vilas a Tucumán fue una casualidad. Quedó al frente de la V Brigada de Infantería luego de un accidente de avión donde murieron 13 oficiales de alto rango. Allí pudo poner en práctica las enseñanzas del Ejército francés durante la guerra de Argelia, contadas en su libro de cabecera Guerra, Subversión, Revolución, del teniente coronel Roger Trinquier, para combatir la guerrilla rural del ERP y “extirpar el cáncer marxista” de la sociedad.
“El desafío estaba allí, esperando que alguien lo tomara. Dios quiso que fuera yo quien tuviera la responsabilidad de llevar a las armas argentinas al triunfo…o al fracaso”, contó en su diario Tucumán, de enero a diciembre de 1975, y agregó: “Mi intención, de allí en más, fue la de suplantar, aún utilizando métodos que me estuvieron vedados, la autoridad política de la provincia de Tucumán, tratando de superar el brote guerrillero marxista que tenía en vilo a los tucumanos y amenazaba expandirse a otras provincias.” El represor instaló allí el primer centro clandestino de detención, conocido como La Escuelita de Famaillá, donde estuvieron detenidas más de 2000 personas. Al mando de 1500 soldados, el represor combatió la compañía de monte del ERP, que tras ocho meses de combate, quedó totalmente desarticulada. “Hubo que olvidar por un instante (diez meses) las enseñanzas del Colegio Militar y las leyes de la guerra donde el honor y la ética son partes esenciales, para emplear métodos no convencionales”, contó, al recordar que aprendió que la resistencia para soportar el castigo físico y psicológico “tarde o temprano se agota y los guerrilleros terminan “quebrándose”, como se dice en el lenguaje operativo.”

Fuente: Gerardo Aranguren, Tiempo Argentino

Publicado en enesoestamos2009.blogsppot.com

***

HACIA UN CLARO DÍA DE JUSTICIA

Bahía Blanca se acerca al hecho histórico más importante con relación a la justicia, que significa juzgar con TODAS las garantías jurídicas que nunca tuvieron sus víctimas, al primer grupo de genocidas que actuaron en jurisdicción del Comando del Quinto Cuerpo de Ejército desde el Centro Clandestino de Detención “La Escuelita”.
Como ACTIVIDADES PREVIAS a LOS JUICIOS POR CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD, Familiares querellantes en la Causa V Cuerpo de Bahía Blanca – Familiares de Victimas del Terrorismo de Estado (1973 1983)- Ex Detenidos /Desaparecidos década del /70 en Bahía Blanca y la Región- Comisión de apoyo a los juicios por crímenes de Lesa Humanidad en Bahía Blanca, ante este marco histórico, solicitamos dar difusión de la actividad.
Los imputados son:
Juan Manuel BAYON, Osvaldo Bernardino PAEZ, Hugo Jorge DELME, Mario Carlos Antonio MENDEZ, Jorge Aníbal MASSON, Miguel Ángel GARCIA MORENO Andrés Reynaldo MIRAGLIA y Héctor Luis SELAYA, Leonardo Luis NUÑEZ, Julián Oscar CORRES, Argentino Cipriano TAUBER, Héctor Arturo GONCALVES, Carlos Alberto CONTRERAS, Héctor Jorge ABELLEIRA y Vicente Antonio FORCHETTI, Jorge Enrique MANSUETO SWENDSEN y Hugo Carlos FANTONI.El Tribunal Oral Criminal Federal está conformado por los Jueces:
• Presidente Dr. Leopoldo Velásquez
• Vocales: Dra. Beatriz Torterola
Dr. Eugenio Krom
¡Estalla, silencio! sintetiza todo el amor, los sueños de un futuro mejor, contrapuestos al horror, a la tortura y a la muerte, pero con la esperanzada y tenaz persistencia de las madres, llevando los asesinos camino a la justicia”.
Dirección general Cecila Arcucci e Isabel Vaca Narvaja.
Dramaturgia y Puesta en Escena: Cecilia Arcucci.
Dia sabado 17/07.
Hora 15 hs.
Lugar Teatro Municipal- Bahía Blanca.

Publicado en enesoestamos2009.blogsppot.com

***

HISTÓRICO: LA UNS QUERELLARÁ EN CAUSA TRIPLE A PPOR ASESINATO DE WATU

La Universidad Nacional del Sur comenzó a concretar la decisión del Consejo Superior de presentarse en la causa que dirige el juez federal Norberto Oyarbide e investiga los crímenes de lesa humanidad de la Alianza Anticomunista Argentina durante los últimos meses del gobierno peronista a mediados de la década del 70. Entre ellos se encuentra el fusilamiento del dirigente estudiantil David Watu Cilleruelo en los pasillos del ala de Ingeniería de la casa de estudios bahiense.
Luego de muchas postergaciones y excusas, en la reunión que mantuvo en abril el titular de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, José Schulman con el rector Guillermo Crapiste, puso a disposición de la UNS el asesoramiento del equipo jurídico del organismo de derechos humanos y dos meses después esa ayuda fue aceptada.
Por eso, la casa de estudios designó como representante legal al dr. Francisco Fuster y como patrocinante al equipo jurídico de la LADH.
“Es una decisión casi única en el país, hasta ahora solamente al principio de los juicios lo había hecho la Universidad de La Plata pero de manera genérica no por un estudiante en particular. Es una decisión muy importante que es el fruto de trabajo de tantos años de la Comisión por la Memoria de Watu”, aseguró Schulman a FM De la Calle.
Explicó que “esta noticia que rápidamente se transformará en una presentación formal del pedido de querellante se une a un apercibimiento que la Cámara Federal le ha hecho al dr. Oyarbide por su ostensible demora y, casi digamos, negación de justicia en la causa” (Ver “Tirón de orejas por la Triple A“).
“Confío en que la presentación de la Universidad del Sur producirá un impacto no menor en la causa y creo que es parte de la reparación histórica que la sociedad de Bahía le debe al Watu y a las demás víctimas de la Triple A”, concluyó.

http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_317634_1.html Ir a descargar

Publicado en enesoestamos2009.blogsppot.com

***

CÓMO DEFIENDE EL OFICIALISMO AL JUEZ DE FALTAS COLABORADOR DE LA DICTADURA

El concejal justicialista Esteban Usabiaga integra la Comisión de Asuntos Legales que deberá analizar la realización o no de un jurado que evalúe la responsabilidad del juez de Faltas Ricardo Germani quien integró la nómina de personal civil de Inteligencia del Batallón 601 desde el 1 de septiembre de 1980 hasta el 1 de diciembre de 1981 como “Agente de Reunión” en dependencias del V Cuerpo de Ejército durante la aplicación del Terrorismo de Estado.

En diálogo con Enredados advirtió que “no hay que prejuzgar, ni yo ni nadie, si alguna virtud hemos tenido después de 30 años en construir un estado democrático legal y constitucional significa que tenemos que respetar absolutamente todas las garantías de la persona. Entonces, hacer un juicio de valor, hacer un juicio confuso respecto de los alcances de algunas cuestiones no es justo para nadie”.
El hecho de que Germani haya participado del aparato de inteligencia “que fijaba el blanco” de los secuestros, torturas, violaciones, asesinatos, desapariciones y otras perversidades cívico-militares der la época no es, para Usabiaga, un dato suficiente para impedir su desempeño en un cargo público y democrático.
“No lo es, de hecho no lo puede ser ni para mí ni para usted. Le digo por qué: la ley es clara, la ley establece los supuestos en los que debe ser destituido un juez de Faltas y nada que no sea uno de esos supuestos permite legalmente una destitución. Eso es lo primero que deberá analizar a quien le corresponda según la ley analizar”.
Más allá de la cuestión estrictamente legal, evaluar la conducta del espía desde un punto de vista ético político, al decir de quien fuera edil del progresista Frente Grande, es usar “los argumentos de aquellos a quienes nosotros estamos criticando. La convicción ideológica y la convicción política justificaban cualquier desmán”. Más información y el audio en la nota completa.
-Pero no se está hablando sobre si alguien es peronista, radical o comunista sino si colaboró o no con un genocidio…

-Perdonemé, ¿usted está afirmando que alguien de cuya actividad no conoce colaboró con un genocidio sin saberlo?

-Germani dijo “yo trabajé para el Ejército entre tal año y tal año” y era dictadura y dijo que sabía lo que pasaba en el país…

-Mire, por analogía, esto lo estoy razonando teóricamente no sobre Germani eh, estoy razonando teóricamente porque a mí me asusta mucho el pensamiento de mucha gente, no me importa el arco ideológico que cree porque tiene valores muy altos sobre los que basarse, puede pisotearlos en la instrumentación. Todo hecho debe ser objetivamente establecido, probado y oído aquél al que se acusa en un proceso democrático, llegar a una conclusión y luego en todo caso si corresponde de acuerdo a una ley previa, establecer una sanción. De lo contrario son los 500 años de historia que justifican las mayores masacres de la humanidad que las guerras mismas.
(…) A mí me tocó vivir aquel período y me acuerdo de cada uno de los que fueron actores en aquel período. Entonces con el mismo criterio, si yo confundo la repulsa política, ética, la oposición ideológico política con un derecho a sancionar, herir, mortificar o de alguna manera castigar a otro, voy a estar haciendo lo mismo y además debería hacérselo a muchísima gente.

Más adelante Usabiaga aseguró que convivió “30 años con una sociedad en la que no sólo quienes trabajaron de escribientes, de cortapapeles o de alcahuetes en los servicios de inteligencia hicieron todo lo posible para barrer abajo de la alfombra el horrible problema de la dictadura, del genocidio, acá hay una sociedad que está mucho más imbuida de todo este tema que solamente un señor Germani o muchos señores”.
Agregó que su postura no era tibia si no “autoritaria la suya (por la del periodista) en todo caso, yo tengo un compromiso muy claro desde mucho tiempo y jamás lo he torcido ni cambiado por nada pero mi compromiso es además con una forma de pensar el mundo que lamentablemente a mí me da tanto miedo un autoritarismo por derecha que un autoritarismo por izquierda”.

http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_275919_1.html Ir a descargar
Frases poco célebres

“¿A usted le parece bien que yo lo eche de su trabajo por usar barba?”, respondió el edil al ser consultado sobre si la no imputación de un delito penal era suficiente para la continuidad de Germani a pesar de su paso por la inteligencia militar.

“Hay toda una sociedad que durante 30 años miró para otro lado”, afirmó ignorando a miles de Madres, Abuelas, Hijos, Nietos, familiares, amigos de víctimas, sobrevivientes y militantes políticos, sociales y gremiales que enfrentaron el genocidio y lo denunciaron durante y la dictadura y en cada año de la democracia.

“¿Cuánta gente que no figura en los listados fue colaboradora de los servicios de inteligencia?”, preguntó y quedó latente la respuesta.

Germani confirmó su participación en los servicios de Inteligencia en Siete Mundo

Publicado en enesoestamos2009.blogsppot.com

***

“ESTABAN INTEGRADOS AL APARATO DE LA REPRESIÓN GENOCIDA”

La abogada querellante en las causas por delitos de lesa humanidad de nuestra ciudad, Mirta Mántaras, se refirió en su última visita a las nóminas del personal civil que colaboró con el Ejército durante la aplicación del terrorismo de Estado y las responsabilidades que alcanzan a quienes allí aparecen.
“Tenemos que tener presente que la inteligencia militar fue el eje de todo el aparato represivo porque lo primero que se hacía era fijar el blanco. Y para eso se necesitaba un equipo de informaciones, en realidad, también se utilizaba el mecanismo de la tortura, pero estos agentes civiles hacían una observación y un recorte de información que era parte de lo que necesitaba el aparato terrorista Estaban integrados al aparato de la represión genocida”, dijo Mántaras.
Agregó, en referencia a la defensa esgrimida por el actual juez de Faltas Ricardo Germani, que “todas las explicaciones que han dado los agentes civiles es que no hacían absolutamente nada, que recortaban diarios y que han participado porque tenían necesidades económicas. Parece que es una especie de fórmula que repiten todos. Ahora, para recortar diarios no se necesita un agente civil de inteligencia, ellos tenían una tarea más comprometida en cuanto a la información del lugar”.
“Durante el terrorismo de Estado sin necesidad de ninguna información se ha asesinado mucha gente, figúrese con información mediante”, resaltó.
En tanto, sobre la causa que investiga la represión del V Cuerpo de Ejército que ya cuenta con la conformación del Tribunal Oral -integrado por Leopoldo Velázquez y completado, ante la salida de Fernández Orozco y Duprat, por la retirada Beatriz Tortorella de Adrover, ex jueza federal de Necochea; y Eugenio Krom, viene del tribunal neuquino que en 2009 condenó a ocho genocidas-, la abogada afirmó: “La idea es lograr que el juicio comience lo antes posible, es una megacausa y enviado al tribunal oral un importante tramo queremos comenzar con ese juzgamiento para después continuar porque no se puede juntar a todos en una misma causa”.

http://www.ivoox.com/playerivoox_ep_273803_1.html Ir a descargar

Publicado en enesoestamos2009.blogsppot.com

***

LOS COLABORACIONISTAS BAHIENSES

El juez de Faltas de Bahía Blanca, Ricardo Antonio Germani, colaboró con la aplicación del Terrorismo de Estado en nuestro país según la “Nómina del Personal Civil de Inteligencia que revistó en el período 1976/1983” publicada por el Archivo Nacional de la Memoria. Actuó desde el 1 de septiembre de 1980 hasta el 1 de diciembre de 1981 como Agente de Reunión” en dependencias del V Cuerpo de Ejército.Germani fue puesto en funciones al frente del Jusgado de Faltas Nº1, por el entonces intendente Rodolfo Lopes, el 29 de agosto de 2005. Según el parte de prensa municipal de aquella jornada “acompañaron al jefe comunal el interventor auditor del Tribunal de Faltas, cdor. Hugo Borelli (hoy Secretario de Gobierno); el asesor letrado del gobierno municipal, dr. Carlos Fahey; el designado Juez, dr. Ricardo Germani; y la dra. Sonia Machado, responsable del Juzgado de Faltas Nº 2”.
El Código de Procedimiento de la Justicia de Faltas 8751/77 manifiesta que el cargo de juez de Faltas se designa a partir de una terna propuesta al intendente, de la cual el jefe comunal elige una y la eleva al Concejo Deliberante que deberá aprobarla o rechazarla. Si no es aceptada asume el que sigue en orden. Los únicos requisitos son: tener título de abogado y ser mayor de 25 años, y tres años de matrícula como mínimo.Germani fue designado en el cargo a través de un proyecto de decreto del Concejo Deliberante que presidía el actual intendente Cristian Breitenstein en la sesión del 9 de junio de 2005 por unanimidad.
Los magistrados municipales solamente pueden ser removidos de su cargo ante el retardo reiterado de justicia; desorden de conducta; inasistencias reiteradas no justificadas; negligencia o dolo en el cumplimiento de sus funciones; comisión de delitos que afecten su buen nombre y honor; ineptitud; y/o violación a las normas sobre incompatibilidad.
Además de Germani, aparecen en los listados el juez de la Cámara Federal de Apelaciones Néstor Luis Montezanti, el fotógrafo Gustavo Lobos y el periodista fallecido de La Nueva Provincia, Jorge Carlos Soldini…
El Archivo Nacional de la Memoria (ANM)fue creado el 16 de diciembre de 2003 a través del Decreto Nº 1259/03 modificado por Decreto Nº 1852/07 como organismo desconcentrado en el ámbito de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, para obtener, analizar y preservar informaciones, testimonios y documentos sobre el quebrantamiento de los derechos humanos y las libertades fundamentales en que esté comprometida la responsabilidad del Estado argentino y sobre la respuesta social e institucional ante esas violaciones.
El acervo que integra el ANM está constituido por el fondo documental de la Secretaría de Medios de la Presidencia de la Nación desde 1940 hasta 1983; los archivos CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) y SDH (Secretaría de Derechos Humanos); la documentación relacionada con las leyes de reparación a las víctimas del terrorismo de Estado, y otros fondos documentales.A su vez, se encuentra en marcha un relevamiento orientado a la búsqueda y recuperación de documentos dispersos en diversas esferas de la Administración Pública –tanto de las Fuerzas Armadas y de Seguridad como en los distintos ministerios y agencias gubernamentales-, e igualmente se recupera la información producida en las causas judiciales, con el objetivo de esclarecer el funcionamiento de la represión ilegal del Estado para exterminar la resistencia y disciplinar a la sociedad.

Publicado en enesoestamos2009.blogsppot.com

***

 

Publicado en enesoestamos2009.blogsppot.com

13 thoughts on “ARCHIVO

  1. hola comision de los derechos humanos me quisiera inscribir para poder asistir a los juicios de lesa humanidad de la semana que viene.gracias.soledad

    Me gusta

  2. hola ! quisiera saber si me acredite hoy todavia tengo posibilidades de poder presenciar la apertura de los juicios mañana,muchas gracias..

    Me gusta

    • Valeria enviando el correo como dijimos en el mensaje de arriba no debería haber inconvenientes. Igualmente recordá que en la calle estaremos realizando radio abierta y otras actividades hasta las 13 que comienza el acto central donde hablarán dirigentes locales y nacionales.

      Me gusta

  3. Hola a Todas y Todos:he estado leyendo las notas de la magnífica cobertura de los juicios de Bahia Blanca. Yo vivo en Buenos Aires y reflexiono al ver y leer el trabajo de ustedes; qué poco se difunde el trabajo por la Memoria la Verdad y la Justicia de otras Provincias ! Aprovecho para hacer un aporte: Compartí con Esperanza Martinez el exilio en madrid, es mi gran amiga y creo que es importante incorporar a la información sobre Darío Rossi, que Esperanza fué detenida en un operativo del Ejército, torturada y luego “legalizada” en la cárcel de Devoto (Bs.As). donde estuvo presa unos años. Fué una de las 6 o 7 personas que consiguió liberar el Rey de España, ya que ella había nacido en Galicia. Así llegó Esperanza Martinez de Rossi a Madrid y un poco más de un año después (no recuerdo bien) le enviaron a Carola Rossi, la hijita de ambos. Gracias Compañer@s por no Olvidar. Nenina Boulliet – (Buenos Aires)

    Me gusta

  4. hola soy graciela azzi . tengo un tio desaparecido JULIO ARGENTINO MUSSI. ahora el 23 de febrero se realizo un jucio en bahi blanca y alli se presentaron a declarar parte de mi familia y quisiera saber si ese juicio fue filmado y si excistes la posibilidad de tener dicho cd , les dejo mi email para una respuesta mi email es gracielaazzi1@hotmail.com y tambien quisiera q me tengan informada sobre dicho juicio gracias atte graciela azzi

    Me gusta

  5. soy de Perú lima tengo un tío que fue muerto por estos malditos militares Raúl Guglieminetti quisiera saber en condiciones puedo obtener un a relaciones de las victimas que están en este juicio apoyamos que estos malditos estén en la cárcel que se pudran o los maten como ellos mataron a nuestras familias espero que me comuniquen los pormenores del juicio de la victima javier seminario ramos

    Me gusta

  6. Como bahiense que vivió mucho miedo en los años de plomo, dedico este cuento de mi autoría como homenaje a los caídos en el combate por un ideal.

    CUENTO
    La edad de Cristo—
    Una miserable llovizna bastó para acentuar la agonía de las maderas de la puerta.
    El picaporte quiso jubilarse, pero no le dieron tiempo para obtenerlo.
    Una madrugada, la vecindad que dormía con un ojo abierto, escuchó sospechosos movimientos.
    El terror cercó el aire como un águila ronda sobre la futura presa.
    Una brusca frenada bastó, para que el otro ojo se abriera. Llegaban los que dejarían sin música ni risas a los jóvenes.
    Fueron tan rápidos en su accionar, que la puerta les cedió el paso.
    Lágrimas de impotencia emergía de la madera.
    Hasta en los espacios aireados de los edificios linderos capitaneaba el cruel silencio.
    A la mañana siguiente, las vecinas murmuraban.
    ¡En algo andaban!- expresó una de ellas.
    ¡Creo que buscaban a la rubia del departamento de atrás! – supuso otra.
    Las radios pedían ayuda. Necesitaban que los forenses identificaran el cuerpo desamparado en la ingenua campiña.
    Tal noticia llegó a los oídos de la puerta. Aterrada, le suplico al dueño cambiar de domicilio. Temía que volvieran por ella.
    Pronto, encontró un lugar seguro.
    Las vecinas ya no se reunieron en la vereda. Para aliviar la culpa colocaron una placa de bronce, en el lugar que dejó libre la puerta.
    A los genocidas, ni siquiera los detuvo saber que la rubia del departamento de atrás tenía la edad de Cristo.

    Nora S. Astudillo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s