Organismos rechazan a Milani

milani(Nota con audio) La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Neuquén repudió la designación como jefe del Ejército de César Milani y recordó que comandando el Batallón de Ingenieros de Construcciones 181 desplegó un “blanqueo” de la fuerza mientras iniciaban los juicios por la verdad: “El Ejército post-dictadura, intentó neutralizar este reclamo, y confió la tarea a un experto en guerra psicológica. Esa fue la razón para designar al frente de un Batallón de Construcciones a un ex oficial del arma de Ingenieros, pero que a la sazón, estaba haciendo excelente carrera en el arma de Inteligencia”.

La Liga Argentina por los Derechos del Hombre declaró que las denuncias sobre la intervención de Milani en crímenes de lesa humanidad “no pueden ser desoídos” porque “las voces de los sobrevivientes y de otros testigos del genocidio constituyen uno de los sostenes fundamentales en la lucha contra la impunidad”.

En cuanto a la participación del militar en el “Operativo Independencia” agregó que “debe tenerse en cuenta que cada una de las tareas realizadas en el marco de ese operativo formaba parte del plan integral de aniquilamiento. Las tareas de ‘apoyo a la población’ tenían la función esencial de generar consenso para la actuación militar, indispensable para el desarrollo de la porción coercitiva del plan. Y el rol de esas acciones fue determinante para que, posteriormente, el general genocida que representaba a la dictadura en la provincia de Tucumán se transformara en gobernador electo de esa provincia”.

El Encuentro Memoria Verdad y Justicia se movilizó al Congreso y denunció “que la Comisión de Acuerdos del Senado de la Nación nos impidió el ingreso a la reunión que sesionó a los efectos de discutir el pliego de ascenso de César Milani”. El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel pidió el pase a disponibilidad del milico.

En el interior de esta nota compartimos una entrevista con Carlos Lordkipanidse de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos y los comunicados de los organismos.

Carlos Lordkipanidse en diálogo con FM De la Calle tras la postergación del tratamiento del ascenso de Milani en la Comisión de Acuerdos del Senado por decisión de la presidenta Cristina Fernández: http://www.ivoox.com/carlos-lordkipanidse_md_2236333_1.mp3″

¿Un Gran Hermano al frente del Ejército?

foto cartago(Por Noemí Labrune – APDH Neuquén) El Gral. Cesar MILANI no es un desconocido en nuestra Provincia. En mayo del año 2000, como Jefe del Batallón de Ingenieros de Construcciones 181, organizó una “Exposición de Puertas Abiertas”, para conmemorar la Semana del Ejercito, y estrechar vínculos entre esa Institución y la sociedad civil. El programa consistía en: “… paseos en tanques y otros vehículos militares, simulacros de combates … y hasta el tradicional chocolate del 25 de mayo”. Todo gratis.
¿Los destinatarios? Alumnos de primaria y secundaria, sus maestros, vecinos en general.
En un documento que tuvo amplia difusión, los Organismos de Derechos Humanos dijimos en esa oportunidad: “El Ejército finge abrir sus puertas, mientras oculta las pruebas del genocidio. Porque, si se tratara de mostrar y no de ocultar, el dueño de casa debiera invita a los sobrevivientes de la “Escuelita”, para que, como prólogo a los festejos programados, informen al público sobre los suplicios que padecieron en el Centro Clandestino de Detención que funcionó en el predio del Batallón, durante la dictadura”.
Pero, ¿cuál era el motivo de ese generoso despliegue? Un blanqueo.
Porque, desde el año anterior, se estaba desarrollando ante la Cámara Federal de Bahía Blanca el Juicio por el derecho a la Verdad. Y la revelación de las atrocidades cometidas en la “Escuelita” de Neuquén, había dado nuevo impulso en nuestra jurisdicción, a la exigencia de “Juicio y castigo a los genocidas”.
El Ejército post-dictadura, intentó neutralizar este reclamo, y confió la tarea a un experto en guerra psicológica. Esa fue la razón para designar al frente de un Batallón de Construcciones a un ex oficial del arma de Ingenieros, pero que a la sazón, estaba haciendo excelente carrera en el arma de Inteligencia.
La APDH Neuquén pudo entonces evaluar la actitud y las aptitudes del entonces Teniente Coronel Cesar MILANI.
Actitud corporativa: pacto de silencio para preservar a sus camaradas ante la opinión pública.
Aptitudes especiales para tareas de inteligencia (como diría su legajo): las que puso de manifiesto al camuflar una base operativa del terrorismo de Estado -el área 5.2.1 cuyo jefe general Olea , sería condenado en 2008 y 2012 por delitos de lesa humanidad- para que funcione como centro temático / recreativo durante las fiestas de la Semana de Mayo del nuevo milenio.
Ascendido luego a General y ubicado en la Jefatura II Inteligencia del Estado Mayor General, el ahora postulante a Jefe de Ejército, tuvo bajo su órbita al Batallón 601 y a su archivo cifrado. Sin embargo, el área de Inteligencia del Ejército Argentino se mantuvo tan blindada y tan refractaria frente a los pedidos de informe de diferentes tribunales, como lo estuvo antes de que el anhelo popular de Memoria, Verdad y Justicia, fuera proclamado política de estado.
Por último, mas allá de sus vínculos – por acción u omisión – con un pasado nefasto ¿cuál es el propósito detrás del nombramiento de un especialista en inteligencia militar, al frente del Ejército?
El Ejército, esa institución de la democracia, la cuál, al decir de la Presidenta, “deberá a partir de ahora, cambiar su rol y contribuir al desarrollo y al bienestar de la sociedad”.
Nuestro Gran Hermano. ¿Será esa su contribución?

Es necesario investigar al General de División Milani

ligaTras la decisión del gobierno nacional de designar al general de división César Milani como Jefe del Estado Mayor del Ejército y su correspondiente solicitud de ascenso, se han hecho públicas las denuncias en su contra de organismos de DD.HH. y sobrevivientes de La Rioja. Estas denuncias se centran en la desaparición de Alberto Agapito Ledo, conscripto subordinado de Milani, quien habría instruido el sumario por supuesta deserción (es decir, la falsa investigación destinada a encubrir la desaparición forzada del conscripto) y el testimonio de un sobreviviente torturado (Ramón Alfredo Olivera) acerca de la participación de Milani en su interrogatorio.

Estas denuncias y testimonios no pueden ser desoídos. La voces de los sobrevivientes y de otros testigos del genocidio constituyen uno de los sostenes fundamentales en la lucha contra la impunidad, ninguna de cuyas etapas (desde la CONADEP y el juicio a las Juntas hasta los juicios actuales) habría sido posible sin la activa participación de quienes se atrevieron a exponer lo sucedido, venciendo la lógica desconfianza en el aparato judicial y, en muchos casos, a pesar de la falta de resultado, como nos muestra el tiempo transcurrido sin que se hayan investigado seriamente la desaparición de Ledo y los delitos cometidos contra Olivera.

Es público y notorio que, ante el accionar clandestino del Estado terrorista, en muchos casos sólo los testimonios han permitido la identificación y condena de los genocidas. Pero, además, en este caso las denuncias encuentran sustento en los antecedentes del general Milani, quien ha reconocido su participación durante algunos meses del año 1976 en el “Operativo Independencia” (es también conocida su actual condición de oficial de inteligencia, desde fecha no precisada).

La participación en el “Operativo Independencia”, uno de los focos en los que se concentró el genocidio (ya desde las postrimerías del gobierno de Isabel Perón y sus colaboradores), es un factor que por sí sólo debería llevar a la investigación acabada de la participación del entonces subteniente Milani. Debe tenerse en cuenta que cada una de las tareas realizadas en el marco de ese operativo formaba parte del plan integral de aniquilamiento. Las tareas de “apoyo a la población” tenían la función esencial de generar consenso para la actuación militar, indispensable para el desarrollo de la porción coercitiva del plan. Y el rol de esas acciones fue determinante para que, posteriormente, el general genocida que representaba a la dictadura en la provincia de Tucumán se transformara en gobernador electo de esa provincia. Difícilmente podía un oficial del Ejército desconocer en qué consistía el “Operativo Independencia” y la existencia de decretos secretos ordenando el aniquilamiento de sus enemigos no puede ser invocada, ya que la obediencia debida a órdenes contrarias al derecho de gentes es inaceptable y cualquier intento de justificar el “Operativo Independencia” sería una peligrosa recaída en la teoría de los dos demonios.

Como es sabido, el rol de la inteligencia militar consiste en obtener información acerca del enemigo para planear operaciones futuras o modificar las que se encuentran en curso. En el marco del terrorismo de Estado, esa tarea de “obtención de información” estaba estrechamente vinculada a los secuestros, torturas y desaparición forzada de las personas que los ejecutores del genocidio consideraban como enemigos o simpatizantes de sus enemigos. Por ende, quien haya revistado en esas áreas es altamente sospechoso de haber cumplido un rol relevante del terrorismo de Estado.

Por estos motivos, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre considera que tanto las denuncias de los sobrevivientes como las que a lo largo de tantos años han recopilado los organismos de DD.HH. deben ser tenidas en cuenta y no ser acalladas por conveniencias políticas de ninguna índole, ya que cualquier concesión que llevara a la impunidad de un genocida sería un retroceso en el largo e intrincado camino hacia la verdad y la justicia.

Por ende, nos unimos al reclamo de que sea rechazado el tratamiento del ascenso del entonces subteniente Milani , éste sea pasado a retiro ante la gravedad y seriedad de las acusaciones y, asimismo, se den a publicidad la totalidad de sus legajos y se realice una investigación profunda y seria acerca de la responsabilidad de este militar durante el ejercicio del terrorismo de Estado, tanto en el marco del “Operativo Independencia” como en sus restantes destinos.

LIGA ARGENTINA POR LOS DERECHOS DEL HOMBRE

APROBAR EL PLIEGO DE MILANI ES APROBAR EL PLIEGO DE UN GENOCIDA

Los organismos de Derechos Humanos abajo firmantes, miembros del Encuentro Memoria Verdad y Justicia, denunciamos que la Comisión de Acuerdos del Senado de la Nación nos impidió el ingreso a la reunión que sesionó a los efectos de discutir el pliego de ascenso de César Milani.

Al mismo tiempo, hemos presentado una impugnación al pliego de ascenso por su participación en la represión de la dictadura genocida. Los puntos principales de impugnación son:

a) Su responsabilidad en la desaparición del conscripto Alberto Ledo en la provincia de Tucumán en el año 1976.

b) Su responsabilidad en el secuestro y torturas de Ramón Alfredo Olivera y de su padre en la provincia de La Rioja en el año 1977.

c) Su participación en “acciones antiterroristas” en el Operativo Independencia en la provincia de Tucumán en los años 1976/1977.

d) Su blanqueo como personal de Inteligencia en el Batallón de Inteligencia 601 a partir del 1 de diciembre de 1982.

Demandamos que se estudie la impugnación presentada y se nos autorice el ingreso a la próxima reunión de la comisión de Acuerdos.

Reviste especial gravedad que la voz de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos y la de otras organizaciones de Derechos Humanos, que vienen impulsando las causas contra los genocidas, no sean escuchadas por el Senado de la Nación.

El montaje propagandístico y encubridor del gobierno y sus voceros ha caído estrepitosamente ante la evidencia de los hechos que venimos denunciando.

Enrique Fukman y Carlos Lordkipanidse por la Asociación Ex detenidos y desaparecidos
Liliana Alaniz y Claudia Ferrero por la Asociación de Profesionales en Lucha -APeL-
Laura Ginsberg por la Agrupación por el esclarecimiento de la masacre impune de la AMIA –APEMIA-
Myriam Bergman por el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos –CEPRODH-
Margarita Pinto por el Colectivo Memoria Militante
Diana Kordon por Liberpueblo
Gustavo Giménez por el Centro de Abogados por los Derechos Humanos –CADHU-
Patricia Walsh

Milani debería pasar a disponibilidad hasta que la justicia investigue las acusaciones

peEl Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, expresó su preocupación por la decisión de la Presidenta de suspender el tratamiento del pliego del General Milani hasta fin de año, por identificar una “clara intención electoralista” detrás del debate: “Los Organismos de Derechos Humanos no actuamos de acuerdo a los calendarios de campañas, nuestro papel es garantizar la defensa de nuestro derecho a la democracia y a ser representados por personas idóneas. Si Milani continúa hasta fin de año, las urnas de las elecciones serán custodiadas por un ejército comandado por un general acusado de delitos de lesa humanidad“.

En este sentido, el Presidente del Servicio Paz y Justicia agregó: “En línea con todo lo bueno que ha hecho el gobierno desde el año 2003 respecto a los derechos humanos y la recuperación de la memoria del período que va del 76 al 83, creemos que la Presidenta debería pasar a disponibilidad a Milani, actual Jefe del Ejército, hasta que se realice una profunda investigación sobre su papel en la dictadura y sobre los casos Olivera y Ledo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s