En nombre de dios

Con pedido de captura se refugiaba en la Diócesis de Ciudad del Este y era financiado por el Arzobispado bahiense.

Buscado por Interpol, Vara se refugiaba en la Diócesis de Ciudad del Este y era financiado por el Arzobispado bahiense.

El ex capellán del V Cuerpo de Ejército, Aldo Vara, “confesaba y oficiaba misa” en la parroquia Virgen del Rosario del Barrio Pablo Rojas de Ciudad del Este. “Desde hace tres años estaba tomando confesiones y oficiando misa ayudando al cura párroco Ecar Cleider Rolón”, informó el diario La Nación de Paraguay.

La Diócesis de Ciudad del Este emitió un comunicado en el cual destaca que el represor “de más de 80 años, había llegado a la parroquia Virgen del Rosario, donde fue acogido por el párroco. Durante este tiempo estuvo ayudando en la liturgia y otras actividades, según se lo permitían su avanzada edad y su delicado estado de salud”. Agrega que el imputado por crímenes de lesa humanidad “goza de la estima de la comunidad parroquial por sus servicios y calidez humana” y que su tarea “era posible al no existir sanción canónica contra el mencionado sacerdote”.

Vara fue detenido el lunes por Interpol acusado por los fiscales Miguel Palazzani y José Nebbia por su participación en crímenes de lesa humanidad contra un centenar de personas en los centros clandestinos de detención y tortura que funcionaron en el Área 511 durante la dictadura  mientras “desempeñara sus funciones como capellán con el grado de capitán”.

En la parroquia mencionada cumple arresto domiciliario -“atendiendo a su edad y a que tiene problemas de salud”- desde el martes por disposición del juez Hugo Sosa Pasmor, en tanto el juez bahiense Álvaro Coleffi tramita su extradición para indagarlo en la ciudad.

“El subcomisario Arnaldo Rafael Acosta Cabral explicó que recién hace ocho a 15 días habían recibido un pedido de búsqueda y localización de Vara en territorio paraguayo. El viernes 25 de abril se recibió la orden internacional de captura. Este lunes a la madrugada el mismo sacerdote se presentó con su abogado en Asunción ante el juez Hugo Sosa Pasmor, quien dispuso su reclusión domiciliaria en la parroquia Virgen del Rosario del Barrio Pablo Rojas”, agrega La Nación de Paraguay.

Vara era buscado desde el 6 de agosto de 2013 y en diciembre de ese año el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos ofreció una recompensa de cien mil pesos para quien aportara datos para ubicarlo. La Fiscalía denunció al arzobispo de Bahía Blanca, Guillermo Garlatti, por encubrir al represor entregándole un cheque mensual a través de un apoderado. Dado que los fondos provenían de la Iglesia Católica Argentina se investigan responsabilidades superiores a las del mandamás de la curia local.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s