Heinrich y Loyola más cerca de la justicia

Afiche-2014 (1)

Se cumplen 38 años de la aparición de los cuerpos de Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola, obreros gráficos del diario La Nueva Provincia y dirigentes del Sindicato de Artes Gráficas. Enrique era maquinista en la rotativa y secretario general del sindicato. Miguel Ángel trabajó como estenotipista y fue tesorero de la organización gremial.

Sin dudas este aniversario no será uno más, el próximo martes (a las 9 en Colón 80) comenzará el primer juicio por los crímenes de lesa humanidad cometidos desde la Armada Argentina que tiene imputados a algunos responsables militares de sus fusilamientos. Por otra parte, el juez federal Álvaro Coleffi debe decidir sobre el procesamiento del titular de La Nueva Provincia, Vicente Massot, tras haberlo indagado meses atrás acusado de ser -junto a su madre Diana Julio, su hermano Federico y el periodista Mario Gabrielli, todos fallecidos- instigador de los homicidios.

La Comisión de Apoyo a los Juicios manifestó que “los vínculos de ‘la familia’ con los militares -camaradas en el armado del plan genocida- consagraron el crimen a modo de medida ejemplificadora para el resto del plantel. Sin embargo, el éxito de los asesinos no fue totalmente logrado pues hoy homenajeamos a Heinrich y Loyola y continuamos exigiendo el juicio y castigo para los Massot”.

Heinrich y Loyola fueron secuestrados el 30 de junio de 1976. Sus cuerpos maniatados, con signos de torturas y numerosos disparos, aparecieron el 4 de julio de ese año en la Cueva de los Leones, sobre la ruta nacional 33 y a 17 kilómetros de Bahía Blanca.

“Los compañeros -como el resto de los 30000- siguen vivos en la memoria de un Pueblo que supo reponerse y nunca dejó de buscar la Verdad para concretar la Justicia. En cada acto, en cada puño alzado, en cada reclamo, están presentes”, afirmó la Comisión y agregó que “se siguen levantando las mismas banderas que ellos esgrimían. Esto demuestra que su lucha no ha sido en vano. Hoy, la posibilidad de condenar a los autores materiales e ideológicos de aquel crimen, no parece tan lejana. Hoy Vicente Gonzalo Massot, no se siente tan impune”.

El comunicado completo.

El 4 de julio de 1976 fueron hallados en La Cueva de los Leones, maniatados, con signos evidentes de torturas y acribillados a balazos, los cuerpos de los compañeros Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola. El 30 de junio, habían sido secuestrados en sus hogares, frente a sus familias, consumándose así uno de los actos más atroces que tuvo como matriz ideológica el nefasto accionar de la familia Massot y su principal arma de exterminio: el diario La Nueva Provincia.

Heinrich y Loyola, obreros gráficos del diario y dirigentes del Sindicato de Artes Gráficas formaron parte de una generación que luchó por reconquistar derechos arrebatados a los trabajadores. Su militancia gremial se vio reflejada en el trabajo cotidiano desarrollado en los talleres de la empresa monopólica donde el reconocimiento de sus compañeros y el enfrentamiento a las medidas patronales preocupaban al clan Massot.

Los vínculos de “la familia” con los militares -camaradas en el armado del plan genocida- consagraron el crimen a modo de medida ejemplificadora para el resto del plantel. Sin embargo, el éxito de los asesinos no fue totalmente logrado pues hoy homenajeamos a Heinrich y Loyola y continuamos exigiendo el juicio y castigo para los Massot.

Los compañeros -como el resto de los 30000- siguen vivos en la memoria de un Pueblo que supo reponerse y nunca dejó de buscar la Verdad para concretar la Justicia. En cada acto, en cada puño alzado, en cada reclamo, están presentes.

A 38 años de su asesinato se siguen levantando las mismas banderas que ellos esgrimían. Esto demuestra que su lucha no ha sido en vano. Hoy, la posibilidad de condenar a los autores materiales e ideológicos de aquel crimen, no parece tan lejana. Hoy Vicente Gonzalo Massot, no se siente tan impune.

El compromiso plasmado en la investigación de los fiscales Abel Córdoba, José Nebbia, Miguel Ángel Palazzani y su equipo de trabajo, hicieron posible concretar lo dispuesto por el Tribunal que condenó al primer grupo de genocidas que actuaron en jurisdicción del V Cuerpo de Ejército. A pesar de encubrimientos, fugas y medidas dilatorias, curas y civiles fueron investigados y llamados a declarar.

Aún queda por resolverse la apelación a la Cámara Federal sobre el pedido de detención de Massot, y el pedido de procesamiento solicitado al juez Álvaro Coleffi. La abundante cantidad de elementos probatorios resulta harto suficiente si existe la intención de hacer Justicia.

Lamentablemente, víctimas, familiares, testigos y militantes no hemos visto en la justicia federal bahiense una clara demostración al respecto, sino por el contrario, hemos presenciado cómo la balanza se ha inclinado a favor del lado equivocado.

Massot, quien según los fiscales, instigó, determinó y prestó aportes indispensables para la concreción material de los homicidios de Heinrich y Loyola y encubrió a los autores inmediatos ocultando deliberadamente la verdad en el homicidio de otras 35 personas en el marco de una asociación ilícita entre el grupo La Nueva Provincia, el Ejército y la Armada, hoy está imputado. Libre pero imputado. Libre pero condenado por la sociedad.

Largo ha sido el camino que permitió crear las condiciones para desarrollar el marco jurídico en el que hoy se juzgan los crímenes de lesa humanidad. La lucha por los Derechos Humanos en toda Argentina fue su sustento.

Bahía Blanca nunca dejó de escuchar el reclamo de cárcel a los Massot retumbando en sus calles. Y es una enorme satisfacción que uno de los más conspicuos actores civiles de la dictadura se encuentre en condiciones de ser juzgado.

Continuar la lucha es el mejor homenaje que podemos brindar a los compañeros.

Exigir a la Municipalidad de Bahía Blanca y a su máximo representante –el intendente Gustavo Bevilacqua, que deje de engrosar las arcas del diario genocida abonando cuantiosas sumas de dinero por la pauta publicitaria, sigue siendo nuestro deber.

Compañeros Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola     ¡Presentes!

30000 Compañeros Detenidos Desaparecidos    ¡Presentes!

Comisión de Apoyo a los Juicios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s